La cúpula de Tesla mantuvo una reunión en la que se discutieron los próximos objetivos de la compañía. Entre las conclusiones, se sacó en claro que la producción de su camión eléctrico se retrasaría.

Tesla es una de las grandes animadoras del segmento de los coches eléctricos, intentando siempre estar un paso por delante de los demás fabricantes. La compañía de Elon Musk anunció en el año 2017 que crearía un camión cuyo nombre sería Tesla Semi y que este llegaría a las calles en 2019.

Pues bien, después de la última reunión de accionistas de la marca con sede en California, Musk expuso cuáles habían sido los resultados de la marca durante el pasado año. El visionario estadounidense resaltó el enorme éxito de ventas que ha tenido el Tesla Model 3, superando incluso las expectativas que tenía la propia marca.

¿Cuáles son los planes de Tesla en los próximos meses?

Por otro lado, se anunció que la pick-up de la marca será presentada “con suerte, en verano”, por lo que puede que durante los próximos meses podamos ver en qué consiste exactamente. El nombre de la misma será Tesla Ciberpunk y se espera que tenga tanto el aspecto como el tamaño de las clásicas pick-up americanas, aunque no tenemos duda de que la nueva criatura del fabricante californiano nos sorprenderá de alguna manera. Además, Elon Musk ya puso precio hace unos nuevos meses a la nueva pick-up.

El siguiente punto de la reunión fue el que centra esta noticia. El lanzamiento del Tesla Semi fue planeado para este mismo año, pero al final se retrasará hasta finales de 2020. El motivo es que los planes se han tenido que retocar debido a que el fabricante no puede construir tantas baterías.

Musk afirmó que: “No tiene mucho sentido aumentar la complejidad del producto si no tenemos suficientes baterías”. Un remedio que el CEO de la compañía ha puesto para solucionar esta falta de producción es que tendrán que la marca tendrá que invertir en minería para poder conseguir los materiales necesarios para poder fabricar las baterías.

Tesla anuncia nuevas aplicaciones, coches veganos e incluso submarinos

La compañía ha asegurado además que pretende lanzar una aplicación de VTC para competir con Uber en suelo norteamericano. Por el momento, sus coches irán manejados por un conductor, pero el objetivo final es que estos vehículos acaben siendo “robotaxis”, es decir, completamente autónomos.

Además, Elon Musk afirmó que tanto el Tesla Model 3, como el próximo SUV de la marca, el Tesla Model Y podrán ser veganos (sí sí, habéis leído bien). Esto significa que no se usará ningún material derivado de los animales en el interior de sus coches, por lo que el cuero podrá ser sustituido por materiales sintéticos. Sin embargo, algo que no va a cambiar es su política publicitaria, y es que seguiremos sin ver anuncios de Tesla en ningún lado.

Por último, Elon contestó a la pregunta de si entra en sus planes hacer un coche submarino. Lejos de extrañarse, respondió: “Tenemos un diseño de automóvil submarino, como el de James Bond en The spy who loves me”. Musk conoce bien el Lotus del famoso espía británico, puesto que está en su garaje personal desde que lo adquiriera en una subasta en el año 2013.

Sin embargo, será difícil que Tesla saque adelante un vehículo eléctrico que pueda bucear. El motivo parece claro: ¿Quién se metería debajo del agua en un coche plagado de baterías eléctricas? Yo tendría clara la respuesta, sin embargo, lo que parece claro es que Tesla seguirá trabajando para seguir sorprendiendo a sus seguidores.