De nuevo problemas con los airbags fabricados por Takata. Hasta 1,7 millones de coches, solo en EEUU, podrían verse afectados por un defecto grave.

Y es que el fabricante de dispositivos de retención Takata sigue padeciendo problemas con el funcionamiento de sus airbags. Una vez más, lejos de convertirse en un defecto exclusivo de los productos propios de este popular constructor, las consecuencias se extienden a los fabricantes de coches a los que surten distintos elementos de seguridad.

En este caso, vuelve a tratarse de un problema con el funcionamiento de los airbags de Takata. Una situación similar a la ya detectada anteriormente y que afectó, en aquel momento, a un total de hasta 90 millones de vehículos. Esto tuvieron que pasar por los concesionarios oficiales de diferentes marcas para reemplazar los airbags de Takata defectuosos. Un problema que sufrieron un total de hasta 19 fabricantes de coches.

El nuevo episodio en el fallo de la bolsa de retención, que afecta tanto a la del lado del conductor como al del acompañante, procede de un defecto del material con el que el dispositivo entra en funcionamiento. En consecuencia, en caso de colisión, el airbag de Takata explotaría arrastrando piezas que podría actuar como metralla, provocando daños de diferente importancia, incluso, daños irreversibles.

Un serio defecto que ha sido detectado y comunicado a través de la agencia estatal National Highway Traffic Safety Administration, dependiente del Departamento de Transportes, de Estados Unidos. No obstante, según los datos de la NHTSA, al menos 15 personas han fallecido y más de 250 han resultado heridas solo en Estados Unidos por culpa de este dispositivo defectuoso.

Airbags

Marcas y modelos afectados por la llamada a revisión de los airbags de Takata en EEUU

Las marcas, modelos, años de fabricación y cantidad de coches afectados por esta llamada a revisión por defecto de los airbags de Takata son los que siguen:

Audi: 6.523 vehículos afectados de los modelos

  • 2017 Audi R8
  • 2016-2017 Audi TT

BMW: 266.044 vehículos afectados de los modelos

  • 2015 BMW X1
  • 2007-2014 BMW X5 y X6
  • 2000-2003 BMW 5-Series y el X5 con volante del paquete deportivo.

Ferrari: se estima que cerca de 11.000 vehículos.

  • Sin concretar modelo ni año de fabricación.

Mercedes-Benz: 288.779 vehículos afectados de los modelos

  • 2010-2015 C250, C300, C300 4Matic, C350 y C63 AMG.
  • 2010-2017 E350, E350 4Matic, E400, E400 4Matic y E550 models.
  • 2010-2015 Mercedes-Benz GLK250, GLK350 y GLK350 4Matic
  • 2011-2014 Mercedes-Benz SLS AMG

Subaru: 826.144 vehículos afectados de los modelos

  • 2010-2013 Subaru Forester
  • 2010-2011 Subaru Impreza
  • 2010-2014 Subaru Legacy
  • 2010-2014 Subaru Outback
  • 2010-2014 Subaru Tribeca
  • 2010-2014 Subaru WRX

Tesla: 68.637 vehículos afectados de los modelos

  • 2014-2016 Tesla Model S

Volkswagen: 112.871 vehículos afectados de los modelos

  • 2015-2016 VW Eos
  • 2015-2017 VW CC
  • 2015 VW Passat

Una llamada a revisión que afecta a los vehículos europeos

En España ya tenemos constancia de que BMW llamará a revisión 8.566 en España de sus BMW Serie 5 y BMW X5, fabricados entre 2000 y 2004.

Por el contrario, otras marcas, como Subaru España, nos han informado que, a fecha de hoy, no tienen constancia de que este problema afecte a los vehículos destinados al mercado europeo y que fueron fabricados en el mismo periodo de tiempo que los estadounidenses.

Ante esta situación, se recomienda a los propietarios mantenerse informados mediante los servicios de atención a los clientes de los fabricantes. De igual manera, pueden hacerlo a través de los propios concesionarios donde adquirieron los coches en cuestión.

En cuanto a la sustitución de los airbags de Takata defectuosos, tanto los repuestos como la mano de obra carecen de coste para el usuario, siendo el fabricante el responsable de su pago.

Como suele suceder en estos y otros defectos, los fabricantes son los que entran en contacto con los propietarios de los vehículos afectados, bien por correo electrónico, carta o llamada telefónica.

Por último, puede hacerse uso de diferentes herramientas en línea, como puede ser la página de la Comisión Europea para alertas de seguridad a los consumidores. Es en este espacio donde se recogen los avisos a la población sobre productos de riesgo como pueden ser estas llamadas a revisión.