Como el Áve Fénix, el New Stratos resurge de sus cenizas. Un proyecto que, definitivamente, ha pasado a ser una realidad

Voy a permitirme el lujo de confesarme para con quien lea este texto porque, uno de los coches que, personalmente, más interés y emoción me ha supuesto en los últimos años, ha sido el New Stratos.

Un proyecto, en cierto modo, que ha tenido cierta similitud con la reciente aparición del Lancia Delta Futurista de Automobili Amos. Otro tema que también me llega al corazón y del que otro día hablaremos.

Pero retomemos la historia del New Stratos o Nuevo Stratos de Manifattura Automobili Torino (MAT). De nuevo, con la marca Lancia de por medio pero sin apoyo de la misma.

La historia del New Stratos

Nos situamos en el año 2008. Un entusiasta de los coches clásicos y de los rallyes llamado Michael Stoschek, empresario y CEO de Brose Group, se lía la manta a la cabeza y, enamorado de aquel Lancia Stratos fabricado entre 1973 y 1978, decide emprender un proyecto para sacar adelante la versión del siglo XXI de aquel Lancia Stratos original.

Para ello, pide apoyo a Fiat a través de Ferrari. Desde Maranello se da cierto apoyo al proyecto siempre y cuando no se vincule con la marca del Cavallino. El propio mandamás de Ferrari del momento, Luca Cordero di Montezemolo, hizo un test privado en Fiorano del que, a la postre, sería el prototipo definitivo. Pero desde la cúpula de Fiat se cierra cualquier posibilidad de colaboración.

Entonces, el Michael Stoschek decide seguir adelante con su proyecto en solitario y pide a Pininfarina el desarrollo de su carrocería. Eso sí, para poder producir los New Stratos contaría con el chasis, el motor y la transmisión del, por entonces, Ferrari V8 más brutal de la gama: el Ferrari 430 Scuderia.

La primera unidad del prototipo sale adelante y es presentado al mundo a finales del mismo año 2010. Un deportivo que, incluso contando con un refuerzo estructural, marcaba 80 kg menos que el Ferrari 430 Scuderia, la versión más similar a su homólogo de circuitos.

El New Stratos erogaba una potencia de casi 560 CV para mover un cuerpo de tan solo 1.119 kg en vacío.

El coche hace diferentes presentaciones, incluso, participa como coche de seguridad en la caravana oficial del Rally Clásico de Mallorca de 2014.

Desde entonces, el proyecto queda congelado puesto que, Fiat emprende acciones legales contra lo que considera violación de su producto y obliga a Stoschek renunciar a su sueño, aún incluso cuando el registro del nombre de Stratos había sido adquirido por el magnate alemán con el fin de producirlo en serie.

El Nuevo Stratos resurge, de nuevo

Fue en 2014 cuando Paollo Garella, fundador del estudio MAT y el que fuera jefe de proyectos especiales en Pininfarina decide volver hacerse de nuevo cargo del proyecto que Maximilian Stoschek hubo confiado a Pininfarina.

Y es a finales de 2017, cuando gracias al es fuerzo de Garella cuando el New Stratos vuelve a la actualidad. El nombre, el vehículo y la presentación en el Salón de Ginebra de 2018 llega junto con el anuncio de una producción limitada a 25 unidades del Nuevo Stratos para 2019.

Ahora sabemos que, al menos dos unidades del Nuevo Stratos ya se encuentran de camino hacia sus nuevos hogares, en Alemania y EE.UU. respectivamente.

Esta versión final cuenta con un peso total de 1.247 kg, el mismo bloque de 4.308 cc, en disposición V8 con 557 CV producidos a unas emocionantes 8.200 rpm y un par de 519 Nm a 3.750 rpm. Con todo esto, el Nuevo Stratos acelera de 0 a 100 en 3.3 segundos. Alcanza los 200 en 9,7 y una velocidad máxima de 330 km/h.

Además, aquellos clientes que así lo deseen, podrán incorporar una caja de cambios manual. De origen, el Ferrari 430 Scuderia en el que, técnicamente, se basa el New Stratos, contaba con el cambio automático F1 de Ferrari.

El Ferrari 430 fue el último V8 de Maranello que ofreció, en su inicio, caja de cambios manual de seis velocidades. Por eso, quieres encarguen su Nuevo Stratos, podrán asociar al motor Ferrari la caja de cambios manual, haciendo aún más retro esta particular adaptación del icono.

El doble coste del New Stratos

El precio del New Stratos se estima en 500.000 euros. Además hay que añadir el coste, tanto económico como sentimental, de aportar la unidad del Ferrari 430 Scuderia necesaria para poder empezar su transformación hacia el Nuevo Stratos.

También hay que destacar que, para quienes deseen el New Stratos con caja manual, los Ferrari 430 con palanca sobre el puente de la transmisión son ejemplares difíciles de encontrar. Con la llega de la robótica en las cajas de cambio, la gran mayoría de los ejemplares de aquellos Ferrari 430 contaban con el citado cambio F1. Un motivo más para cuestionar si la reencarnación del Stratos merece el sacrificio de un Ferrari.