Ya se ha presentado el nuevo McLaren GT, el primer Gran Turismo de la marca británica y un ejemplo de que confort y deportividad pueden ir juntos en un mismo coche.

Siempre hemos relacionado McLaren con la deportividad más extrema, gracias a vehículos como el McLaren Speedtail presentado en el pasado Salón de Ginebra. Sin embargo, la marca ha enseñado ahora cuál es su interpretación de un Gran Turismo moderno, es decir, un coche superdeportivo pero que también ofrezca refinamiento y lujo para que los viajes de larga distancia sean toda una delicia. El nuevo McLaren GT ofrece un cocktail que junta una altísima calidad de fabricación con un comportamiento de deportivo de primer orden.

Mike Flewitt, Director Ejecutivo de McLaren Automotive, afirmaba: “El nuevo McLaren GT une un comportamiento excelente en circuito con una capacidad de hacer viajes de larga distancia cuidando al extremo a sus pasajeros. Diseñado para ofrecer un gran confort, no deja de lado una agilidad que nunca antes se ha experimentado en este segmento. En resumen, este coche es una redefinición de un Gran Turismo, pero de una forma que sólo McLaren podría hacerla”.

El nuevo McLaren GT busca un nuevo público

Ubicado junto a las familias ya establecidas por la compañía de Woking (Sports, Super y Ultimate Series), el nuevo McLaren GT busca un nuevo objetivo. La marca quiere abrir horizontes, aunque asegura que nunca fabricará un SUV.

El fabricante pretende satisfacer a aquel cliente que busca conducir largas distancias con comodidad, a velocidades de crucero elevadas y con espacio suficiente como para poder meter su maleta y la de su acompañante. Sin embargo, ha querido llevarlo un paso más allá, ofreciendo un vehículo más ligero y deportivo de lo que suelen ser sus rivales, como el Maserati Gran Turismo o el Ferrari GTC4 Lusso.

Su diseño es también algo nuevo para la marca. El nuevo McLaren GT presenta unas líneas largas y elegantes que, además, son muy aerodinámicas, por lo que favorecen el dinamismo del Gran Turismo de la marca.

Sin embargo, el McLaren GT tiene algunos elementos que delatan su auténtico carácter de superdeportivo. Llaman la atención los poderosos pasos de rueda traseros, aprovechados para colocar las tomas de aire que hacen respirar a los grandes radiadores que se necesitan para refrigerar los 620 caballos de su propulsor. Además, la parte trasera acoge un gran alerón fijo, un difusor de enormes dimensiones y unos tubos de escape que dejan claro que no estamos ante un coche aburguesado.

Fibra de carbono para hacer que el McLaren GT sea mucho más ligero que sus rivales

Al igual que todos sus hermanos de corte más deportivo, el nuevo McLaren GT cuenta con un chasis de fibra de carbono. Este tipo de configuración ofrece una resistencia y rigidez mucho mayores, además de una reducción notable en la báscula. Su peso es de 1.530 kilos, por lo que pesa más de 400 kilos menos que un Ferrari GTC4 Lusso (1.995 kilos) o un Maserati Gran Turismo (1.955 kilos).

Este chasis tiene una nueva estructura de fibra de carbono en la parte trasera. Aporta un peso muy bajo al conjunto y, gracias a esta, el coche puede tener un maletero de unos nada despreciables 420 litros de capacidad. Además, otro de los guiños al confort es su portón, que puede ser incluso eléctrico como opción. Este maletero queda complementado con el compartimento de 150 litros que tiene el McLaren en su parte delantera.

La configuración del chasis ha permitido que McLaren haya podido poner más ventanas, con el fin de hacer un interior más luminoso y en el que se podrá disfrutar del entorno. Las puertas se abren hacia arriba, por lo que el acceso es realmente cómodo.

El fabricante ha trabajado en la calidad del interior para lograr que sea el espacio favorito del conductor. El puesto de conducción sigue estando enfocado al conductor como en cualquier otro modelo de la marca: la posición del asiento sigue siendo muy deportiva y los controles siempre quedan a mano. Sin embargo, elementos como los asientos han sido retocados para ofrecer una comodidad mayor a sus ocupantes.

El McLaren GT combina tecnología y tradición a la perfección

McLaren ha sabido combinar de manera magistral la tecnología con la artesanía. Por ello, los materiales más nobles de su interior se alternan con las últimas tecnologías. Por ejemplo, la marca ha instalado un techo fotosensible que varía su opacidad en función de la luz que haya en el exterior. Además, elementos como el sistema de audio firmado por Bowers&Wilkins harán que los más melómanos disfruten de un concierto en directo en cada viaje.

La marca británica ha instalado el sistema de infoentretenimiento más avanzado hasta la fecha en sus coches. Este va comandado por una pantalla táctil de 7 pulgadas desde la que se pueden manejar todos los parámetros principales del coche como la navegación por satélite o la activación de sistemas mediante comandos por voz.

El cockpit es digital, por lo que tiene una pantalla TFT de 12,3 pulgadas tras el volante con unos gráficos inspirados en los de los aviones de combate. En ella, el conductor puede ver la velocidad, la marcha que tiene engranada o las revoluciones del motor. Estos datos se pueden combinar con el sistema de navegación o con una gran variedad de datos del propio coche.

El McLaren GT cuenta con un V8 Twin-Turbo de 620 caballos

Debajo del capó encontramos un V8 de 4.0 litros y dos turbos capaz de desarrollar 620 caballos y 630 Nm de par. Este propulsor va asociado a una caja de cambios SSG de 7 velocidades. Esto se traduce en unas prestaciones de infarto, ya que el McLaren GT es capaz de alcanzar los 100 km/h en 3,2 segundos y los 200 km/h en 9 segundos. Su velocidad máxima es de 326 km/h.

Por otro lado, tanto la suspensión como la dirección han sido hechos partiendo de cero para el nuevo McLaren GT. La nueva suspensión utiliza unos sensores para ir leyendo el pavimento, por lo que se configura de manera automática en función de lo que vaya a absorber en los siguientes metros. Por ello, ha sido configurada para mimar a sus pasajeros en todo momento, aunque en caso de poner el modo Truck, permitirá que el coche sea una tabla en las curvas.

La dirección también tiene un sistema hidráulico para dar una mayor asistencia a velocidades bajas, por lo que se podrá aparcar moviendo el volante sólo con un dedo. Sin embargo, en caso de que el ritmo sea elevado, la dirección se endurece y se vuelve mucho más precisa y comunicativa.

Los pedidos del nuevo McLaren GT ya están abiertos, aunque las entregas no comenzarán hasta finales de este mismo año. Su precio en Reino Unido parte de las 163.000 libras, es decir, unos 186.500 euros, por lo que si puedes gastarte ese dinero en un coche, difícilmente vas a tener una opción más recomendable y exclusiva en el mercado.