Volkswagen presenta una nueva versión del motor 1.5 TSI, que debuta en el Golf. Con turbo variable y desconexión de cilindros, rinde 130 CV y ofrece consumos propios de un motor diésel.

Desde que se lanzó al mercado en el Volkswagen Golf con el motor 1.5 TSI de 150 CV, he sostenido que este motor, que ya utilizan también otros modelos de grupo Volkswagen, es sencillamente el mejor de su categoría por potencia, elasticidad, agrado de utilización y también por consumos. Pero le va a durar poco ese honor.

volkswagen golf tsi bluemotion

Ahora, Volkswagen confirma una nueva versión del motor 1.5 TSI para el Golf que anuncia 130 CV, con nuevas tecnologías que permiten reducir todavía más el consumo. Quédate con este dato: según el ciclo NEDC, el consumo medio homologado del VW Golf 1.5 TSI BlueMotion de 130 CV se quedaría en 4,8 l/100 km. Esto se corresponde con unas emisiones de CO2 de 110 g/km. Si nos quedamos con la cifra de consumo extraurbano, la homologación se queda en 4 l/100 km. Con motores como este, no hacen falta muchos motivos para olvidarnos poco a poco de los diésel.

Desconexión de cilindros y turbo variable

Claro que los milagros no existen, y para conseguir este resultado sólo hay un camino: tecnología. Respecto al 1.5 TSI de 150 CV, la nueva versión BlueMotion de 130 CV conserva el sistema ACT de desconexión selectiva de cilindros. Este sistema hace que el motor funcione en modo “dos cilindros” cuando se rueda con baja carga sobre el acelerador, entre 1.400 y 4.000 rpm y a velocidades de hasta 130 km/h.

volkswagen golf tsi bluemotion

A diferencia del 1.5 TSI de 150 CV, la nueva versión de 130 CV utiliza un proceso de combustión diferente, que se conoce como “ciclo B”, o “ciclo Miller”. La ventaja de este sistema es que reduce la carrera de compresión respecto a la de expansión al retrasar el cierre de la válvula de admisión. Por no liarnos mucho: lo que se persigue es poder aumentar la relación de compresión sin que se produzca detonación del combustible.

El nuevo motor 1.5 TSI ACT de 130 CV con turbo variable y micro-hibridación se incorporará poco a poco a otros modelos del Grupo Volkswagen

Y aquí no acaba la cosa. Otra tecnología nueva en este motor es el turbocompresor de geometría variable, una solución muy extendida en motores turbodiésel, pero que sólo utilizan en motores de gasolina algunas marcas (como Porsche) en modelos muy deportivos y para motores de alto rendimiento. Volkswagen parece haber dado con la llave para eliminar los problemas que presentan los turbocompresores de geometría variable con la altas temperaturas de los gases de escape en los motores de gasolina.

Un Volkswagen Golf “micro-híbrido”

Por último el nuevo motor 1.5 TSI de 130 CV para el Golf también incluye “micro-hibridación”. Pero no lo confundas con un sistema híbrido. En las versiones con cambio DSG de doble embrague, el Golf 1.5 TSI BlueMotion puede desconectar el motor cuando se funciona en modo de marcha por inercia, esto es, al levantar el pie del acelerador. En este caso, el sistema de gestión desconecta el motor y lo desacopla de la transmisión, por lo que el coche se mueve con “cero emisiones”.

volkswagen golf tsi bluemotion

Para poder hacer esto, el sistema eléctrico de 12 voltios cuenta con una batería de iones de litio que recupera energía en las frenadas, y se encarga de suministrar la energía necesaria para que funcionen tanto la dirección como el servofreno, que son eléctricos. Según Volkswagen, esta tecnología permite reducciones de consumo de hasta 0,4 l/100 km.

volkswagen golf tsi bluemotion

Ahora sólo falta ver cómo afecta la incorporación de todas estas tecnologías al precio final del Volkswagen Golf con este motor, que si no se produjese una restructuración en la gama –algo poco probable– se colocaría por potencia entre el 1.4 TSI de 125 CV y el 1.5 TSI de 150 CV. Su llegada está prevista para antes del verano.