El Mitsubishi MI-TECH Concept que se presenta en el Salón del Automóvil de Tokio propone un sistema de propulsión híbrida enchufable con turbina de gas.

Mitsubishi está cosechando muchos éxitos con su Outlander, el SUV híbrido enchufable más vendido de nuestro mercado. En la prueba del Mitsubishi Outlander te contábamos las claves de este éxito.

Ahora, la marca japonesa nos muestra hacia dónde pueden ir los tiros en el futuro con el prototipo MI-TECH, que se presenta en el Salón del Automóvil de Tokio 2019.

También es un híbrido enchufable. Pero a diferencia del Outlander, o de otros PHEV, no combina uno o varios motores eléctricos con un motor de combustión, que podría ser gasolina o diésel. Aquí, Mitsubishi recupera una tecnología por la que ya apostó Jaguar con el C-X75, un prototipo de supercoche que, de momento, se quedó en eso, en un prototipo.

Veremos si cuando Mitsubishi presente en Tokio el MI-TECH concept nos aclaran algo más. Pero de momento, ahí tienes el dato: cuatro motores eléctricos, dos en cada eje… y una compacta turbina de gas. Las ventajas de este sistema, sobre todo, son su mayor compacidad, al ser la turbina de gas más pequeña que un motor de combustión. Pero también hay otras: eficiencia, alto rendimiento…

 

Si esta tecnología se queda en una mera demostración de ingeniería de cara a la galería, o si acaba en la producción en serie, será cuestión de tiempo. Lo que sí es seguro es que Mitsubishi seguirá apostando por la electrificación. Y que este concept también puede aventurar algunos rasgos de diseño de futuros modelos de la marca.

Otras de sus características incluyen el sistema MI-PILOT de ayuda a la conducción, que  es capaz de intervenir sobre la dirección y los frenos. Y también incorpora una nueva tecnología de detección óptica para proyectar información en el parabrisas.