A menos de un mes para que dé comienzo, Opel anuncia las grandes novedades que expondrá en la cita alemana

A pesar de estar aún en pleno agosto, con el 60 por ciento de los españoles de vacaciones, las marcas y los medios ya estamos haciendo cuentas de los días que faltan para que dé inicio el Salón de Francfort de 2019.

La cita europea de final de verano marca la transición entre el frío pero siempre rimbombante ginebrés y el engalanado parisino de octubre. Un punto de equilibrio donde, sin grandes pompas, las novedades presentes en Frankfurt sí que marcarán el devenir de ciertas marcas. Éste es el caso de Opel.

Y es que el fabricante alemán, ahora en manos del grupo francés PSA, pasa por una profunda renovación tanto conceptual como tecnológica y tiene ante sí la posibilidad de volver a ubicar su logotipo entre el Top10 de coches más vendidos o ver cómo fabricantes asiáticos le quitan el balón, modelo a modelo, en la combatida cancha de juego que es el mercado de los coches nuevos.

Nuevo Opel Corsa

Por eso el nuevo Opel Corsa en su sexta generación presentará la mayor innovación tecnológica que la saga haya visto en su historia: el Opel Corsa-e.

Además de las nuevas versiones con motores actualizados y adoptando la tecnología del grupo comandado por Peugeot, los motores diésel y gasolina verán como los carburantes fósiles ven una nueva alternativa y, a la vez, un nuevo rival en la electricidad.

El Opel Corsa eléctrico apoyará su intento de expansión dentro de los utilitarios urbanos de tamaño contenido en su afilado aspecto y en disponer con una batería cuya autonomía máxima ha sido homologada en 330 km.

A pesar de que ni el precio del Opel Corsa-e ni el de la gran mayoría de coches eléctricos se acerca a lo que entendemos como un coche barato, sí que es cierto que, incluso en duelos directos contra otras opciones emparentadas, la elección por el precio entre el Peugeot e-208 y del Opel Corsa-e puede suponer que la balanza del comprador se incline a uno u otro modelo.

Por eso, para quienes puedan, comparar in situ en las instalaciones del IAA de Frankfurt ambos modelos, podría ser una gran oportunidad para analizar y decidir cuál de estos dos comprar.

Nuevo Opel Grandland X Hybrid4

Y si la electrificación plena de modelos es la gran esperanza para la industria de la automoción, la inclusión de equipos eléctricos que supongan la hibridación de motores tradicionales es la gran baza actual de los fabricantes para salir del paso ante las cada vez más asfixiantes medidas para mejorar la calidad del aire.

Así, el todocamino de Opel, el Grandland X Hybrid4, supone ese paso intermedio entre la asunción de la electricidad como única fuente energética o la dependencia total de los hidrocarburos para mover un automóvil.

Este SUV de 2019 contará con el motor de cuatro cilindros, 1.6 litros, de gasolina al que se le asociarán dos motores eléctricos independientes dotando al conjunto de nada más y nada menos que 300 CV de potencia (200 para el motor de combustión y 40 kW, algo más de 54 CV, para cada uno de los los eléctricos).

La colocación del motor eléctrico en el tren delantero, apoyando al térmico, se asocia a la transmisión automática de 8 velocidades. Por su parte, el otro eléctrico se integra en el eje posterior junto con el inversor y el diferencial, lo cual supone que este coche pueda actuar como un SUV de tracción total cuando esta configuración entre en funcionamiento.

La batería de 13,2 kWh ofrece una autonomía en modo eléctrico de hasta 52 km. Dependiendo de la situación de la conducción, el nuevo Opel Grandland X Hybrid4 contará con cuatro modos de funcionamiento: eléctrico, híbrido, AWD y deportivo en el que la acción de los motores eléctricos y el de combustión será diferente dependiendo de la configuración seleccionada.

Nuevo Opel Astra

La baza comercial para el veterano Opel Astra pasa por mejorar su eficiencia en el uso de carburante. Es por ello que en la cita local, Opel presentará su apuesta por la mejora en el consumo de combustibles fósiles con un Opel Astra cuyas emisiones de gases se han reducido en hasta un 21 por ciento menos.

Gracias a la introducción de las mejoras en los motores tanto diésel como gasolina, las variantes del Opel Astra arrojan ahora hasta cerca de una quinta parte de dióxido de carbono que los equivalentes comercializados anteriormente.

Nuevo Opel Zafira Life

Los monovolúmenes son los grandes damnificados ante la moda SUV. Con el enemigo en casa, otro nombre veterano en el catálogo de Opel y uno de los referentes del grupo de coches familiares de alta capacidad de ocupación y carga es el Opel Zafira que presenta su cuarta generación con tres carrocerías.

Según la longitud de la carrocería, el nuevo Opel Zafira Life se comercializa según las tallas S (4,6 metros), M (4,95 m) y L (5,3 metros) y una capacidad máxima de hasta 9 plazas y un volumen de carga máximo de nada más y nada menos que 4.900 litros para el caso de la configuración como Opel Zafira Life L.

Además del espacio, la propuesta de este vehículo pasa por ofrecer un alto grado de confort y de tecnología que hagan a sus ocupantes disfrutar tanto de su uso como a quien la conduzca ya que, si Opel se ha esforzado en algo, ha sido en superar los estándares de manejabilidad, agilidad y dinamismo de este monovolumen.