BMW presenta el nuevo BMW M2 CS, una edición limitada del M2 Competition puesta a punto para los que buscan sensaciones al volante.

La saga de modelos CS de BMW se completa con el nuevo BMW M2 CS, derivado del M2 Competition, y con mucho en común con el recién presentado BMW M2 CS Racing. Este modelo sigue la estela de éxito que han ido dejando los BMW M3 CS y BMW M4 CS entre los amantes de los coches destinados a ofrecer las sensaciones de conducción más puras.

Claro que todo tiene su precio: en Alemania, el M2 CS podrá comprarse a partir de 95.000 euros.

Diseño exterior del BMW M2 CS: ¡aquí estoy yo!

Como en cualquier BMW M, y más si luce las siglas CS, el diseño exterior es del todo menos discreto, en una clara muestra de poderío. El BMW M2 CS luce músculos de fibra de carbono, con un capó rediseñado, el primer techo en polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) que se monta en un M2, nuevo splitter y difusor trasero también nuevo y realizado en el ligero material.

Las llantas forjadas de 19 pulgadas con diseño de radios en Y pueden estar acabadas en color negro o en oro mate como opción. Lo importante es que pesan 9 kg las del eje delantero (9Jx19″), y 10 kg las del trasero (10Jx19″). Y que están equipadas con lo más deportivo de Michelin, unos Michelin Pilot Sport Cup 2 en medidas 245/35 ZR delante y 265/35 ZR para el eje trasero, con una homologación específica para este coche.

Lo que encontramos tras las preciosas llantas garantiza una potencia y eficacia sin igual como la que esperas de un coche así. De serie, los frenos M Sport, con las pinzas decoradas en rojo, cuentan con discos delanteros de 400 mm y pinzas de seis pistones, y traseros de 380 mm con pinzas de cuatro pistones. Opcionalmente, BMW ofrece los frenos BMW M Carbon, con discos cerámicos.

De cara a asegurar las mejores cualidades dinámicas, se incluye una barra de refuerzo entre las torretas de la suspensión delantera, también realizada en CFRP. Y el diferencial activo M, con un embrague multidisco controlado electrónicamente, permite en el modo M Dynamic un grado de deslizamiento que hará que derrapar con el M2 CS resulte casi como un juego de niños.

En el interior, de nuevo la presencia de CFRP, que aporta ligereza y un aspecto muy racing. Los asientos ultra ligeros proceden del BMW M4 CS, y para la tapicería se recurre a Alcantara y piel. El volante M Sport forrado en Alcantara con el indicador rojo tipo competición, forma parte del equipamiento opcional.

Motor turbo con 450 CV y suspensión adaptativa M

Bajo el capó del M2 CS, un viejo conocido: el 6 cilindros Twin Turbo con 450 CV, equipado con filtro de partículas. La potencia aumenta 29 CV respecto al M2 Competition.

Acoplado a un cambio M DCT de doble embrague con siete velocidades, permite al M2 CS acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos. Pero BMW también ha cedido en esta ocasión a las peticiones de los clientes de los modelos CS, y el M2 será el primer BMW CS en estar disponible también con un cambio manual de 6 marchas. En este caso, la aceleración 0-100 km/h es de 4,2 segundos, con la velocidad máxima en ambos casos limitada a 280 km/h.

Además de otras modificaciones destinadas a mejorar las mayores necesidades de refrigeración y de lubricación, el M2 Competition incluye un nuevo sistema de escape con dos mariposas controladas eléctricamente que aseguran al conductor la posibilidad de contar con el sonido del motor que necesita en cada momento, utilizando los modos de conducción del sistema Dynamics Control.

Galería de imágenes BMW M2 CS