La seguridad de los vehículos autónomos todavía está en el aire. Tener en cuenta la estupidez humana es también importante…

Los coches autónomos y su seguridad es un tema controvertido. Hace poco un vehículo autónomo de Uber mató a un peatón mientras este paseaba con su bici. Es cierto que esta tecnología es nueva, sin embargo, hasta que no sea 100% segura no debería convivir con el resto de nosotros.

El sistema de conducción autónoma de la mayoría de los coches está diseñado para interpretar las leyes de tráfico, para respetar todo al «dedillo», sin embargo, todavía no están equipados para prever imprudencias y en definitiva, a la estupidez humana.

A partir de ahora los coches autónomos serán hasta un 25% más seguros gracias a un modo que nos gusta catalogar como «idiota«. Gracias a una programación mucho más fina y a una infinidad de posibles parámetros introducidos en el código, los coches autónomos serán capaces de anticiparse en parte, a acciones temerarias o estupideces que puedan cometer peatones, o incluso conductores.

Sobretodo en episodios de ebriedad, de noche, donde la visibilidad se reduce y la gente presta menos atención, es cuando el sistema debe ser más fino. Todo parece indicar que gracias al duro trabajo de los ingenieros, poco a poco nos acercaremos a esta «perfección» en la seguridad de los coches autónomos. Lamentablemente, dicha perfección no existe, y por mucho que se mejore siempre habrá riesgos, como en todo lo demás.

Los investigadores del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT han investigado ese problema y han comenzado a examinarlo en busca de posibles soluciones.

Hyundai Coches Autónomos Inversión De 35 Billones De Dólares

Gracias al estudio del comportamiento de otros conductores y peatones, se pueden aplicar técnicas de psicología social e integrarlas matemáticamente al código a través de algoritmos.

A continuación incorporaron técnicas a la IA para ayudar a clasificar a los conductores en dos categorías básicas: «colaborativo o competitivo».

BMW autónomos

Gracias a estas categorías el sistema será capaz de predecir de manera más eficaz los movimientos de los conductores, si este tiene una conducción más agresiva, si pone el intermitente, etc.

Respecto a los peatones, el sistema trabajará de manera similar, sin embargo se centrará principalmente en afinar al límite el sistema de reconocimiento para que el sistema reconozca sin fallos si el coche tiene al alcance a un humano o a un vehículo.