Potente y liviano, con una aerodinámica optimizada, una configuración dinámica orientada al uso en circuito y descapotable, así es el McLaren 600LT Spider

El nuevo McLaren 600LT Spider tiene la responsabilidad de hacer honor a las siglas LT. Unas siglas con una larga tradición, tan larga que abarcan las tres últimas décadas de historia de la automoción.

Fue el McLaren F1 GTR LT el primer McLaren en portarlas. Estas dos letras se añadían a un nombre de por sí mítico que, en conjunto, resumirían un concepto: Longtail. Un deportivo extremo que recibía una cura de adelgazamiento, alongamiento y, ante todo, radicalidad, haciendo del deportivo de calle todo un coche de carreras. Sin más.

Después, con el resurgir de McLaren en la pasada década, llegaron otros dos versiones LT de sus coches nuevos. El McLaren 675LT recuperó estas denominación tanto para sus versiones como Coupé como Spider. Después las adoptó el McLaren 600LT y es ahora la versión descapotable la que las porta.

La naturaleza racing del McLaren 600LT Spider

Y es que éste es un nuevo producto integrante de la comercializada como Sports and Super Series de McLaren. Una línea de producción exclusiva, limitada y de alto rendimiento, destinada a clientes cuyas necesidades van más allá de los modelos más básicos.

Tomando de referencia el McLaren 570S Spider, el McLaren 600LT Spider ofrece un enfoque extremo del mencionado 570S Spider y una versión abierta del McLaren 600LT Coupé.

A partir de la arquitectura del McLaren 600LT, 74 mm más largo que el McLaren 570S, cuenta también con el socorrido motor de 3.8 litros, V8, biturbo que produce 600 CV a 7.500 vueltas y un par de 620 Nm entre las 5.500 y las 6.500 rpm. La máxima era ofrecer un producto tan extremo como el McLaren 600LT pero sin renunciar a la posibilidad de su uso a cielo descubierto.

Y así es el McLaren 600LT Spider. Un coche que pesa 1.297 kg, 100 menos que el 570S pero 50 más que la versión 600LT coupé. Acelera en 2,9 segundos de cero a cien km/h. Llega a los doscientos en 8,4 segundos partiendo su aceleración de cero. Con ello, la velocidad máxima del nuevo McLaren 600LT Spider es de unos espectaculares 324 km/h. Exactamente los mismos datos que la versión cerrada, salvo el mencionado peso.

El techo retractable puede accionarse en movimiento, siempre y cuando la velocidad no alcance los 40 km/h y, en menos de 15 segundos, el McLaren 600LT Spider ofrecerá la misma visión a sus ocupantes que si estuvieran fuera del vehículo.

Además, el grado de precisión y manejo ha mantenido el espíritu de carreras ofrecido por el coupé, adaptado a la disponibilidad de disfrutar en circuito de un coche tan especial como éste, con la visión del cielo sobre los cascos de sus ocupantes.

Lujo y deportividad en un coche descapotable para circuitos

Por eso, el habitáculo McLaren 600LT mantiene la esencia de la combinación del lujo y la deportividad expuesta en el Coupé.

Un ambiente donde los materiales nobles de alta calidad, como la piel Alcantara o la fibra de carbono, aparecen en el volante, asientos, guarnecidos, salpicadero… Gracias al programa de personalización, se permite eliminar otras comodidades prescindibles para el uso en pista, como el equipo de audio o, incluso, la climatización, e incorporar unos asientos cuya estructura es aún más ligera que los de serie.

La exclusividad de este coche tiene un coste. El precio del McLaren 600LT Spider parte de 201.500 libras esterlinas, al cambio actual, 228.610 euros por cada una de las unidades de esta serie limitada.