El nuevo Skoda Kamiq continua la inercia de enseñarnos de forma escalonada su aspecto definitivo

La semana pasada, pudimos ver, en forma de teasers, los trazos maestros que definirán la carrocería del nuevo Skoda Kamiq, unas imágenes que muestran, a grandes rasgos, la apariencia del vehículo que conoceremos, de manera oficial, entre el 5 y 17 de marzo como una de las novedades del Salón de Ginebra de 2019. Posteriormente, comenzará su producción y la llegada a los concesionarios será a mediados de este mismo año.

El carácter urbanita del Skoda Kamiq

Este SUV se situará en el catálogo checo entre el Skoda Karoq y el Skoda Kodiaq. Un crossover de acceso a la gama SUV de Skoda. Un coche emparentado, entre otros, con el Seat Arona gracias a compartir la arquitectura que le confiere su construcción sobre la plataforma MQB-A0 del grupo Volkswagen.

Por eso, el Skoda Kamiq incorporará las cualidades que se le presuponen a un coche urbano con actitudes camperas o, al menos, aventureras. Un SUV que muestra una carrocería alta, que facilita y mejora la visibilidad desde la posición de conductor.

En consecuencia, la situación más elevada que en un turismo, facilitará el acceso y la salida de su habitáculo. Un interior que se muestra en la cabecera de este artículo en forma de fotografía.

Ganancia en habitabilidad, confort y calidad

Se aprecia un salto de calidad respecto a otros modelos más longevos. Con un diseño sobrio pero elegante, se destacan elementos como la pantalla central en posición elevada y adelantada respecto de lo que estábamos acostumbrados.

Un display central que podrá ser acompañado por un Virtual Cockpit que aparecerá como un extra. Una pantalla tras el volante de 10,25 pulgadas que recoge de forma digital toda la información durante el uso del vehículo. Algo que ya avanzábamos con el interior del Skoda Scala PHEV que ves a continuación.

Skoda Scala

En las butacas delanteras que se muestran en la única imagen del interior del nuevo Skoda Kamiq, se aprecia una composición que busca la mejor ergonomía y confort de los ocupantes. Unos asientos que lucen una atractiva confección en la almohadilla central con forma de red.

Skoda ofrece también los datos sobre el volumen de carga del maletero. El nuevo Skoda Kamiq cubica 400 litros en su configuración estándar, ampliables hasta los 1.395 litros cuando los respaldos de los asientos traseros se abaten.

Nuevo Skoda Kamiq

Con todo ello, Skoda asegura que este nuevo SUV checo será ágil y cómodo para el uso urbano. Gracias a una distancia entre ejes de 2.651 milímetros, los motores del Skoda Kamiq deben adaptarse a las características dinámicas esperadas para un SUV como éste y, sobre todo, a las exigencias ambientales actuales.

Los motores del Skoda Kamiq

Por ello, de inicio, suponemos que contará con el bloque de gasolina, 1.0 litros TSI del grupo Volkswagen con un rango de potencia entre los 100 y los 120 CV, tracción delantera y, posiblemente una versión como Skoda Kamiq RS, como ya avanzó su hermano mayor, el Skoda Kodiaq RS que, lejos de olvidarse del gasóleo, porta un motor degasoil. Por eso, es de esperar que se ofrezca un Skoda Kamiq diésel pero, de inicio, con el motor 1.6 TDI como el bloque elegido.

Tampoco podemos descartar que la versión más deportiva fuera la asociada a una variante del coche híbrido. Replicando la nueva mecánica electrificada del grupo e incorporada en el nuevo Skoda Scala híbrido y enchufable, cuya potencia combinada eroga 245 CV, 5 CV más que en el caso del SUV que luce ya las siglas RS, citado anteriormente