Con un precio de partida desde 14.400 euros, el Citroën C3 Aircross Rip Curl añade elementos de diseño distintivos y un equipamiento adicional a las versiones Feel valorado en 2.200 euros.

Llegó al segmento de los SUV más pequeños hace apenas 9 meses, y el nuevo Citroën C3 Aircross ya acumula 100.000 pedidos en Europa, de ellos 9.500 en el mercado español. Ahora, la marca francesa añade una edición especial Rip Curl, que se suma a las variantes del mismo nombre de los C4 Space Tourer, Grand C4 Space Tourer y Space Tourer.

Citroen C3 Aircross Rip Curl

En cuanto a diseño, el C3 Aircross Rip Curl se distingue por las llantas de aleación de 16 pulgadas acabadas en negro, y los logos Rip Curl en las puertas delanteras. En el interior, la nota diferenciadora llega de la mano del tejido en color gris con costuras blancas, con una banda azul en la parte superior de los respaldos.

Citroen C3 Aircross Rip Curl

 

Un ahorro de más de 1.500 euros

La ventaja de esta serie especial C3 Aircross Rip Curl va más allá de los elementos distintivos de diseño exterior e interior, que le otorgan un carácter más aventurero. Realizada sobre la base del Citroën C3 Aircross Feel, los Rip Curl añaden, como elementos destacados, el sistema ConnectNAV 3D con pantalla táctil de 7 pulgadas y función mirror screen y el control de tracción Grip Control con ayuda al arranque en pendiente.

Citroen C3 Aircross Rip Curl

El precio de todo el equipamiento extra de las versiones Rip Curl respecto a los C3 Aircross con acabado Feel es de unos 2.200 euros.  El comprador que elija la serie especial Rip Curl paga unos 650 euros más que por el acabado Feel, por lo que el ahorro asciende a los 1.550 euros. Las versiones mecánicas disponibles incluyen el motor PureTech de gasolina en versiones de 82, 110 y 130 CV, y el BlueHDI con 100 y 120 CV, este último con la caja de cambios automática EAT6.