Audi ha presentado en el Salón de Pekín su primer SUV de batalla larga. El denominado Audi Q5L estará enfocado al mercado chino.

Dos factores claves se han unido para dar forma al nuevo Audi Q5L. La imparable apuesta por los SUV ha encontrado un aliado perfecto en la creciente importancia del mercado chino. Y así es como Audi ha desvelado en el Salón de Pekín su nuevo modelo, un SUV de batalla larga que estará enfocado al mercado asiático.

Audi Q5L

Nuevo Audi Q5L

El nuevo SUV de Audi crece respecto a la versión original del Q5 para ofrecer más espacio interior. En total, la distancia entre ejes y la longitud total han aumentado 88 mm para conseguir aumentar el espacio de las plazas traseras que suman 100 mm de espacio adicional para las piernas. Mientras que el maletero puede pasar de los 550 litros hasta un máximo de 1.550 litros, dependiendo de la posición de los asientos.

Con las dos motorizaciones ofrecidas, Audi espera convencer a un mercado que cada vez cobra mayor importancia y en el que el Q5 ya era un éxito de ventas. Ahora, el nuevo Audi Q5L estará disponible con dos versiones del motor 2.0 TFSI, además del sistema de tracción quattro  y cambio S tronic de siete velocidades equipados de serie.

Audi Q5L

Las dos versiones disponibles del motor 2.0 TFSI de cuatro cilindros son de 190 o de 252 CV respectivamente. La unidad más potente acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos con un consumo de 7,3 l/100 km y unas emisiones de 174 g/km. Mientras que la opción de 190 CV alcanza los 100 km/h en 8,6 segundos con 6,9 l/100km y 164 g/km de consumo y emisiones respectivamente.

Este modelo, que se produce en la fábrica china de Changchun, comenzará a venderse en el verano de 2018. Según la motorización elegida, el Audi Q5L estará disponible en 5 líneas de acabado (Vogue, Lifestyle, Design, Sport y Sport plus), cada una con diferentes opciones de personalización en cuanto a diseño y equipamiento tecnológico y de seguridad.

Audi Q5L