El nuevo BMW Serie 3 Touring acaba de ver la luz mostrando un diseño más agresivo, dinámico y con más carga tecnológica que nunca.

BMW está en plena ebullición, hace unos meses pudimos ver la sexta generación del BMW Serie 3 y la tercera del BMW Serie 1, dos modelos que han sido fundamentales para la marca a nivel de ventas. De hecho, no es raro ver alguno ya por la calle, con un diseño continuista pero más afilado que en anteriores generaciones.

Ahora le ha tocado el turno a la variante de carrocería larga o, como el fabricante siempre lo ha denominado, al BMW Serie 3 Touring. Ya han pasado 32 años desde que el primer representante de esta saga hiciera aparición en la generación con código interno E30. Desde entonces, se han fabricado 1,7 millones de unidades de esta versión, por lo que ya es toda una referencia dentro de los coches del segmento.

Un diseño más afilado que nunca

BMW ha buscado que su nuevo modelo dé una imagen dinámica y más musculosa que en generaciones anteriores. Para ello, sus dimensiones exteriores han aumentado: es 76 mm más largo, 16 mm más ancho y 11 mm más alto. Además, cuenta con 41 mm más de batalla y sus ejes son más anchos: 41 mm el delantero y 43 mm el trasero.

Exactamente como hemos podido ver en la variante sedán, el frontal del nuevo BMW Serie 3 Touring acoge los grandes riñones característicos de la marca y los afilados faros. El fabricante teutón ha conseguido que la prolongación de la carrocería no haya restado atractividad al conjunto. El familiar tiene unos nuevos raíles cromados en el techo y unas molduras con el mismo tratamiento presentes tanto en el pilar B y C como en los contornos de las ventanas.

La parte posterior también da una sensación de deportividad notable gracias a un alerón colocado en la parte alta del portón, los faros horizontales oscurecidos y la doble salida de escape en todas las versiones.

Un interior más espacioso

Algo característico de BMW y que la marca no puede cambiar es el puesto de conducción orientado al conductor. Sin embargo, este va modernizándose gracias a nuevas pantallas de información central y la instrumentación y los controles concentrados en pequeños paneles funcionales.

No cabe duda: este coche ha sido diseñado para ser más confortable, por lo que el espacio para los hombros ha mejorado en las plazas delanteras y dejan más espacio a la altura de la cabeza. Además, se ha conseguido un mayor espacio para las piernas en las plazas traseras y su accesibilidad, algo que se agradecerá a la hora de meter la sillita del niño por ejemplo. La banqueta trasera tiene tres anclajes ISOFIX y espacio para poner en este coche hasta tres sillitas infantiles.

Otra de las señas inconfundibles de un BMW Serie 3 Touring es la apertura de la luneta trasera por separado. En cuanto a su maletero, punto en el que un coche de este segmento debe destacar, cuenta con 500 litros de capacidad, por lo que está en la media de sus competidores más directos: un Audi A4 Avant tiene 505 litros, un Mercedes-Benz Clase C Estate cuenta con 460 libros y un Volvo V60 cuenta con 529 litros.

Resulta curioso como todas las opciones premium del mercado tienen menos maletero que un Ford Focus Sportbreak (608 litros) o que un Toyota Corolla Touring Sports (581 litros). Una característica novedosa es la incorporación de unos rieles en el piso del maletero que se extienden al cerrar el portón y tienen la función de mantener sujeto el equipaje.

Los mismos motores que la variante sedán

Como era de esperar, el nuevo BMW Serie 3 Touring tendrá el mismo abanico de motorizaciones que la versión sedán ya presentada. Por ello, podremos disponer de tres opciones diésel y otras tres de gasolina:

  • Gasolina: 320i de 184 caballos, 330i de 258 caballos y la versión tocada por M Motorsport: el M340i xDrive, con una potencia de 374 caballos.
  • Diésel: 318d de 150 caballos, 320d de 190 caballos y el 330d xDrive de 265 caballos.

El BMW 318d Touring es el único que monta de serie una caja de cambios manual de seis relaciones, aunque se ofrece como opción la transmisión automática Steptronic de ocho relaciones. Esta última viene de serie en el resto de versiones. En cuanto a la tracción integral inteligente, es parte del equipamiento de serie en las versiones diésel y gasolina más potentes y se ofrece como opción en el BMW 330i y en el BMW 320d. Además, la principal novedad en este aspecto llegará en el año 2020, cuando llegue la versión híbrida enchufable.

¿Te gusta conducir? El BMW Serie 3 Touring es tu coche

Se trata de un familiar que siempre se ha diferenciado de su competencia por el hecho de que es un coche en el que el conductor disfruta. Por lo tanto, la marca ha conseguido que este precepto siga vigente en la sexta generación.

Para ello, ha trabajado para conseguir que el coche tenga el centro de gravedad más bajo y la distribución de pesos sea de 50:50. Además, los ingenieros de la marca han trabajado para que, pese a que lleva una mayor carga tecnológica, el nuevo BMW Serie 3 Touring es hasta 10 kilos más ligero que la anterior generación.

Otro de los elementos que ayuda a disfrutar al volante es la suspensión opcional M Sport, que ajusta su dureza de manera progresiva y varía el recorrido de los muelles. Gracias a esto, se reduce de manera considerable el balanceo de la carrocería en curvas. Además, el cliente puede optar por los frenos deportivos M, que montan pinzas de cuatro pistones en las ruedas delanteras pintadas con el inconfundible color azul y aderezadas con la M del departamento deportivo.

Un equipamiento tecnológico muy completo

El equipamiento de serie del BMW Serie 3 Touring incluye sistemas de ayuda al conductor como el aviso de salida de carril, aviso de colisión frontal con intervención de los frenos o función de frenado que detecta ciclistas y peatones.

Como extra u opcional, podemos encontrar una gran variedad de asistentes a la conducción: control de crucero adaptativo con función Stop&Go, asistente de control de carril y dirección, asistente de mantenimiento en carril con protección de colisión lateral activa o la nueva generación de Head-Up Display.

Aparcar será cosa de niños gracias al Parking Assistant, que toma el control de la dirección, el acelerador, los frenos y la caja de cambios para aparcar y salir de una plaza de aparcamiento. Además, incluye el asistente de marcha atrás, capaz de invertir el mismo recorrido que hizo marcha delante hasta una distancia de 50 metros.

Un paso adelante importante se ha dado gracias a la instalación del sistema operativo BMW 7.0. Gracias a este, el conductor dispone de un cockpit virtual de 12,3 pulgadas tras el volante y una pantalla de 10,25 pulgadas en la consola central. Otro de los elementos que hay que destacar en este nuevo sistema es el BMW Intelligent Personal Assistant, un asistente por voz que viene a hacer competencia al todopoderoso MBUX de Mercedes-Benz

Por tanto, ya tenemos en el mercado la familia completa del nuevo BMW Serie 3, con un diseño más atractivo, un mejor comportamiento y más tecnología que nunca. Veremos si en esta generación veremos un M3 sedán e, incluso, una versión pasada por el gimnasio de nuestro protagonista de hoy: un BMW M3 Touring.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Sedan, Familiar, Hatchback4, 5370 - 520
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 8,8116 - 43144 - 204

Ver todas las versiones del BMW Serie 3 (34.300€ - 92.450€)