El nuevo BMW X1, el todocamino de acceso a la gama SUV de BMW, se renueva

Como era de esperar, la actualización de la imagen de marca de BMW también se extiende hacia los modelos más modestos en todos los sentidos. En este caso, el obligatorio lavado de cara ha llegado al escalón de entrada a los SUV de la marca alemana. Por eso, era el momento de refrescar y adaptar al todocamino de menos tamaño de BMW.

Un refresco veraniego ya que este modelo estará disponible en los concesionarios, según el propio fabricante, desde este mismo verano de 2019.

Con todo ello, el nuevo BMW X1 muestra una imagen próxima al BMW X7, el buque insignia de los SUV de BMW. Con una parrilla sobredimensionada, la silueta que muestra el frontal supone una pose más abrupta y dura.

Un trámite obligatorio

La confluencia de líneas que ascienden y descienden alrededor de los «riñones», seña de identidad de BMW, provoca la sensación de fluidez algo que se agradece en un conjunto que parece haber sido desarrollado para provocar un impacto visual mayor que su antecesor. Una parrilla que viene a ser acompañada de los nuevos faros, muy próximos a los del también recién presentado BMW Serie 1.

El generoso aire entre los neumáticos y el metal de los arcos de los pasos de rueda, junto con una elevada altura de la nervadura principal que inserta los tiradores de las las cuatro puertas, invita a ver un coche elevado, de paneles cincelados con delicadeza y frialdad, una sensación que obliga a hacer un recorrido lineal desde los puntiagudos faros a los pilotos la vista lateral.

En la zaga, el nuevo BMW F48, código interno para este BMW X1 de 2019, recoge la línea superior que se dibuja en la carrocería, bajo las ventanas de las puertas hacia el portó trasero y muestra bajo el centro de su área el logotipo de la marca como elemento principal. A pesar de mantener también una línea visual elevada, contrasta con lo angosto del cristal de la luneta posterior, que debido a su altura reducida, provoca una sensación angosta, contra puesta al espacio que recoge los dos pilotos, seccionados en dos para favorecer la boca de carga, la matrícula y el nombre X1. El paragolpes, combina el negro del plástico que protege de los indeseados toques a la carrocería durante el estacionamiento y, debajo de este, un modesto difusor inferior en color plateado.

Para apoyar la actualización, BMW X1 de 2019 ampliará el catálogo con hasta cuatro llantas de nuevo cuño y unos colores de carrocería que ahora incluyen el Jucaro Beige Metallic, Misano Blue Metallic y el BMW Individual Storm Bay Metallic. Con la apertura de la puerta, los retrovisores proyectan el nombre X1 sobre el suelo.

A la espera de la nueva evolución tecnológica, el habitáculo recibe mejoras menores como una tapicería de nueva producción, la tapicería revisada, el nuevo selector de marchas y, como elemento opcional, un nuevo sistema opcional de info-entretenimiento con pantallas de 8,8 o 10,25 pulgadas.

Diésel, gasolina e híbrido enchufable de gasolina, con tracción total o delantera

Además de una actualización estética, la marca ha trabajado en la eficiencia de los motores. Por eso, los motores gasolina o diésel del nuevo BMW X1, lógicamente, cumplirán con las exigencias legales pertinentes.

Por un lado, las variantes que iniciarán la comercialización serán las versiones como BMW X1 sDrive16d, el BMW X1 xDrive25d y el VMW X1 xDrive25i.

Para la primera, el BMW X1 sDrive16d cuenta con el bloque de 1.5 litros, tres cilindros, TwinPower Turbo, produce 115 CV y 270 Nm de par, un conjunto mecánico asociado a una caja de cambios de siete velocidades y doble embrague.

La versión diésel más potente del nuevo BMW X1 será la que lleve el nombre de BMW X1 xDrive25d. Contando con tracción integral, su motor turboalimentado de cuatro cilindros cubica 2 litros y produce 230 CV y 450 Nm, la misma potencia que el BMW X1 de gasolina, el también de tracción integral BMW X1 xDrive25i, pero con un menor par motor, 350 Nm.

Respecto de la versión del BMW X1 híbrido y enchufable, el BMW X1 xDrive25e, se hará esperar hasta 2020. Este coche contará con un motor de gasolina TwinTurbo Power que generará 125 CV y 225 Nm, dirigidos al eje delantero, al que le apoyará un motor eléctrico que sumará 95 CV y 165 Nm de par y que enviará su trabajo al eje trasero, disponiendo en total de 215 CV y 385 Nm para un coche de tracción total.

En ambos casos, gracias al sistema de tracción total inteligente, el BMW X1 reparte el par disponible entre los ejes según las necesidades de la situación, garantizando una eficiencia máxima entre el trabajo generado por el motor y su repercusión en el agarre de los neumáticos..

En total, BMW asegura que habrá hasta 16 combinaciones posibles cuando la toda la gama del nuevo BMW X1 esté disponible según su oferta de motores, cajas de cambios, y tipo de tracción elegida.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5550
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 9,1150 - 36049 - 206

Ver todas las versiones del BMW X3 (41.350€ - 76.100€)