El verano es la época habitual para viajar por carretera. Por eso, recopilamos las infracciones o multas de tráfico que se tramitan entre países de la Unión Europea

Hasta la entrada en vigor de la Directiva Comunitaria 2011/UE del Parlamento Europeo, cometer infracciones del código de circulación fuera del país de origen podía salir gratis.

Llegado el caso, en el peor de los supuestos, la sanción más grave que se podría encontrar una persona que condujera fuera de su territorio nacional sería una amonestación verbal por parte del agente que pudiera identificar y detener al infractor.

Pero, para evitar que las infracciones, tanto si fueran leves como graves o muy graves, cayeran en saco roto, desde la Unión Europea se promulgó el texto que, desde 2015, gracias al Real Decreto que actualizó la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, hasta 8 infracciones viales cometidas fuera de España podrían ser aplicadas a un conductor español gracias a la Directiva europea que permitía el intercambio entre países miembros de información en materia de tráfico y seguridad vial.

Este marco legal supone que, entre los estados europeos, a excepción de Reino Unido, Irlanda y Dinamarca, los países del viejo continente, así como los que tiene acuerdo bilateral, se envía y tramita las sanciones en cuestiones de tráfico.

Por eso, te invitamos a informarte sobre la normativa vigente del país ya que, el desconocimiento de la norma no exime de su cumplimiento.

Además, si este verano tienes pensado viajar con tu coche por Europa, te interesa conocer los requisitos obligatorios para hacerlo de manera legal y segura y, además, a conocer qué sanciones o multas de tráfico podrán llegar al domicilio del infractor.

Multas procedentes del extranjero que se tramitan en España

Cabe señalar que, la aplicación del código local será la que aplique la sanción correspondiente. Por ejemplo y, como sabes, los límites de velocidad en Europa no son iguales.

Esto supone que si una persona europeo es sancionado en España por circular por encima de la velocidad máxima, se le aplicará las sanciones que en nuestro país procedan.

En caso contrario, si una persona española es detectada circulando superando la velocidad máxima permitida, por ejemplo, en Francia, la multa será la que el país galo establezca en su normativa en materia de tráfico.

En cualquier lugar, un conductor español recibiría las multa correspondiente que haya cometido en Europa de las siguientes infracciones:

  • Viajar en motocicleta sin el casco.
  • Circular sin el cinturón de seguridad abrochado o no haciendo uso de los sistemas de retención obligatorios.
  • No detenerse ante una señal de detención o incumplir la prioridad.
  • Manejar el teléfono móvil u otro dispositivo de comunicación durante la conducción.
  • Conducir superando las tasas de alcohol permitidas.
  • Conducir bajo la influencia de drogas, estupefacientes, psicotrópicos, o sustancias que produzcan efectos
  • Utilizar un carril prohibido o exclusivo reservado para vehículos autorizados, por el arcén.
  • Superar la velocidad máxima establecida.

¿Se tramitan las multas de un coche de alquiler conducido por un extranjero?

Sí. Dado que la notificación se envía a la empresa propietaria del vehículo, ésta procederá a la identificación de la persona que lo conducía durante el momento de la infracción.

En caso de que un ciudadano comunitario conduzca en un país europeo y, siempre y cuando se trate de alguna de las 8 infracciones que se tramitan entre estados miembros, que una persona extranjera conduzca un coche de alquiler no implica que las multas no se envíen y ejecuten.