Así es el nuevo BMW Serie 8 Gran Coupe, la versión XL del concepto bávaro de gran turismo

Ya han pasado unos meses desde que BMW lanzó a las calles el renacer de la Serie 8 de BMW después de casi 20 años desaparecida. Este nuevo modelo ha venido a sustituir al Serie 6, que hasta ahora contaba con versiones Coupe, Cabrio y Gran Coupe.

Ya conocíamos las dos primeras variantes, como BMW Serie 8 Coupe y BMW Serie 8 Cabrio, e incluso, la edición más picante, la del BMW M8 Competition de techo rígido o descapotable, pero aún quedaba una más, la del BMW Serie 8 Gran Coupe de 2019.

A pesar de ser un coche nuevo, mantiene la esencia de los ya conocidos BMW Serie 8 y recoge la filosofía GT aplicada en el extinto BMW Serie 6 Gran Coupe pero aplicada a una prolongada la arquitectura en el nuevo BMW Serie 8.

El imponente porte del BMW Serie 8 Gran Coupe

De hecho, una de las diferencias que cabe destacar es que este Gran Coupe respecto de las carrocerías cabrio y coupe de la Serie 8 de BMW es que cuenta con una mayor distancia entre ejes, 201 milímetros, por lo que aparte de mejora el comportamiento dinámico en movimiento, potencia el espacio interior y, por ende, la habitabilidad.

Este coche tiene una longitud de 5.082 milímetros, 231 más que el Coupe; 1.932 de ancho, 30 mm más que la versión de dos puertas; y gana en altura ya que, con 1.407 milímetros de altura, es 61 mm más alto en comparación con su hermano cupé. Este crecimiento supone un aumento contenido de 70 kg sobre el que marca el su versión de dos puertas.

La sensación que provoca su silueta es la de una carrocería musculosa y elegante que no acaba nunca. Sin duda, la de un buque insignia, estandarte del lujo, comodidad y deportividad, todo combinado en un único coche con cuatro puertas y capacidad para hasta cinco personas, en palabras del fabricante, 4+1 por lo que se entiende que, hasta cuatro viajeros adultos podrían disfrutar de desplazamientos con todo el confort que un coche así debe aportar a sus ocupantes.

El habitáculo del BMW Serie 8 Gran Coupe

Obviamente, este coche lucha contra rivales premium como el Porsche Panamera o, incluso, el Mercedes-AMG GT de cuatro puertas, por eso, gracias al aumento de sus dimensiones respecto de la variante cupé, la amplitud que gana favorece el espacio libre entre las piernas y, sobre todo, las rodillas de los pasajeros de las plazas posteriores y el espacio aire sobre la cabeza de los mismos, convirtiéndose como una berlina de altas prestaciones y confort.

Una habitabilidad que no renuncia a la deportividad ya que, con un coche cuyos motores, de los que hablaremos a continuación, erogan hasta 530 CV, no se puede negar que ha sido concebido para demostrar sobre el asfalto sus dotes atléticas.

Por eso, el equilibrio entre confort y prestaciones mecánicas se conjugan en un habitáculo donde la inteligencia artificial también está presente gracias al BMW Intelligent Personal Assistant y permite la adaptación del espacio interior a los gustos y necesidades de sus ocupantes variando la iluminación interior, la climatización, grado de penumbra, calefacción/ventilación de asientos y el sonido ambiental, dependiendo del equipamiento concreto del vehículo.

Aparece de serie BMW Serie 8 Gran Coupe el BMW Live Cockpit Professional, un sistema de navegación y multimedia, así como un conjunto de instrumentación enteramente digital de alta resolución justo delante del volante con una pantalla de 12,3 pulgadas y una pantalla de información central de 10,25 pulgadas.

Para mejorar la experiencia de uso y su manejo, el nuevo sistema operativo BMW 7.0 se distingue por sus modernas funciones digitales orientadas con precisión a las necesidades del conductor. Para facilitar su operativa y hacerla más intuitiva, el usuario puede elegir dar sus órdenes a través de la pantalla táctil de información central, el controlador iDrive, los mandos en el volante, control de voz o control de gestos.

Los motores del BMW Serie 8 Gran Coupe

Cabe destacar que este vehículo destinará el trabajo de su motor al eje posterior o a las cuatro ruedas, en este caso, la gestión se realizará mediante la tracción integral xDrive, marca de la casa.

Dicho esto, la gama de motores, animados tanto por gasolina como por gasóleo, del BMW Serie 8 Gran Coupe de 2019 dan lugar a las versiones que siguen:

  • BMW 840d xDrive Gran Coupe: la versión más modesta del modelo, si es que contando con un motor de 6 cilindros en línea, de 2.993 CC, TwinPower Turbo, 320 CV de potencia y 680 Nm de par se puede decir que es un coche modesto.
  • BMW 840i Gran Coupe: el motor de gasolina de acceso a la gama también es un 6 cilindros en línea pero de 2.998 CC, también TwinPower Turbo, que produce 340 CV de potencia y 500 Nm de par.
  • BMW 840i xDrive Gran Coupe: la versión de tracción integral asociada al motor citado anteriormente. En ambos casos, el par máximo está disponible a tan solo 1.600 rpm hasta las 4.500.
  • BMW M850i xDrive Gran Coupe: el bloque V8, biturbo, de 4.395 cc hace su aparición en el, de momento, tope de gama. Con 530 CV de potencia y 750 Nm, es la opción más potente y merece la pena señalar que ha sido desarrollada por el departamento especialista M Motorsport.

En cualquier caso, BMW ha renunciado al uso de cajas de cambio manuales, y para todo bloque queda asociada la transmisión automática de 8 velocidades Steptronic.

De momento, estos son los tres propulsores que seguro montará el nuevo modelo de BMW, aunque se espera que llegue una opción híbrida enchufable.

Comercialización y precio del BMW Serie 8 Gran Coupe 2019

Aun que el precio del nuevo BMW Serie 8 Gran Coupe, en cualquiera de sus variantes, aún no ha sido comunicado, si sabemos que llegará a los concesionarios este mismo mes de septiembre, poco después de su presentación en un evento de la marca en Munich.