Se llama Mulgari Icon03 y pondrá contra las cuerdas al mismísimo BMW M2. Solo se construirán 25 unidades que alcanzarán un precio muy alto.

El nuevo rival más bestia del BMW M2 no es un deportivo convencional. Se trata de una preparación llevada a cabo por Mulgari Automotive sobre un BMW M240i que se ha denominado Mulgari Icon03.

Su desarrollador dice del modelo que es «la encarnación de un deportivo, con un rendimiento cautivador, un equilibro inspirado, una nota de escape estimulante y una calidad de conducción sin compromiso. Estos son solo algunos de los activos del Icon03, la culminación de meses de desarrollo».

El proceso de desarrollo ha estado inspirado en los deportes y es que Mulgari se ha centrado en la transmisión, la tecnología del chasis y las medidas de ahorro de peso. «Nuestra intención era crear un coche lleno de dinámica de conducción purista, un homenaje a las grandes máquinas de conducir bávaras, pasadas y presentes».

El resultado es «un placer de conducción» auténtico e intransigente con carácter purista; un Icono, tal y como asegura el propio preparador. Monta una dirección dura pero a la vez refinada, un rendimiento sensible y una sensación analógica a través de los controles. «Todos los rasgos que aseguran que el conductor se quede sin dudas, creando confianza en el automóvil».

Mulgari Icon03, un lobo con piel de cordero

El espíritu de Mulgari tiene como objetivo crear una experiencia de conducción claramente en bruto, para llevar al conductor a un estado de euforia, una unidad con la máquina. El chasis y la carrocería del Mulgari Icon03 han sido ensanchados con el objetivo de equipar al modelo de unas llantas en doble medida más grandes, montando en el eje delantero ruedas de 255 y en el eje trasero 275.

Además, el preparador ha diseñado la carrocería con el objetivo de rendir homenaje a los grandes deportivos que forman parte de la familia BMW M. En el diseño se ha tenido en cuenta el techo de carbono con hendiduras del mítico BMW M3 e46 CSL y las aletas más anchas que son herencia del BMW M3 e30.

El rendimiento viene dado del motor BMW B58 de seis cilindros y 3.0 litros que ofrece más de 500 Nm de par motor. La potencia absoluta no ha sido desvelada pero el modelo potenciado podrá tener algo menos de 510 CV. En cuanto al sistema de escape se refiere, Mulgari ha elegido a Akrapovic. 

El sistema de suspensión permite que se cumplan las normas y combina una respuesta ágil y sensible en la pista con la comodidad en carretera. Además, a finales de julio, el modelo se pondrá a prueba en Nürburgring con el objetivo de establecer un nuevo récord de vuelta.

En cuanto a los interiores se refiere, se han montado unos asientos deportivos Recaro, un volante deportivo de fondo plano, unas levas de carbono y detalles en el cuadro de instrumentos y costuras. Solo se fabricarán 25 unidades de este lobo con piel de cordero que podrá batirse en duelo con el BMW M2.