El nuevo Skoda Kamiq se presenta a menos de una semana de su puesta de largo

La cita estaba fijada en las agendas entre el 5 y 17 de marzo. Encuadrado como una de las novedades del Salón de Ginebra de 2019 de la marca checa, entonces veríamos en directo el aspecto definitivo del nuevo Skoda Kamiq. Pero ha sido en el día de hoy cuando se ha publicado la información e imágenes oficiales de este nuevo SUV de Skoda.

Un coche que, como indicamos, verá la luz de los focos del salón suizo y que, posteriormente, comenzará su producción, teniendo programado su desembarco en los concesionarios de Skoda a mediados de este mismo año.

El carácter urbanita del Skoda Kamiq

Este SUV se situará en el catálogo checo entre el Skoda Karoq y el Skoda Kodiaq. Un crossover de acceso a la gama SUV de Skoda. Un coche emparentado, entre otros, con el Seat Arona gracias a compartir la arquitectura que le confiere su construcción sobre la plataforma MQB-A0 del grupo Volkswagen.

Por eso, el Skoda Kamiq incorporará las cualidades que se le presuponen a un coche urbano con actitudes camperas o, al menos, aventureras. Un SUV que muestra una carrocería alta, que facilita y mejora la visibilidad desde la posición de conductor.

En consecuencia, la situación más elevada que en un turismo, facilitará el acceso y la salida de su habitáculo.

Ganancia en habitabilidad, confort y calidad

Se aprecia un salto de calidad respecto a otros modelos más longevos. Con un diseño sobrio pero elegante, se destacan elementos como la pantalla central en posición elevada y adelantada respecto de lo que estábamos acostumbrados.

Un display central que podrá ser acompañado por un Virtual Cockpit que aparece como un extra. Una pantalla tras el volante de 10,25 pulgadas que recoge de forma digital toda la información durante el uso del vehículo.

Los ocupantes dispondrán de los servicios asociados a la conectividad que aporta la conexión eSIM a los que se accederá mediante la pantalla táctil de 9,2 pulgadas situada en la consola central.

En las butacas delanteras que se muestran en la única imagen del interior del nuevo Skoda Kamiq, se aprecia una composición que busca la mejor ergonomía y confort de los ocupantes. Unos asientos que lucen una atractiva confección en la almohadilla central con forma de red.

Skoda ofrece también los datos sobre el volumen de carga del maletero. El nuevo Skoda Kamiq cubica 400 litros en su configuración estándar, ampliables hasta los 1.395 litros cuando los respaldos de los asientos traseros se abaten. Un maletero al que se dará acceso, de forma opcional, con un portón trasero eléctrico.

Con todo ello, Skoda asegura que este nuevo SUV checo será ágil y cómodo para el uso urbano. Las dimensiones del nuevo Skoda Kamiq si fijan en 4.241 mm de largo, 1.793 mm de ancho 1.531 mm de alto con una una distancia entre ejes de 2.651 mm, los motores del Skoda Kamiq deben adaptarse a las características dinámicas esperadas para un SUV como éste y, sobre todo, a las exigencias ambientales actuales.

Los motores del Skoda Kamiq

La comercialización del Skoda Kamiq empezará contando con el motor tricilíndrico, 1.0 litros, TSI, de 95 CV y un par motor máximo de 175 Nm asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades.

Tras esta configuración, el mismo motor del nuevo Skoda Kamiq ofrecerá una variante de 115 CV, 200 Nm y caja de cambios manual de seis velocidades de serie u, opcionalmente, con la transmisión DSG de siete velocidades.

Por encima de estas dos versiones del motor de tres cilindros estará el de cuatro, 1.5 litros de cilindrada, TSI cuya potencia se sitúa en 150 CV y un par motor máximo de 250 Nm. Gracias a la Gestión Activa de Cilindros (ACT), el motor es capaz de activar o desactivar los cilindros en función de las exigencias de la conducción. Este bloque irá asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o DSG de siete.

Todos lo motores del Skoda Kamiq cuentan con un filtro de partículas de gasolina.

Versión diésel para el Skoda Kamiq TDI

Como en el resto de marcas del Grupo Volkswagen, se sigue apostando por los bloques animados por gasóleo pero, progresivamente, de forma más reducida.

Así, el Skoda Kamiq diésel contará solo con una versión. El motor elegido es el bloque de 1.6 litros, TDI de 115 CV y un par motor de 250 Nm, también asociado a una caja de cambios manual de seis o la DSG de siete. Además, incorpora un catalizador SCR con inyección AdBlue y filtro antipartículas diésel.

Skoda Kamiq con etiqueta eco

Como viene siendo habitual en la gama eco de Skoda, la versión con pegatina ECO de la DGT será para la versión de GNC del Skoda Kamiq.

Este coche propulsado independientente por gasolina o gas natural comprimido se comercializará como Skoda Kamiq G-TEC. Este coche monta un motor de tres cilindros  cuya potencia se fija en 90 CV y un par motor máximo de 160 Nm vinculado inexorablemente una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Un Skoda Kamiq con chasis deportivo

Para poder combinar las características propias de un SUV con el dinamismo de un compacto, el nuevo Skoda Kamiq cuenta con un Control de Chasis Deportivo que permite una respuesta más dinámica. Para el caso del chasis opcional más deportivo, la altura respecto del suelo se reduce en 10 mm.

Por otro lado, el nuevo Skoda Kamiq se ajusta a la conducción y a las necesidades según la elección de la configuración elegida. Por ejemplo, la activación del modo Sport ajusta la dureza de los amortiguadores. Un ajuste que se realiza mediante el Selector de Modo de Conducción, un gestor asociado al Control de Chasis Deportivo. Este Selector de Modo de Conducción permite adaptar la respuesta del coche según las preferencias de la conducción en hasta cuatro modos: Normal, Sport, Eco e Individual.

También se ha pensado en los usuarios con pretensiones más aventureras,  ya que aparece como extra la protección de bajos para evitar impactos directos sobre elementos comprometidos de la parte inferior del vehículo.

Ayudas a la conducción en el nuevo Skoda Kamiq

Dentro del arsenal tecnológico presente en el Skoda Kamiq destacan el Front Assist y el Lane Assist, de serie. El Front Assist, por ejemplo, incluye el Freno de Emergencia en Ciudad y la Protección Predictiva de Peatones, un sistema que es capaz de escanear la actividad frente al coche mientras se conduce en vía urbana.

Usando la cámara, el Lane Assist reconoce las marcas de carril y ayuda al conductor a mantener el coche en el carril correspondiente. A velocidades de hasta 210 km/h en autopista, el Control de Crucero Adaptativo (ACC) opcional mantiene la velocidad marcada por el conductor y ajusta automáticamente la velocidad del coche a la de los vehículos que tiene delante.

A destacar también, el asistente, opcional, que evalúa el estado de fatiga del conductor, el cual emite una señal de aviso al percibir un descenso de la actividad o concentración de quien maneja el vehículo.

El precio del Skoda Kamiq aún está pendiente de ser comunicado.