Natalia Borodina, una agente inmobiliaria rusa, cometió una negligencia que le acabó costando la vida.

Natalia Borodina era una agente inmobiliaria de 35 años de edad que vivía en Cannes, Francia. Hace unos días se fue a Punta Cana (República Dominicana) para disfrutar de una bonitas vacaciones en la playa junto a su hijo de 8 años y una amiga ucraniana de 32 años de edad, Ivanna Boirachuk. Hasta aquí todo parece idílico, pero por desgracia esta historia no tiene un final feliz.

El pasado 10 de octubre, Natalia y Boirachuk (su amiga) decidieron dar una vuelta en coche sin la compañía de su hijo, un trayecto que según las autoridades dominicanas realizó bajo los efectos del alcohol e incluso de una droga psicoactiva.

Natalia Borodina muerte

Boirachuk conducía el coche mientras grababa con el móvil a su amiga que viajaba en topless en el asiento del copiloto. En un arrebato de inconsciencia, Natalia sacó medio cuerpo fuera del coche, una acción fatal que le acabaría costando la vida después golpearse la cabeza con un poste de la vía por la que circulaban. A continuación podéis ver el video del suceso, aunque avisamos que puede herir vuestra sensibilidad:

La trágica escena fue grabada en vídeo por la amiga de Borodina, algo que indudablemente ha causado su detención al quedar patente que conducía ebria mientras utilizaba el móvil al volante.

A pesar del accidente, Borodina llegó con vida al Hospital de Verón donde a pesar de las asistencias acabó falleciendo por las graves heridas que sufrió en su cabeza.

Elena Korolyova, una amiga de Natalia, salió en su defensa ante las críticas que recibió por su conducta negligente antes de morir. “Ella ayudaba en todo a su familia, que es muy pobre. Anhelaba un futuro mejor. Pero cualquiera puede cometer un error, no se la puede juzgar por lo que se ve en un video“, afirmó.