El nuevo Ford Puma llegará al mercado este mismo año para colmar la sed de crossover del mercado

Solo lo diré una vez, entre este nuevo Ford Puma de 2019 y el anterior Ford Puma de finales de los noventa y principios de los 2000, no hay coincidencia más que en el óvalo del logotipo de la marca y su denominación. Partiendo de esto, olvidemos todo lo que sabíamos de aquel deportivo compacto asequible y pintón que desapareció del mercado a principios del presente milenio.

Ford incluye en su familia de SUV un crossover más, el nuevo Ford Puma, que llegará a final de este mismo año. Un vehículo cuya base parte de la arquitectura de la plataforma del nuevo Ford Fiesta y que viene a situarse entre el Ford Focus Active, el Ford EcoBoost y el nuevo Ford Kuga.

Aunque comparte ADN con el Ford Fiesta, el chasis recibe modificaciones propias de un todocamino. Por eso la suspensión del eje trasero es diferente, más rígida, y, para las cuatro ruedas, gana espacio entre el neumático y el paso de rueda. Además el ancho de vías aumenta respecto del compacto urbanita en 60 mm.

Mecánicas

Los motores elegidos para animar a este coche serán, de la partida, los motores EcoBoost, tricilíndricos, de 1 litro y con dos potencias, 125 CV o 155 CV, contando de serie para esta segunda opción con el sistema de hibridación ligera, y en cualquier caso, asociado a una caja de cambios manual.

Posteriormente aparecerá una versión de 125 CV con caja de cambios automática pero sin opción de incorporar un sistema eléctrico de apoyo y también se pondrá a la venta un Ford Puma diésel de 120 CV con transmisión manual.

Consumo

El sistema Ford EcoBoost Hybrid se vincula a una batería de 48 V que aporta energía en el arranque del motor de gasolina y además proporciona un suplemento de par de hasta 20 Nm por encima del nivel disponible por el motor de gasolina a plena carga, y proporciona hasta un 50 por ciento más de par a bajas revoluciones.

Con esto, el fabricante asegura que se consigue reducir el consumo de gasolina de 5,9 L/100 del modelo exclusivo con motor de gasolina hasta los 5,4 litros para la versión mild hybrid. El consumo para el motor de 155 es de 5,5 litros de gasolina cada 100 kilómetros recorridos.

Tanto los motores EcoBoost como el EcoBoost Hybrid de 1.0 litros incorporarn con el sistema de desactivación de cilindros que apaga automáticamente uno de los cilindros del motor cuando no se requiera toda la capacidad de trabajo del bloque. El sistema puede desconectar o volver a conectar un cilindro en 14 milisegundos.

Acabados

La paleta de colores es amplia, hasta 10 opciones: Azul Blazer, Azul Desert Island, Rojo Lucid, Rojo Race, Blanco Frozen, Blanco Magnetic, Blanco Metropolis, Plata Solar, Gris Matter y Negro Agate. Los niveles de acabados también reciben nombres ya familiares: Titanium y ST-Line.

Ford Puma Titanium

Para el caso del Ford Puma con el paquete Titanium destacan las llantas de aleación de 18 pulgadas en color gris perla y detalles cromados para la parrilla, los faldones laterales y los faros antiniebla. El difusor trasero y el reposapiés están acabados en gris metálico, y los contornos de las ventanillas están acabados en negro brillante.

En el interior, el Ford Puma Titanium está disponible con un volante con efecto cuero, aplicaciones con efecto madera para el bisel y el panel de instrumentos, e insertos de tela para los interiores de las puertas.

Ford Puma ST Line

El acabado ST Line es de corte más deportivo, con llantas de 18 o 19 pulgadas, de serie, y una suspensión deportiva con muelles y amortiguadores especialmente calibrados.

Para el frontal, la parrilla ST Line presenta elementos de color negro mate y ribetes de alto brillo, un marco de faros antiniebla de alto brillo y, opcionalmente, un spoiler de techo más grande y funcional. Algunos de los elementos del paquete tienen función dinámica como, por ejemplo, las alas inferiores de la línea ST-Line que dirigen el aire a las entradas de la cortina de aire.

Para el habitáculo del Ford Puma ST Line cuenta con detalles específicos como un volante de fondo plano con hilo rojo, pedales de aleación, la palanca de cambios de aluminio y el techo negro. Están disponibles como opción también los asientos parciales de cuero.

Habitabilidad

En el interior se homologan hasta cinco plazas y, gracias al techo panorámico formados por dos cristales tintados, gana sensación de espacio libre. Su maletero cubica 456 litros, según las mediciones del fabricante, se puede alojar en él una caja de dimensiones de 112 cm de largo, por 97 de ancho y 43 de alto. Su carga se facilita mediante el sistema de apertura del portón trasero manos libres mediante el paso del pie bajo el paragolpes posterior.

Respecto de las tecnologías de asistencia y ayuda a la conducción cuenta con 12 sensores ultrasónicos, tres radares y dos cámaras de visión que trabajan para el sistema Ford Co-Pilot360 que permiten aumentar la seguridad y potencian su manejo.

La pantalla principal, de 12,3 pulgadas, resulta el elemento del conjunto de info-entreteniento central que permite priorizar la visualización de la información, incluyendo las tecnologías de asistencia al conductor y las notificaciones de navegación por satélite.

Como novedad destacada aparece la función de Información sobre Peligros Locales que, gracias a la conexión vía módem de a bordo FordPass Connect, permite informar a los conductores de una situación peligrosa en la carretera,incluso si la situación de riesgo está fuera del alcance visual. Estas circunstancias que merecen un advertencia son desde obras en la carretera a vehículos averiados, pero incluso animales, peatones y objetos en la calzada u otros condicionantes del entorno.

Entre otros, aparecen los habituales sistemas como el Stop&Go, Control de Crucero Adaptativo con Stop&Go, Reconocimiento de Señales de Velocidad, Centrado de Carriles con ajuste de velocidad y distancia de seguridad con los vehículos que circulan en las inmediaciones.