BMW permitirá probar el iNext mediante realidad virtual y presentará su asistente inteligente junto a servicios digitales de carga de coches eléctricos.

La aparición de BMW en el CES 2019 prometía fijar las miradas en la movilidad del futuro. En este sentido, la marca alemana mostró más detalles del BMW Vision iNext, el futuro crossover eléctrico. Igualmente, informó de la llegada de un asistente personal para este modelo, que acompañará a los conductores en sus viajes. Asimismo, ofrecerá a los clientes servicios digitales para la carga de vehículos eléctricos. Por último, BMW permitirá probar el X7 o la motocicleta R 1200 GS en el exterior del centro de convenciones.

BMW Vision iNext: el futuro de la marca germana

A pesar de que se presentó durante la exposición de Los Ángeles en 2018, BMW ha desvelado más detalles. El primero de ellos, este automóvil contará con un asistente personal inteligente que acompañará a los usuarios.  Por otro lado, el BMW Vision iNext, el futuro crossover eléctrico de la marca, comenzará su producción en 2021. No obstante, su llegada al mercado aún es un interrogante para los más interesados.

Aunque está en fase de desarrollo, la firma alemana da la posibilidad de probar in situ el iNext mediante realidad virtual. Este simulacro de conducción se desenvuelve en el año 2025 en una “megaciudad futurista”. Gracias al asistente de BMW, los usuarios estarán guiados toda la simulación. Pasaremos de una conducción en modo ‘Boost’, controlando en todo momento el vehículo, a una conducción autónoma (modo ‘Ease’). De esta manera, podremos disfrutar de todas las opciones que ofrecerá este vehículo del futuro.

Conducción ‘Boost’ y ‘Ease’

A pesar de que todo parece indicar que el futuro de la conducción pasará a ser autónoma, este modelo incluirá la opción manual. BMW lo ha denominado modo ‘Boost’, donde el conductor podrá manejar en su totalidad el vehículo. A la hora de conducir nosotros, el habitáculo del piloto contará con dos paneles digitales, pedales y el propio volante.

Por otro lado, la conducción autónoma del coche se ha bautizado como modo ‘Ease’, delegando todas las funciones al vehículo. Además, destaca la desaparición de pedales y volante para “crear una sensación de espacio” en el interior. De igual forma, los paneles digitales ofrecerán información relevante respecto a nuestra ubicación, como eventos o lugares de interés.

BMW Intelligent Personal Assistant

La activación de esta ayuda para los usuarios se realiza mediante comandos de voz con las palabras “hey BMW”. No obstante, la marca europea informa que se podrán utilizar nombres personalizados para accionar esta opción. Algunas de sus funciones serán las de buscar un sitio donde aparcar o adecuar la temperatura dentro del coche. Otro de los objetivos de este asistente es conocer mucho mejor nuestras preferencias para “aplicarlo en el contexto adecuado”.

Esto significará contar con un vehículo inteligente que nos ofrezca todas las comodidades posibles. “Calefacción del asiento o destinos hacia los que navega con frecuencia”, explican desde BMW. Asimismo, la idea es que este sistema nos “gestione, organice y realice” labores para la movilidad diaria de los usuarios. Aunque se instalará en el iNext, este asistente recibirá a los visitantes que se acerquen al CES 2019. La llegada de este sistema de inteligencia artificial está fijada para marzo de este año, con el nuevo BMW X5.

BMW iNext

Servicios digitales para la carga de vehículos eléctricos

Recogido en el proyecto BMW ChargeForward, la marca germana pretende ofrecer servicios de carga para sus vehículos. Según informa, algo más de 300 propietarios de modelos BMW i están participando para desarrollar este plan. El objetivo es utilizar el suministro energético público en las horas donde la red esté menos cargada con precios asequibles. Incluso, podría interrumpirse el proceso de recarga en el momento que “la demanda sea particularmente alta”.

Gracias a la tecnología ConnectedDrive y la aplicación móvil BMW Connected, los modelos eléctricos e híbridos enchufables del grupo BMW podrán gestionarse “de forma inteligente la carga de sus baterías de alta tensión”. De esta forma, los usuarios podrán controlar en todo momento las situaciones de carga de su vehículo. Esta es la manera de apoyar la transición energética para una disminución de las emisiones contaminantes.

Los usuarios podrán probar el X7

Por último, el fabricante de Reino Unido permitirá a sus usuarios probar el BMW X7, presentado en Los Ángeles. A través de un circuito ‘off-road’, podrán disfrutar de las características que identifican al nuevo SUV de la marca. Asimismo, podrá probarse la autonomía de la motocicleta R 1200 GS. BMW recuerda que es “capaz de arrancar, acelerar, realizar maniobras en curvas, disminuir la velocidad y detenerse” de forma automática. No obstante, estas demostraciones se realizan fuera del Centro de Convenciones de Las Vegas.