El nuevo Hyundai Sonata apuesta por la mejora de su estética y de sus acabados

Dicen que las berlinas estan de capa caída, que la moda SUV hunde a monovolúmenes y a berlinas, pero algunas marcas siguen apostando por una carrocería que, porque no puede desaparecer, lejos de modas, mantiene su concepto actualizándose y adentrándose en la vanguardia.

Así lo demuestra Hyundai con la presentación del nuevo Hyundai Sonata como una de las novedades del Salón de Ginebra. La séptima generación de la berlina no envejece, sino que crece y se renueva.

El nuevo Hyundai Sonata quiere lucirse

El Hyundai Sonata de 2020 crece en dimensiones ya que mide 45 milímetros más de largo que la versión actual, aumenta 35 mm entre ejes, 25 de ancho pero reduce 30 su altura, algo que, en conjunto le aporta una imagen más amplia y dinámica.

Además, gracias a la adquisición y potenciación de la parrilla, seña de identidad de los Hyundai de nuevo cuño, dividida en dos partes diferenciadas, superior e inferior, su fotografía frontal muestra un nuevo Hyundai Sonata menos conservador, más deportivo y atractivo. Algo que intuíamos tras la presentación en 2018 en el pasado Salón de Ginebra el prototipo Le Fil Rouge del que hereda rasgos distintivos.

En la vista lateral, la unión entre las ópticas delanteras y traseras, que se realiza mediante un tiralíneas, y la inclinación de los pilares principales, que propicia un arco sobre las ventanillas, ofrece un dinamismo visual impropio de berlinas con tintes burguesas como a las que nos tenía acostumbrados el Hyundai Sonata de anteriores generaciones, una imagen conservadora hasta esta nueva generación.

La zaga evoca o parece que se inspira, en demasía, a la iluminación ya vista en otras marcas, por ejemplo en Volvo y en Honda. Sea como fuere, el conjunto es elegante y, apoyado en una sutil prominencia sobre el maletero, muy al estilo del Hyundai i30 Fastback, luce vanguardista.

El interior del Hyundai Sonata de 2020

El habitáculo se muestra mucho más actualizado y con un acabado más premium que lo veníamos encontrando en anteriores generaciones. Sin ir más lejos, la pantalla principal, en el centro superior del salpicadero viene acompañada de un tapizado en piel muy elegante.

Resulta agradable el acabado de los mandos de control de la ventilación y de la climatización aparecen con ruletas acristaladas y cubiertas con materiales de brillo metálico o los controles sobre la columna central entre los asientos que gestiona la inserción de las diferentes velocidades.

La tapicería punteada y cosida con elegancia, en un tono pálido, junto con el uso de ese mismo material en las puertas, salpicadero y otros elementos, ponen el toque de distinción de este nuevo Hyundai Sonata.