La aparición, por sorpresa, de imágenes del nuevo sedán premium francés, el DS 8, confirma su próxima presentación

Desde la desaparición de la gama de compactos de DS, los SUV son los únicos representantes de la marca en los concesionarios. Una situación que debería, y que tiene visos, de cambiar con la llegada de una berlina a la marca premium de Citroën.

Esperado durante el Salón de Shanghái, el mutismo de la marca en cuanto a la puesta en escena de un turismo emparentado con el Peugeot 508L y destinado a un público de mayor poder adquisitivo, el DS 8 debería irrumpir con méritos propios en mercados tradicionales, como el europeo, y emergentes, como el chino o ruso, buscando su lugar en el complejo segmento de las berlinas.

La comercialización del DS 8 se espera que se inicie desde el año próximo, posiblemente en primavera y, por lo tanto, su presentación debería ser, cuanto menos, durante el tercer trimestre de este 2019.

Una nueva propuesta en el emergente grupo de berlinas de  que será vendido en todo el mundo aunque ha sido en la propia China donde se han tomado y difundido unas fotografías que avanzan la imagen del DS 8.

La vuelta de las berlinas es un hecho

Un coche que, aunque comparte la plataforma del Peugeot 508L, la versión de arquitectura extendida y disponible para el mercado chino, tiene reminiscencias al difunto Citroën C5 en su última actualización, incluso, la forma de las ventanillas traseras y la caída del pilar C, aunque con aspecto más estilo fastback en el DS 8, son muy similares. Un pequeño spoiler se atisba en la imagen tomada por el ávido fotógrafo que buscó la mejor imagen que difundir de este coche nuevo.

La parrilla del frontal del DS 8 se muestra en forma de hexagonal, evocando también un pasado no muy lejano donde los sedanes fueron los familiares por excelencia, y apostando por la tecnología de vanguardia gracias a unos grupos ópticos superiores de LED y unas luces diurnas que, si bien, no son tan agresivas como los “colmillos” del propio Peugeot 508 o, por ejemplo, de las nuevas versiones del Peugeot 208, juegan un papel elegante y distinguido en este coche que debería luchar contra las todopoderosas berlinas alemanas de referencia.

Apoyado en su genética compartida con el citado Peugeot 508L, la cual tendrá una versión como híbrido enchufable, es posible que, junto con las nuevas propuestas electrificadas de DS, se ponga a la venta también un DS 8 PHEV un coche familiar con etiqueta CERO o ECO, digno de entrar en nuestro grupo de los mejores híbridos para con los que plantar cara a la moda SUV.