El fabricante de Woking nos ha vuelto a sorprender con otro integrante de la familia Ultimate Series: su nombre es McLaren Elva y sólo habrá 399 unidades

Cada vez que McLaren anuncia un lanzamiento, toda la industria de la automoción en general y el segmento de los superdeportivos en particular esperan expectantes. Ya hace unos tiempo que conocemos la intención de fabricar un EV, aunque lo último que hemos sabido del tema es que McLaren ha afirmado que aún es pronto para hacer un superdeportivo eléctrico. Pues bien, el con sólo decir que el último lanzamiento de la marca llega para copar la parte más alta de su gama, los corazones se estremecen.

Los fabricantes como McLaren ya tienen aprendida la lección de que hacer modelos de tiradas tan limitadas es un buen negocio, puesto que las pueden poner casi a cualquier precio y seguro que se venderán antes de comenzar a producirse. Además, la compañía británica es una auténtica maestra en este aspecto con su gama Ultimate Series.

Los de Woking ya comenzaron con esta tendencia en 1992 cuando crearon sólo 106 unidades de uno del padre de todos los superdeportivos, el McLaren F1. Por lo tanto, siguieron con esta práctica con el McLaren P1 (375 unidades), el McLaren Senna (500 unidades) y el McLaren Speedtail (106 unidades).

El McLaren Elva es el último vástago de la familia Ultimate Series

El último en llegar a la exclusiva familia Ultimate Series se llama McLaren Elva y se trata de una edición limitada a tan sólo 399 unidades concebido para ofrecer las sensaciones de conducción más puras a su conductor. Por ello, prescinde de elementos como el parabrisas, las ventillas o el techo.

El nuevo McLaren Elva recuerda a las antiguas barquetas de competición, y es que está inspirada en ellas. Concretamente, en las Elva M1 firmadas por el célebre Bruce McLaren -de ahí su apellido-.

Su diseño exterior es completamente espectacular y se funde a la perfección con el interior gracias a la ausencia de un parabrisas delantero. Toda la figura del coche tiene una gran fluidez, por lo que a continuación de los asientos de fibra de carbono hechos a medida, emanan dos grandes jorobas para guiar al viento.

Destaca una pantalla de 8 pulgadas para controlar algunos parámetros del coche. El McLaren Elva no equipa ningún sistema de sonido para no aumentar el peso, aunque la compañía puede añadirlo en caso de que el cliente lo desee sin coste adicional. Sin embargo, con el sistema de escape de titanio sobrará cualquier música, puesto que el rugido de sus 815 caballos tras las cabezas de los ocupantes ya debe enloquecer a sus ocupantes.

Un esqueleto de fibra de carbono y más de 800 CV para moverlo

La estructura del McLaren Elva es un clásico en los últimos lanzamientos de la marca: un chasis de fibra de carbono que acoge a un propulsor V8 biturbo. Sin embargo, la obsesión por la ligereza se ha llevado al extremo en este modelo para convertirlo en el McLaren más liviano de todos los tiempos.

La mecánica es la misma que en el brutal McLaren Senna, un V8 biturbo de 4.0 litros que ha sido potenciado hasta los 815 caballos, 15 más que en el modelo tributo al famoso piloto de Fórmula 1. Gracias a esta poderosa mecánica, el McLaren Elva acelera de 0 a 200 km/h en… ¡6,7 segundos!

Sistema de aerodinámica activa

Para conseguir estas prestaciones de infarto es necesario que la aerodinámica colabore, por lo que el McLaren Elva tiene un sistema aerodinámico activo para mejorar el dinamismo y, además, proteger a los ocupantes cuando el viento choque a más de 200 km/h. Esto es posible gracias al Active Air Management System, cuyo funcionamiento permite que piloto y copiloto estén envueltos en una burbuja aerodinámica que les protege del flujo de aire.

Este complejo sistema tiene una enorme entrada de aire delantera que conduce el aire hasta la también gigante salida de aire en el centro del capó. Además, hay un deflector de fibra de carbono que puede elevarse verticalmente hasta 150 mm pare crear una zona de baja presión. No hay duda de que el hecho de no tener parabrisas le da un toque exótico espectacular, pero McLaren da la opción al comprador de instalar un parabrisas. Por último, el labio delantero también cobra vida, por lo que colabora en las labores de frenada cuando las condiciones así lo requieren.

Claro está que comprar un McLaren no es algo económico y menos todavía si pertenece a la familia Ultimate Series. Por tanto, el precio del McLaren Elva parte de 1.951.387 euros.

Pese a que el precio es estratosférico, será muy difícil hacerse con una de las 399 unidades, ya que además de haber muchos entusiastas esperando a una creación como esta, su precio de reventa aumentará enormemente en el futuro.