De la primera colaboración entre Nissan e Italdesign surge el Nissan GT-R50, un prototipo que nos adelanta la nueva generación del Nissan GT-R.

Nissan e Italdesign se han asociado para celebrar juntos un aniversario muy especial, y se han “regalado” este prototipo, el Nissan GT-R50 by Italdesign. En el caso de Nissan, son 50 años desde que aparecieron por primera vez las míticas siglas GT-R. Para Italdesign, son también 5 décadas dando forma al mundo del automóvil con sus diseños.

Un anticipo del futuro Nissan GT-R

Lo primero que deja claro Nissan con el GT-R50 es que estamos ante un prototipo, no ante la próxima generación del Nissan GT-R. Pero es difícil de creer que no se aproveche el trabajo para el futuro deportivo de la marca japonesa, visto el resultado.

Nissan GT-R50

La base para realizar el Nissan GT-R50 ha sido el actual Nissan GT-R NISMO. A partir de aquí, lo mejor es que no te pierdas ni uno de los detalles que dejan ver las imágenes. Se identifica a la legua como un GT-R, pero es mucho más agresivo, y ya era difícil. Se ha reducido 54 mm la línea del techo, con un diseño del montante trasero y los pilares delanteros oscurecidos que hacen que parezca estar flotando. La distancia entre ejes se mantiene, pero gana en anchura, y también aumentan las vías.

Nissan GT-R50

Todas las líneas son más angulosas, pero las superficies son a la vez más limpias. Es como si se quisiera resaltar cada “músculo” de la carrocería. Los acabados en color dorado en toda la zona posterior y algunos elementos como las carcasas de los retrovisores, o las entradas de aire del capó, ponen la nota estridente, en un ejercicio de estilo que difícilmente pasaría a la serie. Sí encajaría perfectamente el color gris “kinetic” de la carrocería, o las espectaculares llantas de 21 pulgadas.

Nissan GT-R50

También nos ha gustado la propuesta para el interior, con un habitáculo muy racing en el que se ha simplificado el número de mandos en el salpicadero, y en el que dominan la fibra de carbono, la piel y el tapizado en Alcantara.

Bajo el capó: con el sello de NISMO

Para seguir siendo una auténtica amenaza al resto de deportivos de la categoría, el futuro Nissan GT-R no lo tendrá nada difícil. Diríamos que incluso no haría falta ni siquiera evolucionar el modelo actual. Eso es lo que presenta este Nissan GT-R50, con el motor V6 3.8 que tras pasar por las manos de NISMO ofrece aquí una potencia de 720 CV a 7.100 rpm, con un par máximo de 780 Nm.

Nissan GT-R50

Para la transmisión se recurre a un sistema transaxle con una caja de cambios de seis marchas y doble embrague, mientras que la amortiguación pilotada está firmada por Bilstein. Los frenos son Brembo, con pinzas monobloque de 6 pistones delante y discos de 390 mm, y pinzas de 4 pistones con discos de 380 mm en el eje posterior. Las llantas van calzadas con neumáticos Michelin Pilot Super Sport, en medidas 255/35-21 delante, y 285/30-21 para el eje trasero.

Galería de imágenes Nissan GT-R50 by Italdesign