El nuevo Renault K-ZE llegará al mercado con una carta de presentación muy interesante: un eléctrico con autonomía suficiente para los desplazamientos diarios y un precio imbatible.

El año pasado pudimos ver un pequeño SUV eléctrico de Renault que parecía que no iba a llegar al mercado europeo, puesto que el Renault K-ZE se presentó en China. La marca del rombo prometió que su nuevo vehículo iba a estrenar una nueva dimensión, puesto que su precio ultra-competitivo no iba a tener precedentes y se iba a convertir en uno de los coches eléctricos más económicos del mercado.

Tras ver el que era un prototipo muy cercano a la variante de producción, un año después ya tenemos la versión definitiva. Sin embargo, se confirma lo que sospechábamos desde el principio, sólo disponible para el mercado chino. Esta última noticia es una pena, puesto que su precio de venta es incluso más barato que el que se pagaría por un homólogo con motor de combustión.

Lo que sí conocemos ya es que en el mercado chino, el nuevo Renault K-ZE se comercializará en tres versiones diferentes. El precio del Renault K-ZE en su versión más básica rondará los 8.500 euros, mientras que el nivel de equipamiento tope de gama costará tan sólo 9.170 euros.

¿Realmente tiene el Renault K-ZE un buen precio?

Como dice el refranero español, nadie da duros a pesetas o, lo que es lo mismo, Renault no va a regalar nada. Bien es cierto que estos precios para nada son los que vemos en los vehículos eléctricos que tenemos en el mercado europeo, pero es que sus especificaciones también tienen poco que ver con los eléctricos que tenemos aquí.

El primer punto en el que el Renault K-ZE demuestra que es un auténtico low cost es en su autonomía. La marca francesa anunció la primera vez que mostró el coche que tendría una autonomía cercana a los 250 kilómetros. Sin embargo, esa cifra se sacó después de hacer la homologación con el ya extinto ciclo NEDC, por lo que con el actual WLTP, la autonomía del Renault K-ZE será inferior a los 200 kilómetros.

Vamos con el segundo de los datos que delatan al nuevo SUV eléctrico de la marca del rombo: el nuevo Renault K-ZE tiene un pequeño motor eléctrico capaz de rendir sólo 33 kW o, lo que es lo mismo, 44 caballos de potencia con los que consigue una velocidad máxima de 105 km/h. Si leemos sólo estos datos, parece que hemos vuelto a los años 60, ¿Verdad?

Una batería pequeña pero suficiente

En cuanto al tiempo de recarga de su batería, el Renault K-ZE admite recargar la batería mediante corriente continua, aunque la marca no ha comunicado por el momento cuál es la cifra exacta que soporta. Sin embargo, mediante corriente alterna o doméstica, no debería tardar demasiado en cargar, puesto que la batería es de tan sólo 26,9 kWh –casi una cuarta parte de la del Mercedes-Benz EQC que probamos recientemente-.

En principio, será muy complicado que este nuevo eléctrico pensado para el mercado chino e indio, llegue al continente europeo. Sin embargo, gracias a las alianzas del Renault Groupe, podría no ser una mala operación utilizar al Renault K-ZE para darle a Dacia su primer eléctrico. Tendremos que esperar para ver cuáles son los movimientos.