El renovado Audi RS 4 Avant, disponible desde 99.950 euros, se suma a la avalancha de novedades que está presentando Audi Sport.

Vaya año de lanzamientos que lleva Audi Sport GmbH, la división encargada de los vehículos más deportivos de Audi. Ahora le toca el turno al renovado Audi RS 4 Avant, que llega tras haberse desvelado en los últimos meses los RS Q3 y RS Q3 Sportback, el Audi RS 7 Sportback, el RS 6 avant... y lo que todavía nos queda por ver.

Un familiar de altos vuelos y con mucha historia

Desde la aparición del ya mítico Audi RS 2 con motor de 5 cilindros y 2,2 litros de 315 CV, lanzado al mercado en 1994, la historia del Audi RS 4 pasa por las generaciones presentadas en 1999 (motor V6 biturbo de 2,7 litros y 380 CV), la de 2005 (motor V8 atmosférico y versiones con carrocería berlina, familiar y Cabrio) y la de 2012 (motor V8 potenciado a 450 CV, sólo con carrocería Avant).

Ahora, Audi renueva el RS 4 Avant que lleva en el mercado desde 2017, con el que se volvió al concepto de motor V6 biturbo. Se mantienen los 450 CV de potencia, con un par máximo de 600 Nm desde 1.900 a 5.000 rpm. Suficiente para que este familiar deportivo acelere de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos. La velocidad máxima limitada de serie a 250 km/h puede ampliarse hasta los 280 km/h con el paquete dinámico opcional RS.

Las distintas modificaciones realizadas en el motor V6 de 2,9 litros, que conserva la sobrealimentación con dos turbocompresores situados en el centro de la V que forman los cilindros, permiten a Audi anunciar una mejora de la eficiencia de un 17 por ciento. El consumo medio se queda así en 9,2 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 222 g/km, según el ciclo WLTP.

Tracción total y chasis deportivo

Como es habitual en los modelos RS de Audi, lo interesante aquí no es ya solo la potencia que es capaz de generar el motor, sino cómo se transmite al suelo, y los elementos con los que cuenta el conductor para gestionarla.

La clave es, una vez más, la tracción total permanente quattro y el cambio tiptronic de 8 velocidades. En el RS 4 Avant es mediante un diferencial mecánico, que reparte el par en una proporción 60/40 en condiciones normales. Si hay deslizamiento en algún eje, puede enviar hasta el 70% al eje delantero, y el 85% al eje trasero.

La suspensión deportiva RS es de serie. Cuenta con ajustes específicos, y rebaja la altura en 7 mm respeto al S4 Avant. Pero los clientes que de verdad quieran un RS 4 Avant «armado hasta los dientes» deberán tirar de lista de opciones para equipar el diferencial deportivo opcional y la suspensión deportiva RS sport plus, que incluye la amortiguación pilotada Dynamic Ride Control para controlar los movimientos de la carrocería.

También es opcional la dirección dinámica RS, que se ofrece como alternativa a la dirección asistida de serie. Es capa de modificar tanto la asistencia como la desmultiplicación, según el programa elegido en el Audi drive select.

Para el equipo de ruedas, el RS 4 Avant llega al mercado español con llantas de 20 pulgadas y neumáticos 275/30. Esconden unos discos de 375 mm en el eje delantero y de 330 mm en el delantero, con pinzas de 6 pistones en el primer caso. De nuevo recurriendo al equipamiento opcional, es posible sustituir los frenos delanteros por unos frenos de alto rendimiento con discos carbocerámicos de 400 mm de diámetro.

El nuevo RS 4 Avant por fuera y por dentro

Aunque los modelos S y RS de Audi suelen presumir de discreción, en este caso el nuevo RS 4 Avant incluye suficientes modificaciones respecto al resto de la nueva gama Audi A4 2019 como para no pasar desapercibido. Aun así, se ofrece la opción de solicitar el coche sin los anagramas RS identificativos.

Exteriormente no puede disimular sus grandes entradas de aire, necesarias para refrigerar el motor cuando se le exige al máximo. La parrilla sin marco y algunos detalles decorativos son característicos de los modelos RS de la marca, y también tiene pasos de rueda ensanchados. Opcionalmente puede personalizarse con el escape deportivo RS, que incluye las salidas decoradas en negro.

En el interior domina la pantalla táctil de 10,1 pulgadas del sistema MMI Touch, tras apuntarse el nuevo A4 al proceso de digitalización al que se está sometiendo toda la gama. También se incluye la instrumentación digital Audi virtual cockpit, que en este caso ofrece modos de visualización con pantallas específicas RS. Los clientes pueden elegir una mayor personalización del habitáculo a través de los paquetes de iluminación ambiental y el paquete de diseño RS.

El precio del nuevo Audi RS 4 Avant para el mercado español es de 99.950 euros.

Galería de imágenes Audi RS 4 Avant