La cuarta generación del Mercedes Clase A, que se pone a la venta en marzo, llega cargada de nuevas tecnologías para seguir siendo la referencia entre los compactos.

El nuevo Mercedes Clase A quiere brillar en la clase compacta y repetir el éxito de la tercera generación, que se puso a la venta en 2012, y sufrió su último restyling en 2016. Para ello, Mercedes no ha dudado en echar mano de lo último en tecnología, sin dejar a un lado algo tan importante en esta categoría como el diseño.

Recordemos que, entre otros, el Mercedes Clase A se ve las caras con coches como el Audi A3, el BMW Serie 1 o el Volkswagen Golf.

El diseño del nuevo Mercedes Clase A

No mucho, pero el Mercedes Clase A 2018 crece en tamaño exterior para ofrecer también más centímetros para los pasajeros y más volumen para el equipaje. Son 12 cm más en longitud, 2 más en anchura y 1 cm más de altura. También aumenta la distancia entre ejes en 30 mm.

mercedes clase a 2018

En una tabla comparativa con el Clase A precedente, el nuevo presume de 3,5 cm más de anchura a la altura de los codos delante y detrás, que se quedan en 1 cm y 2 cm respectivamente midiendo a la altura de los hombros. En cuanto al maletero, son 370 litros de capacidad según cifras oficiales, una ganancia de 29 litros. El nuevo diseño dividido de los faros traseros del Clase A permite aumentar en 20 cm la anchura de la boca de carga.

mercedes clase a 2018

Con un capó más inclinado, pasos de rueda más anchos y el nuevo diseño de la parrilla y los grupos ópticos, el nuevo Clase A ofrece una imagen más deportiva incluso en las versiones básicas. El coeficiente aerodinámico es muy bueno, con un Cx de 0,25 en el mejor de los casos, que será con el sistema opcional de trampillas para la refrigeración del motor, al que Mercedes denomina AIRPANEL.

mercedes clase a 2018

Las llantas para el nuevo Mercedes Clase A pueden ser de entre 17 y 19 pulgadas, y existen dos tipos de faros, con tecnología LED de serie, y los MULTIBEAM LED opcionales. En estos últimos existen 18 leds que pueden regularse de forma individual para una iluminación más precisa en función del tráfico y de las condiciones del entorno. Incluyen función de luz larga automática (a partir de una velocidad de 30 km/h), luz de giro automática para curvas y rotondas, y luz de cruce variable.

Interior del Mercedes Clase A: digital y conectado

En el interior del Mercedes Clase A no hay ni rastro que recuerde al diseño del modelo anterior. La novedad principal es el nuevo sistema multimedia MBUX, on dos pantallas situadas una a continuación de la otra de forma horizontal. Según la versión estas pantallas pueden ser de distintos tamaños, bien de 7 pulgadas, combinando una de 7 y otra de 10,25 pulgadas o con dos de 10,25 pulgadas en las versiones con el sistema multimedia más avanzado. Además, opcionalmente el Clase A puede contar con un sistema de información head-up-display proyectada en el parabrisas de gran definición.

mercedes clase a 2018

El sistema multimedia MBUX del nuevo Mercedes Clase A propone nuevas funcionalidades gracias a la inteligencia artificial, así como funciones de conectividad ampliadas basadas en la comunicación Car-to-X entre vehículos. Destacan la función in-car-office que permite acceder a datos o incluso participar en una teleconferencia desde el coche. El paquete de conectividad navegación incluye servicios de tráfico en tiempo real, actualizaciones de mapas vía wifi o servicios de navegación ampliados con información sobre precios de combustible o plazas de aparcamiento. Las funciones de predicción permiten al MBUX anticiparse al usuario, por ejemplo sugiriendo rutas o emisoras de radio que el conductor suela utilizar.

mercedes clase a 2018

El nuevo control por voz Linguatronic integrado en el MBUX permite reconocer palabras o frases del lenguaje natural sin tener que aprender comandos. Y el nuevo sistema de iluminación ambiental cuenta hasta con 64 tonalidades y 10 conceptos cromáticos para crear diferentes estilos en el habitáculo.

mercedes clase a 2018

Mercedes ofrece para el Clase A las líneas de equipamiento Progressive (de serie para Espala) o la más deportiva AMG Line, que podrán completarse con el paquete Night. Durante un año desde e lanzamiento también podrá pedirse la versión Edition 1, basado en el Clase A AMG Line, y con muchos detalles de personalización exterior e interior.

Nuevo motor de gasolina con desconexión de cilindros

Para el lanzamiento, el nuevo Clase A cuenta con dos motores de gasolina y un diésel, uno completamente nuevo, los otros profundamente revisados

La novedad más interesante es el 1.4 turbo de gasolina del Clase A 200, con una potencia de 163 CV (120 kW) y 250 Nm de par máximo. Desarrollado en colaboración con Renault, incluye tecnologías como la desconexión selectiva de cilindros (en principio sólo cuando se combina con el cambio automático) y el sistema Camtronic de regulación del árbol de levas de admisión. Anuncia un consumo medio desde 5,6 l/100 km con cambio manual, y sólo 5,1 l/100 km con el cambio de doble embrague 7G-DCT. También está equipado con filtro de partículas.

mercedes clase a 2018

El segundo motor de gasolina, el del A 250, es una versión evolucionada del actual para mejorar la suavidad de funcionamiento y reducir el consumo, que se queda en 6 l/100 km. Rinde 224 CV (165 kW) y un par máximo de 350 Nm, y de salida sólo se combina con el cambio de doble embrague. Entre las mejoras que recibe destaca un tratamiento especial para reducir la fricción, la distribución Camtronic (regula de forma variable la carrera de la válvula de admisión), una bomba de aceite de caudal variable, árboles de equilibrado y regulación electrónica de la válvula de presión del turbo. También añade filtro de partículas de serie.

El Clase A 180 d, ahora con Adblue

En el diésel también hay novedades. El Clase A 180 d sigue recurriendo al 1.5 desarrollado junto a Renault, pero con nuevo turbocompresor de geometría variable integrado en el colector de escape, más presión de inyección (2.000 bares frente a 1.600, y con inyectores de 8 orificios) y otras mejoras que permiten aumentar la potencia hasta los 116 CV (85 kW), con un par máximo de 260 Nm. Otra novedad a tener en cuenta en la versión diésel de acceso a la gama en el Clase A, sobre todo de cara a la utilización y al mantenimiento, es que el filtro de partículas funciona ahora con Adblue. El depósito para este aditivo es de gran capacidad, 23,8 litros, y su boca de llenado es accesible desde el exterior, junto al tapón del depósito de combustible.

mercedes clase a 2018

La caja de cambios de doble embrague 7G-DCT es diferente en función del motor. Siempre en baño de aceite y con 7 marchas, para los motores A 200 y A 180 d se trata de una nueva caja fabricada por Getrag, con accionamiento electrohidráulico de los embragues y función de marcha por inercia. Opcionalmente, algunas versiones del nuevo Clase A podrán seguir montando la tracción a las cuatro ruedas 4MATIC, en cuyo caso la suspensión trasera incluye un esquema de cuatro brazos en vez de brazos combinados con un eje de torsión en forma de U. Entre las mejoras, la tracción 4MATIC incluye un engranaje con acoplamiento de discos que se acciona de forma electromecánica en vez de electrohidráulica.

Las nuevas ayudas a la conducción del Clase A

Junto a la nueva plataforma, más rígida y mejor preparada para absorber vibraciones y proporcionar así mayor confort de marcha y seguridad, el Clase A estrena algunos sistemas de asistencia novedosos. Algunos de ellos proceden directamente del Mercedes Clase S.

mercedes clase a 2018

Para los frenos del Clase A se recurre al sistema ADAPTATIVE BRAKE, procedente de los modelos de Mercedes del segmento superior. Cuenta con distintas funciones, como la función Hold para mantener el coche parado sin mantener el pie en el pedal, la función de secado que genera pequeños impulsos par eliminar la capa de agua en los discos cuando se circula con lluvia, o una función que aumenta la presión en el sistema aproximando las pastillas a los discos para mejorar la frenada en caso de emergencia.

mercedes clase a 2018

Como novedad importante, Mercedes anuncia la posibilidad de que el nuevo Clase A funcione de forma semiautónoma. Con cámaras y sensores de radar de alcance ampliado, el asistente activo de distancia DISTRONIC permite adaptar la velocidad del vehículo en función del trazado de la ruta, reconociendo curvas, cruces o rotondas, y cuenta con asistente activo de dirección.

El asistente de frenado activo, por su parte, añade funciones ampliadas que pueden ayudar a evitar una colisión con peatones o ciclistas que se cruzan en la calzada, o incluso una colisión por alcance. Circulando en autopistas o autovías con tráfico lento, la función de conducción en retenciones se encarga de detener el Clase A automáticamente –hasta 30 segundos– y de reiniciar la marcha. Con el asistente activo para cambio de carril basta con activar el intermitente para que, entre 80 y 180 km/h, si el tráfico lo permite, el Clase A inicie de forma automática la maniobra.

mercedes clase a 2018

Tanto el asistente activo de cambio de carril como el nuevo asistente de maniobra evasiva proceden del Clase E. Este último, que funciona entre 20 y 70 km/h, ayuda en caso de tener que realizar una maniobra evasiva de emergencia asistiendo al conductor mediante la intervención en el volante, para ayudar a esquivar el obstáculo y controlar mejor el vehículo.