El nuevo Hyundai i10 llegará a principios de año que viene con una estética más atractiva y una habitabilidad mejorada.

Después de que Hyundai sacara algunos bocetos de la tercera generación del Hyundai i10, ya hemos podido ver su forma definitiva. Esta ya ha sido presentada para reemplazar a la anterior, lanzada en el año 2017 –la cual probaron nuestros compañeros de Highmotor– y llegará a los concesionarios a principio del año 2020. El nuevo Hyundai i10 pertenece al segmento de los vehículos urbanos, es decir, todos aquellos con una longitud inferior a 3,80 metros.

Por lo tanto, el modelo urbano de la marca coreana tendrá que seguir luchando con rivales como el Renault Twingo, el Toyota Aygo, el Seat Mii o el Smart Forfour. Sin embargo, una de las principales ventajas del Hyundai i10 2020 respecto a los modelos anteriormente mencionados es que ofrece cinco plazas. Bien es cierto que la quinta es más bien para trayectos cortos, pero puede sacarnos de un apuro puntual.

El nuevo Hyundai i10 ha crecido en todos los aspectos

El nuevo Hyundai i10 es ahora más coche. Su altura libre al suelo se ha rebajado en 20 mm, misma distancia que ha crecido a lo ancho, mientras que su longitud ha crecido en 5 mm para quedarse en 3,67 metros de largo. Su batalla ha crecido también 40 mm, por lo que sus ejes se han colocado en los extremos del coche para conseguir una mejor habitabilidad.

Por lo tanto, el nuevo Hyundai i10 logra acoger en su interior a cuatro personas sin despeinarse y de manera confortable, algo que sin duda es un rara avis en el segmento. En cuanto a la capacidad de su maletero, mantiene unas cifras idénticas a las del modelo de segunda generación: 252 litros. Esto le convierte en una de las referencias del segmento de los urbanos en este sentido.  Sin embargo, lo que sí ha mejorado es la altura de la boca de carga, que está colocada 29 mm más baja para que meter las maletas no nos cueste un dolor de riñones.

En su gama de motorizaciones no se esperan cambios respecto al modelo lanzado en 2017. Por tanto, podremos encontrar dos propulsores de gasolina: el tricilíndrico 1.0 MPI de 67 caballos y el cuatro cilindros 1.2 MPI de 84 caballos.

Estos pueden ir asociados a una transmisión manual de cinco velocidades o a una manual pilotada con las mismas relaciones. Además, en la segunda generación del urbanita coreano se ofrecía una caja de cambios automática de convertidor de par con el motor más potente, por lo que tendremos que ver si se mantiene esta opción en el Hyundai i10 2020.

Un completo equipamiento y una amplia personalización

En cuanto al equipamiento disponible en el nuevo Hyundai i10, podemos encontrar una nueva pantalla de 8 pulgadas desde que la que podemos controlar su sistema de infoentretenimiento –compatible con Android Auto y Apple Car Play). Además, otros dispositivos como el cargador inalámbrico o la cámara trasera de aparcamiento también son instalables.

Una de las novedades en este aspecto es la incorporación de la aplicación Bluelink. Esta permite consultar algunos datos sobre el coche a través del Smartphone, como por ejemplo su posición. Además, la posibilidad de introducir una ruta GPS en el navegador desde el propio teléfono móvil.

En su equipamiento de seguridad, podremos encontrar elementos como el asistente de frenado automático de emergencia con detección de peatones, asistente de luces, asistente de mantenimiento en carril o sistema de reconocimiento de señales.

Como es habitual en los coches de este tamaño, las capacidades de personalización del Hyundai i10 2020 son realmente amplias. Se podrán escoger diez colores para su carrocería y tres para su techo, por lo que habrá hasta 22 combinaciones posibles. Además, sus llantas pueden ser de hasta 16 pulgadas.

Por lo tanto, tendremos que esperar a principios del año que entra para ver en las calles al nuevo Hyundai i10. También nos queda por conocer los precios, aunque suponemos que no distarán demasiados de los del modelo que tenemos actualmente en los concesionarios, cuyos precios parten de los 9.040 euros.