El Skoda Citigo-e IV es el primer modelo 100% eléctrico de la marca checa. Llega con una estética muy similar a la de las versiones convencionales y promete una autonomía de 265 kilómetros.

El segmento de los urbanos es el idóneo para ofrecer versiones eléctricas, por lo que cada vez estamos viendo más opciones de coches eléctricos que nutren el mercado. El último en llegar es el Skoda Citigo-e IV, el hermano checo de los Seat eMii o del Volkswagen e-Up!

Este es el primer acercamiento del Grupo Volkswagen a la gama de eléctricos que se esperan próximamente. Ya se está trabajando en el ID.3 y parece que también se está desarrollando el ID.1 que llegará posteriormente.

Sin embargo, el presente pasa por el Skoda Citigo-e iV, el primer vehículo eléctrico de la marca checa, aunque se prevé que Skoda va a fabricar hasta tres coches eléctricos nuevos. El modelo más pequeño de la familia fue presentado junto al Skoda Superb, por lo que la filial del grupo

El Skoda Citigo-e iV cuenta con un tren motriz completamente eléctrico, una carrocería de 5 puertas y una longitud de 3,60 metros. Por ello, se trata de un vehículo ideal para ciudad, capaz de acoger a 4 pasajeros y con un maletero con una capacidad de 250 litros.

El urbano de Skoda tiene cambios estéticos muy discretos

Estéticamente, tiene algunos cambios respecto a una variante convencional, siendo difícil diferenciar algo más que la calandra plana, unos paragolpes un tanto retocados y unas llantas específicas. Además, el portón trasero acoge los rasgos de los nuevos modelos de la marca, por lo que tiene la palabra Skoda en grande y lleva las siglas iV en el extremo inferior derecho. La toma para el enchufe de carga se ha colocado en el sitio donde iría una boca de combustible convencional.

No se han compartido imágenes de su interior, aunque se espera que se haya modernizado para adaptarlo a las funciones que debe mostrar un vehículo eléctrico. Además, se espera que el equipamiento del Skoda Citigo-e iV sea digno de un tope de gama.

83 caballos y 265 kilómetros de autonomía

En cuanto al propulsor, cuenta con un sistema síncrono de imanes permanentes que ofrece una potencia de 61 kW, lo que se traduce en 83 caballos capaces de dar 210 Nm de par motor. Gracias a estas cifras, el modelo urbanita es capaz de alcanzar los 100 km/h en 12.5 segundos y tiene una velocidad máxima de 130 km/h.

Este propulsor va alimentado mediante un paquete de baterías de iones de litio con una capacidad de 36,8 kWh, por lo que el Skoda Cirigo-e iV tiene una autonomía de 265 kilómetros con una sola carga. Para cargar sus baterías, se puede escoger el sistema de carga rápida de 40 kW, que recarga hasta el 80% de su capacidad en tan sólo 1 hora o hacerlo a través de un punto de carga doméstico en 12 horas y 40 minutos. Skoda ofrece un Wallbox de 7,2 kW que se postula como la opción intermedia, puesto que carga las baterías hasta el 80% en 4 horas y 8 minutos.

El precio del Skoda Citigo-e iV todavía no se ha publicado, aunque sabemos que las primeras unidades se empezarán a producir durante la segunda mitad de este mismo año. Por lo tanto, suponemos que el primer eléctrico de la marca checa estará en los concesionarios a final de año.