Hyundai ha conseguido por fin que las versiones turbodiésel del nuevo Hyundai Tucson con tecnología Mild-Hybrid tengan derecho a la etiqueta ECO de la DGT.

No tenía mucho sentido que el nuevo Hyundai Tucson, equipado con tecnología de hibridación ligera Mild-Hybrid desde su lanzamiento al mercado en septiembre de 2018, no contase con la etiqueta ECO de la DGT. Ahora, la marca coreana ha conseguido por fin que su modelo, uno de los SUV más vendidos de la categoría, sea reconocido con esta distinción.

Ya hemos contado anteriormente cómo funcionan los Mild-Hybrid, coches que en realidad no son híbridos, pero que en España, la DGT los considera como tales a efectos de homologación.

Esto hace que se produzcan incongruencias como el que coches de un mismo fabricante que incluyen tecnología Mild-Hybrid tengan etiqueta ECO en versiones de alta gama con motores que superan los 300 CV y emisiones de CO2 de más de 200 g/km. Sin embargo, otros modelos con un tercio de la potencia, la mitad de esas emisiones y un consumo siempre infinitamente inferior (incluso en ciudad) no cuentan con ese distintivo ecológico que permite, por ejemplo, acceder al centro de algunas ciudades.

Esperamos que algún día alguien en la administración sea capaz de arreglar este desaguisado. Volviendo al Hyundai Tucson, se puede decir que, al menos mientras la normativa siga como está, se ha hecho justicia.

Hibridación ligera y sistema eléctrico de 48V

Ahora, a todas las versiones del Tucson que cuentan con tecnología de 48 voltios e hibridación ligera les corresponde la etiqueta ECO, con todas las ventajas que ello conlleva.

Las versiones del Hyundai Tucson que cuentan con esta tecnología son las que equipan el motor 1.6 CRDi de 116 CV, y el 2.0 CRDi, tanto en su variante de 136 como con 185 CV. En el Tucson, este sistema funciona con un motor eléctrico capaz de funcionar como motor de arranque, conectado al motor de combustión con una correa, y al que ayuda con un empuje adicional aportando hasta 12 CV extra de potencia.

Esto permite reducir el consumo y las emisiones, al ampliarse también el tiempo que el coche puede desplazarse en modo de marcha por inercia cuando el conductor levanta el pie del acelerador.

El sistema también recarga la batería de iones de litio ubicada en el hueco de la rueda de repuesto, que se sustituye por un kit antipinchazos. Puede hacerlo tanto cuando se circula por inercia como a la hora de frenar. Con este sistema, el Tucson reduce las emisiones de CO2 por debajo de los 120 g/km, lo que supone bajar un tramo impositivo en el impuesto de matriculación. Esto hace posible a Hyundai ofrecer el Tucson con sistema Mild-Hybrid de 48 voltios al mismo precio que las versiones equivalentes sin este sistema, con doble ventaja para los clientes: menor consumo… y etiqueta ECO.

Los precios del Tucson de 48V parten desde 30.315 euros para el 1.6 CRDi de 116 CV con acabado Klass, desde 40.865 euros para el 1.6 CRDi de 136 CV con acabado Style y cambio 7DCT de doble embrague, y desde 45.465 euros para el tope de gama, el CRDi de 185 CV con tracción 4×4 y cambio automático de 8 velocidades.

A estos precios hay que descontar 3.000 euros por descuento directo, 1.600 euros más si financias la compra con la marca, y otros 1.600 euros si entregas un coche a cambio, pudiendo totalizar hasta 6.200 euros de descuento aplicable a todas las versiones.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5459 - 513
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 7,5115 - 185 - 175

Ver todas las versiones del Hyundai Tucson (24.215€ - 2.737.436€)