Tras la explicación del nuevo plan de movilidad en la ciudad de Madrid, el RACE no puede comprender, al igual que nosotros, como es posible que los conductores vuelvan a ser los grandes ausentes en el plan de movilidad.

Las nuevas medidas para el plan de movilidad en la ciudad de Madrid, no están libres de polémica, y no es para menos, ya que muchas de ellas parecen haber sido escritas por gente que parece no haber conducido un coche en su vida.

El RACE ha querido dejar claro su descontento respecto a varias de estas nuevas medidas, y lo absurdo y peligroso de muchas de ellas que en vez de mejorar la seguridad vial, prometen empeorarla exponencialmente.

Furgonetas DGT

Desde el RACE, este nuevo plan de movilidad, se presenta como un intento más de discriminar a los vehículos y a sus conductores, y sinceramente, no podría estar más de acuerdo.

Parece que el plan del gobierno cada vez más, sea criminalizar el uso de vehículos a cualquier precio, en vez de enfocarse en mejorar la infraestructura y aumentar la seguridad vial, todo parece basarse en una persecución constante contra los coches y sus conductores.

Cada día, cientos de madrileños utilizan su vehículo privado para desempeñar su actividad laboral o para desplazarse a ella. Sin embargo, especialmente en este tipo de recorridos de media/larga distancia, no existen alternativas viables propuestas por el ayuntamiento para realizar este tipo de desplazamientos, ni incentivos para el uso de vehículos con energías alternativas, por no hablar de las infraestructuras para el mantenimiento de estos últimos…

Etiquetas ambientales DGT

Una de las medidas más vergonzosas que podemos encontrar tras ser admitidas por el consistorio madrileño y que van completamente en contra de la seguridad vial, es permitir que niños mayores de 13 años, sin ningún tipo de conocimiento de circulación, por no hablar de su responsabilidad y madurez, puedan compartir la vía con los vehículos a motor. Algo completamente absurdo y peligroso se vea por donde se vea.

Otra de las nuevas medidas es considerar dejar circular a los ciclistas en ambos sentidos dentro de una vía de única dirección. No solamente ya es peligroso compartir la vía con bicis, que entre otras cosas entorpecen el tráfico de los vehículos, sino que además ahora se tendrá que estar mucho más atento, sobretodo si ahora son capaces de circular por ambos sentidos, lo que podrá derivar en situaciones peligrosas que colapsen la vía.

Furgonetas DGT

Además podrán girar a la derecha en semáforos en rojo, lo que será un peligro en muchas ocasiones para los peatones y para vehículos que vengan desde la otra dirección y no vean al ciclista.

El RACE argumenta que las reglas de circulación deberían implantarse en todos los vehículos, sean estos de motor o no, y sinceramente, tienen razón.

El RACE espera ver una mejoría también en el desplazamiento público y su infraestructura, donde de hecho, se ha podido ver que un recorrido de medio o largo recorrido, el transporte público tarda, cifras absolutamente ridículas para el siglo XXI.