Nissan aúna las características de una berlina deportiva con un crossover en un solo coche, el IMS Concept, con propulsión 100% eléctrica.

De momento es un prototipo, pero el Nissan IMS Concept que se presenta en el Salón de Detroit podría anticipar un futuro modelo eléctrico en la gama Nissan. Y lo que la marca adelanta va más allá de un ejercicio de diseño.

Para empezar, el concepto en sí ya supone una declaración de intenciones. Primero, por las cifras que se anuncian para su sistema de propulsión 100% eléctrico. Y en segundo lugar, por el hecho de salirse de los caminos trillados, y buscar nuevos segmentos. Algo en lo que Nissan ya tiene experiencia: ahí están los Nissan Qashqai y Nissan Juke.

En este caso, el Nissan IMS Concept viene a coger lo mejor de un sedán deportivo y de un crossover, aunque en principio queda más ceca de lo primero que de lo segundo, como confirman sus proporciones. Mide 4,84 metros de longitud, 1,50 de altura y 1,90 metros de anchura, con una distancia entre ejes de 2,90 metros.

Recordemos que Nissan ha anunciado que lanzará siete nuevos coches eléctricos de aquí a 2022. Recientemente hemos visto uno en el CES de Las Vegas, el nuevo Nissan Leaf E+. ¿Será el Nissan IMS uno de estos futuros modelos?

Dos motores eléctricos, 4×4 y 600 km de autonomía

Con una nueva plataforma de desarrollo específico para coches eléctricos, el Nissan IMS Concept repite una configuración que cada vez será más frecuente. Lleva dos motores eléctricos, uno en cada eje, lo que asegura contar con tracción a las cuatro ruedas. La potencia total del sistema es de 360 kW (483 CV), y Nissan habla de una autonomía de alrededor de 600 km.

Sin duda, Nissan tiene un objetivo en el punto de mira al desarrollar este coche, sobre todo en el mercado americano: Tesla. Y es que a la marca que ha abanderado la electrificación, que durante años se ha establecido prácticamente sin competencia, se le están poniendo las cosas muy difíciles con lo que está por llegar.

Exótico por fuera, original por dentro

Si el diseño de la carrocería del Nissan IMS Concept no deja indiferente, lo mismo sucede con el interior. Las puertas traseras de apertura contraria a las delanteras y sin pilar B, o las agresivas llantas de 22 pulgadas bicolor en carbono y oro son algunos detalles que llaman la atención. Al igual que las cámaras utilizadas como espejos retrovisores, o la pintura metálica especial utilizada para la carrocería.

En el habitáculo, el Nissan IMS se adentra en el mundo de los coches autónomos, algo que a estas alturas no es ya ninguna novedad en un prototipo de salón. Como tampoco lo es un diseño del salpicadero creado en impresión 3D y presidido por pantallas en el que es difícil encontrar un botón.

Lo realmente original del interior del Nissan IMS Concept es su configuración de asientos “2+1+2”, denominada por la marca “Premier Seat”. Aquí, las dos plazas traseras exteriores pueden abatirse para dejar una única plaza central “premium”, a la que el conductor podría trasladarse cuando decida pulsar el botón que esconde el volante y deja el coche en modo autónomo. Puedes verlo en este vídeo.