Los niveles de conducción autónoma son cinco y se encargan de clasificar según el tipo de tecnología que equipa el modelo.

El sector de la automoción está sufriendo un gran cambio a pasos agigantados y es que la tecnología está inundando a todos y a cada uno de los nuevos modelos que están llegando al mercado y son muchos los fabricantes que están poniendo sus esfuerzos en la consecución del coche autónomo definitivo. Seguro que más de una vez has leído o incluso escuchado que la conducción autónoma está dividida en cinco niveles pero, ¿en qué consisten los niveles de conducción autónoma?

Los niveles de conducción autónoma son un conjunto de pautas determinadas por la Society of Automotive Engineers que tienen como objetivo clasificar las diferentes tecnologías por el grado de intervención del conductor. Actualmente existen cinco niveles.

Nivel 1 de conducción autónoma

El denominado como Nivel 1 de conducción autónoma es el más básico. Se puede decir que es dónde un solo elemento del proceso de conducción se toma de forma aislada. Es el caso de los sensores y las cámaras. En este nivel el conductor tiene plena capacidad para hacerse cargo del automóvil.

Esto no es algo nuevo, ya en 1990 Mercedes-Benz incorporó su control de crucero controlado por radar, mientras que Honda ya introdujo su asistente de mantenimiento de carril en el Honda Legend de 2008.

Toyota Land Cruiser

Nivel 2 de conducción autónoma

La autonomía de Nivel 2 es una de las más frecuentes que podemos encontrar en la actualidad. Los ordenadores de abordo empiezan a asumir múltiples funciones que antes realizaba el conductor y son lo suficientemente inteligentes para unir el sistema de dirección con la velocidad utilizando múltiples fuentes de datos.

El automóvil llevará a cabo tareas relativas al movimiento del vehículo, ya que éste tendrá capacidad para actuar de forma independiente. Eso sí, seguirá necesitando la intervención del conductor. Es importante hacer mención a un subnivel denominado 2+ que, según la SAE, es donde se encuentran los fabricantes en la actualidad. El conductor todavía está alerta y en control pero el automóvil también es consciente de su entorno y hace ajustes si es necesario.

Nivel 3 de conducción autónoma

En este escalón, el vehículo podrá tomar decisiones como frenar, cambiar de carril, pero puede seguir precisando la intervención el conductor. El nuevo Audi A8 pertenece al Nivel 3 de conducción autónoma, lo que significa que el modelo tiene el potencial de conducir, solo, en algunas circunstancias y asumirá el control de todas las funciones críticas de seguridad.

Está previsto que se llegue en 2020. El conductor estará en modo de espera pero puede desconectar el sistema en períodos de tiempo.

Audi A8 2018

Nivel 4 de conducción autónoma

A principios de la próxima década, los coches se conducirán completamente solos en áreas metropolitanas geocerradas, ya que la comunicación entre automóviles y con el medio mejorarán la precisión. Según Merc Christoph, gurú de los autónomos, “lo más probable es que usted simplemente alquile el vehículo, en lugar de ser dueño de él”.

En este nivel será el coche quien conduzca. Algunos fabricantes son muy optimistas y han apuntado que será funcional en 2022.

coches autonomos carglass

Nivel 5 de conducción autónoma

La diferencia entre el Nivel 4 y el Nivel 5 es muy simple; el último paso hacia la automatización completa no requiere que el automóvil esté en el llamado “dominio de diseño operativo”. El modelo podrá conducir completamente solo sea cual sea el entorno. Esto será posible gracias a la frecuencia, el volumen de datos y la sofisticación de los ordenadores y sistemas que equipan.

Si los pronósticos se cumplen, en 2035, habrá más de 21 millones de coches autónomos a nivel mundial. Comenzará a mediados de la próxima década y es posible que los coches no monten volantes de serie.