Después de unos meses desde que las pruebas de la ITV se pusieran más estrictas, 2 de cada 10 vehículos suspenden con sólo pasar la prueba de emisiones.

La ITV se puede convertir en una auténtica pesadilla en caso de que nuestro coche incumpla alguno de los estándares a los que está obligado en los nueve puntos clave que se revisan. Hace unos meses, la inspección se endureció, por lo que ha salido a la luz que el 20% de los vehículos no superan la primera ITV por las emisiones contaminantes. Además, ya no existen los fallos leves, por lo que la ITV se aprueba o se suspende.

No podemos echar la culpa a este trámite, y es que el principal problema del parque móvil español es que es uno de los más antiguos de Europa, puesto que su edad supera ya los 13 años de antigüedad. Inevitablemente, esto se traduce en un mayor número de vehículos que anualmente deben pasar por la ITV.

Por lo tanto, ha aumentado considerablemente el número de vehículos con emisiones fuera de lo legal con la nueva ITV. Estas nuevas pruebas consisten en que los vehículos más modernos, es decir, los que están homologados bajo las normativas Euro 5 y Euro 6, se inspeccionan mediante un sistema de diagnosis OBD.

Este sistema electrónico permite a los operarios de la ITV comprobar el estado de los sistemas anticontaminación que monta el propio vehículo. En caso de que este sistema detecte algún tipo de modificación que no autorizada previamente, el vehículo suspenderá la revisión de manera automática.

El 20% de los vehículos suspende la nueva ITV por la prueba de emisiones

Es por ello que la mayor dificultad a la hora de pasar la ITV en nuestro coche es la temida prueba de emisiones, y es que actualmente 2 de cada 10 coches no la supera en la primera revisión. Por lo tanto, esta alta exigencia es el detonante de que casi 6 millones de vehículos circulen por España sin haber pasado la ITV.

Ya te contamos cuáles son los fallos más habituales a la hora de pasar la ITV, por lo que los relacionados con los sistemas de alumbrado, los neumáticos y la suspensión siguen teniendo una gran relevancia. A estos problemas, que llevan años copando las causas de suspenso de la ITV, se une la prueba de emisiones.

Algo que lleva vigente mucho tiempo es que el usuario puede pasar la ITV en cualquier comunidad autónoma independientemente de que esté empadronado en la misma. Os preguntaréis que para qué ibais a hacer eso, pero es que los precios de la ITV varían en función de dónde la pasemos. Por ello, no te pierdas nuestro reportaje sobre dónde es más barato y más caro pasar la ITV.