La gama del pequeño y excitante deportivo incorpora una variante más denominada Renault Alpine A110S

Añadir una letra puede parecer poco, pero en un coche en que todo está reducido a un objetivo, la diversión al volante, la S de sport, de salvaje, de soberbio, de sublime… no puede ser otra cosa que, superarse.

El Alpine A110 es un coche delicioso, un deportivo muy puro y de reacciones de las que ponen los pelos de punta y una sonrisa de oreja a oreja.

Pero, para quienes las versiones como Alpine A110 Premier Edition, Alpine A110 Pure o Alpine A110 Légende no sean suficientes, la marca del grupo Renault, desde ahora puede realizar la reserva de una variante más, el nuevo Renault Alpine A110S desvelado en la mítica cita de las 24 horas de Le Mans.

Renault Alpine A110S 2020

Este deportivo se diferencia de las otras versiones por tener un motor más potente y un chasis mejorado, los cuales, de por sí son ya exquisitos, por lo que no podemos esperar otra cosa que un producto que entrará, por méritos propios, dentro del selecto club de los mejores deportivos de 2019.

El Alpine A110S de 2020 cuenta con el mismo bloque 1.8 litros turbo, asociado a una sensacional caja de cambios automática de siete velocidades, pero pasa de 252 hasta casi 300 CV, 292 caballos, a un régimen de 6.400 rpm y el mismo par motor, 320 Nm entre tan 2.000 y 6.400 vueltas, para mover un peso de tan solo 1.114 kg, y que puede bajar incluso más contando con la inclusión de algunos accesorios opcionales como el techo en fibra de carbono. Esto le permite fijar una relación de peso y potencia de 3,8 kg/CV.

Estos datos se traducen en una aceleración de 4,4 segundos en el 0-100, algo que no es representativo a ciencia cierta ya que el punto fuerte del nuevo Alpine A110S no está solo en sus números, sino en sus sensaciones al volante.

Por eso, le chasis ha sido sometido a un tratamiento específico. Así, con un chasis ligero, construido en aluminio, la instalación de unas barras estabilizadoras 100 por 100 más rígidas que las de otras opciones, junto con una suspensión cuya rigidez aumenta un 50% y un tarado de los muelles acorde con esta dureza, reduce 4 milímetros la distancia de la carrocería al suelo.

Una configuración que se apoya en unos neumáticos de 18 pulgadas, 215/40, para el eje delantero, y 245/40 en el trasero, Michelin Pilot Sport 4, de composición y construcción específica para este coche y donde también podemos ver un equipo de frenado acorde con este deportivo francés.

Unos frenos cuyas pinzas de cuatro pistones, delante, y uno, detrás, firmadas por Brembo muerden un para de discos delanteros de nada más y nada menos que 320 mm para detener un coche cuya velocidad máxima es de 250 km/h.

La estética del Alpine A110S

Alpine ha optado por distinguir a esta versión con un color para la carrocería, el Gris Tonnerre en tono mate como opcional, que, aunque resulta más sobrio y apagado que, por ejemplo, el habitual azul abisal Alpine, se mezcla con elementos llamativos, como el naranja de las insignias de esta variante y el de las pinzas de freno que quedan expuesta a través de los radios de las exclusivas llantas GT Race.

En el interior, el negro baña casi por completo el habitáculo salvo por las pinceladas de las costuras, también en naranja, del brillo metálico del pedalier, o de los emblemas en fibra de carbono, que rompen la solemnidad de una cabina de conducción tan elegante como un traje de alta costura francesa.

Lanzamiento del nuevo Alpine A110S

Como indicábamos al inicio, el nuevo Alpine A110S ya admite reservas en los concesionarios o espacios dedicados a la marca francesa. Las primeras unidades se podrán ver en estos espacios desde octubre y las entregas a quienes hayan formalizado la reserva será antes de que acabe este año 2019.

El precio del Alpine A110S tendrá un coste inicial de 66.500 euros.