La nueva generación del BMW M5 tiene un nuevo integrante, la versión Competition de la bestia alemana gana en rendimiento y se va hasta los 625 CV.

Si la llegada del BMW M2 Competition ya nos puso los dientes largos, no sabíamos que no era más que un aperitivo para lo que estaba por llegar. Y es que BMW acaba de anunciar la llegada de la nueva bestia de su línea deportiva M: el BMW M5 Competition. Una berlina de altas prestaciones, configurado a medida y con 625 CV de potencia máxima, que promete unas sensaciones al volante que van más allá de la velocidad.

bmw m5 competition

Una bestia de 625 CV

Aunque el BMW M5 ya contaba con unos nada despreciables 600 CV de potencia, el fabricante alemán ha dado una vuelta de tuerca a su sedán deportivo. El nuevo BMW M5 Competition se presenta con 25 CV más que su hermano “pequeño” para, de entrada, anunciar una aceleración de 0 a 200 km/h en tan solo 10,8 segundos. ¡Casi nada!

En realidad, el BMW M5 Competition cuenta con el mismo motor que el M5 pero incluyendo varias especificaciones para mejorar su rendimiento. Así es como el V8 biturbo alcanza los 625 CV a las 6.000 rpm y tiene un par máximo de 750 Nm (igual que en el M5) pero con un rango de vueltas ampliado en 200 rpm y que va desde las 1.800 a las 5.800 rpm.

bmw m5 competition

Así es como el M5 Competition alcanza una velocidad máxima limitada de 250 km/h que se iría por encima de los 300 sin la limitación. Las especificaciones de esta versión más radical consiguen una mejor aceleración respecto a la versión estándar, haciendo el 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y alcanzando los 200 km/h desde una salida en parado en 10,8 segundos.

Configuración específica

El paquete Competition no solo consigue una mejor entrega de la potencia del motor. La configuración del chasis es específica para este modelo y trae consigo sustanciales ajustes en la suspensión de las ruedas, muelles y amortiguadores. Una puesta a punto personalizada para que la versión más radical del M5 saque músculo sobre el asfalto.

bmw m5 competition

La altura del coche baja 7 milímetros y se ha incluido una nueva barra estabilizadora en el eje delantero para garantizar la precisión al volante. Algo de lo que no teníamos duda alguna, puesto que el nuevo BMW M5 Competition incluye el exquisito sistema de tracción M xDrive con tres modos a elegir: tracción total, tracción total Sport y trasera.

Un completo paquete que garantiza todo lo que podemos pedir a un BMW serie M. Aunque para tenerlo a nuestra disposición habrá que esperar a que se inicie su producción en julio de 2018. Y aunque BMW no ha desvelado su precio en España, podemos tomar como referencia los 137.097 euros que cuesta el M5 convencional. A partir de ahí, habrá que sumar la puesta a punto para aumentar la potencia y toda la personalización de diseño interior y exterior que lleva consigo el nuevo M5 Competition.

bmw m5 competition