El nuevo motor 1.6 turbodiésel en versiones de 115 y 136 CV es una de las novedades más interesantes del nuevo Hyundai i40, que también cambia de imagen.

Aprovechando la obligada actualización de los motores para cumplir las nuevas normas anticontaminantes, Hyundai le da un repaso a fondo a su berlina media, el Hyundai i40. Un modelo que lleva en el mercado desde 2011, y que sufrió su última renovación importante en 2015. Los cambios estéticos son de poco calado, pero le sienta bien al nuevo i40 la parrilla en cascada que utiliza la marca en sus recientes lanzamientos.

Hyundai i40

Hyundai i40

También son nuevas las llantas de aleación, que pueden ser de hasta 18 pulgadas. Y de paso, se actualiza también el equipamiento de algunas versiones, con nuevos elementos de seguridad. Se mantienen en la oferta las dos carrocerías, el Hyundai i40 berlina, y el familiar Cross Wagon.

Nuevo motor 1.6 CRDi con dos versiones de potencia

Pero la novedad más interesante se encuentra bajo el capó. La opción en gasolina sigue siendo el 1.6 GDI atmosférico de 135 CV, ajustado en consumos y emisiones para quedarse en 6,2 l/100 km según la conversión a WLTP basada en el ciclo NEDC. Sólo se combina con el cambio manual de 6 velocidades. Es una pena que el i40 no reciba los fantásticos motores turbo que sí tienen el Hyundai Kona o el i30.

Hyundai i40

El que sí es nuevo es el 1.6 CRDi, que sustituye al motor turbodiésel 1.7 CRDi anterior, mejorando el rendimiento, los consumos y la suavidad de funcionamiento. Se ofrecen dos variantes de potencia, con 115 CV y cambio manual, o con 136 CV y cambio 7DCT de doble embrague. En ambos casos, el consumo medio parte desde los 4,3 l/100 km.