El nuevo Ford Edge estrena una tecnología de inteligencia artificial en su sistema de tracción integral que permite ahorrar combustible y mejorar la eficacia del mismo.

El nuevo Ford Edge estrena un sofisticado sistema de inteligencia artificial que favorece el buen agarre del coche en terrenos resbaladizos a la par que contribuye a reducir el consumo de combustible del SUV.

El sistema de tracción inteligente lleva bastante tiempo presente en la gama Ford. Vehículos como el Ford EcoSport, Edge, Galaxy, Kuga, Mondeo y S-MAX llevan tiempo utilizando este sistema que mide la forma en que las ruedas se agarran a la superficie de la carretera para ajustar la distribución de par entre las ruedas delanteras y traseras en menos de 20 milisegundos.

Ford Edge

A pesar de la inmediatez de este sistema, Ford ha logrado ir un paso más allá con la nueva tecnología de desconexión de tracción a las cuatro ruedas, una tecnología que estrena le nuevo Ford Edge y que permite reducir el tiempo de reacción a la mitad: 10 milisegundos.

6,5 % de ahorro en combustible frente al sistema de tracción anterior

El nuevo sistema de tracción inteligente que debuta en el nuevo Ford Edge utiliza información de docenas de sensores de alta tecnología que determinan en una fracción de segundo (10 milisegundos) si se necesita tracción en las cuatro ruedas solo a dos. Cuando el coche funciona en “modo tracción delantera”, el sistema ahorra hasta un 6,5 % de combustible frente al sistema de tracción anterior.

Ford Edge

Como cualquier otro sistema de tracción inteligente, el del nuevo Ford Edge funciona en modo de tracción a dos ruedas cuando las condiciones de la carretera son favorables, lo que contribuye a mejorar la eficiencia en el consumo combustible. Sin embargo, cuando las condiciones de conducción son más exigentes, cambiará en una décima de segundo a la tracción inteligente a las cuatro ruedas, proporcionando una tracción optimizada.

“El concepto es bastante simple, el desafío fue la ejecución. El cambio entre la tracción a las dos ruedas y la tracción a las cuatro ruedas debe ser lo suficientemente rápido y fluido como para que el cliente no sepa que está ocurriendo”, afirma Scott Beiring, supervisor de aplicaciones de motor de Ford.

Ford Edge

Otros factores que reducen el consumo de combustible en el Ford Edge

Además, de la desconexión de la tracción a las cuatro ruedas hay otros elementos que ayudan a reducir el consumo de combustible del nuevo Ford Edge. Entre ellos se encuentra la eficiencia del motor diésel EcoBlue de 2.0 litros y 190 CV, que ha mejorado sus cifras de consumo gracias a una mayor eficiencia en su funcionamiento.

El coche también incorpora la nueva caja de cambios automática de ocho velocidades, la cual ayuda a sacarle el máximo partido al motor de forma más eficiente.

Ford Edge

Por último, el coche incluye el sistema Auto Start-Stop de serie, una tecnología que como todos sabemos permite ahorrar combustible al apagar el motor cuando el coche se detiene en un stop, paso de cebras o simplemente en un atasco.