La octava generación del Volkswagen Golf está a punto de llegar y con ella su versión más eficiente. El nuevo Golf GTE promete una autonomía mejorada de 60 km.

El Salón de Ginebra 2020 está a la vuelta de la esquina y con él todas las novedades que os hemos ido contando. Volkswagen acaba de desvelar las imágenes definitivas de toda su gama Golf. Los nuevos GTI y GTD además de este Golf GTE, tendrán su puesta de largo el próximo día 3 de marzo en Ginebra.

El Volkswagen Golf GTE no es nuevo. En la anterior generación del compacto ya vimos este sistema híbrido enchufable que, lejos de ser un experimento a la aventura, parece que ha funcionado. Tanto es así que los alemanes ofrecerán la octava entrega de su Golf también con esta alternativa PHEV además de las ya conocidas de gasolina y diésel.

Detalles que le diferencian

El nuevo Golf GTE no deja de ser prácticamente igual que sus hermanos de gama. Pero, como versión enchufable, tiene rasgos diferenciadores. Por fuera las inscripciones “GTE” y sobre todo la ausencia de salidas de escape son las señas de identidad de esta versión. De puertas para dentro contará con doble pantalla. Una en el salpicadero de 10 pulgadas y la otra para la instrumentación digital de 10,5 en el acabado más alto de la gama.

Batería con un 50% más de capacidad

Volkswagen quiere apostar fuerte por este modelo y se nota. Se ha mejorado todo el bloque en su conjunto para darle este GTE un rendimiento dinámico propio de un GTI pero con las ventajas y eficiencias de ser un coche con la etiqueta 0 emisiones.

El sistema de propulsión combina el motor gasolina 1.4 TSI de 150 CV con uno eléctrico de 115 CV. El cambio asociado al motor es el conocido DSG de doble embrague y 6 relaciones. Todo el sistema ofrece una potencia combinada de 245 CV, la misma que el GTI, con un par máximo de 400 Nm, lo mismo que el GTD. Podría decirse entonces que este GTE combina lo mejor de cada hermano de la gama con el añadido de consumir mucho menos combustible.

La batería de iones de litio es nueva. Cuenta con un 50% más de capacidad de energía (13 kWh) y consigue extender la autonomía en modo EV hasta los 60 kilómetros. El coche es capaz de circular en modo eléctrico hasta los 130 Km/h donde, a partir de ese momento, entrará el modo híbrido. Siempre que la batería tenga suficiente carga, el coche arrancará automáticamente en modo eléctrico.