El nuevo Ford Focus incorpora un sistema de iluminación frontal adaptativo de lo más vanguardista. El haz de luz de los faros se ensancha en las curvas y alarga en las rectas.

El nuevo Ford Focus no solo es una referencia para los demás compactos de su segmento, también es uno de los vehículos con mejor iluminación del mercado. Su sistema de iluminación frontal adaptativo significa toda una revolución para la historia de este modelo. ¿Cuál es la clave? La iluminación predictiva del nuevo Focus es capaz de adaptar su haz de luz al trazado de la via de una forma mucho más eficiente a la que ofrecen otros sistemas, lo que convierte al compacto americano en un coche más seguro en condiciones nocturnas.

¿Cómo funciona la iluminación adaptativa del nuevo Ford Focus?

El Ford Focus de quinta generación incorpora un cámara en el frontal del coche que recoge información hasta 65 metros. Gracias a este componente, el sistema de iluminación es capaz de prevenir con bastante anterioridad la presencia de curvas en el trazado, y como consecuencia dirigir el haz de luz al interior de la misma para que el conductor pueda reaccionar con tiempo. La iluminación del nuevo Ford Focus reconoce además las señales de tráfico de la carretera, lo que fomenta aún más su capacidad predictiva.

La mayoría de faros adaptativos del mercado utilizan el radio de giro del conductor como parámetro principal para variar la dirección del haz de luz. En el caso de estos sistemas, hablamos por tanto de una función “reactiva” más que “predictiva”, mientras que el sistema de iluminación adaptativa del nuevo Focus ofrece una anticipación real a las condiciones de la vía.

Ford Focus

¿Qué beneficios reales ofrece la iluminación adaptativa del nuevo Ford Focus?

Para explicar los beneficios que tiene este sistema es necesario llevar todo lo anterior a la práctica. Por ejemplo, si nos aproximamos a una rotonda o a un cruce, el haz de luz se ensancharía y acortaría, permitiendo una visión más periférica para iluminar todo aquellos que se escapa de nuestra dirección de marcha. Si por el contrario circulásemos en recta, el coche alargaría y estrecharía el haz de luz para tener una visión más lejana de a donde nos dirigimos; no hay confundir esto con las luces de largo alcance, las cuales por cierto ya se encarga el propio sistema de desactivar cuando vayamos a deslumbrar a un coche que circula por el sentido contrario.

Ford Focus

Otro de los grandes beneficios de este sistema de iluminación adaptativa es su uniformidad de giro respecto a otros faros similares. Las avanzadas ópticas Full LED del coche incorporan una configuración de tambor ajustable que suaviza las transiciones del haz de luz.

Nuevo Ford Focus