Con el nuevo Mitsubishi Eclipse Cross, la marca japonesa suma un nuevo SUV a la gama, que se coloca justo entre el ASX y el Outlander. Está disponible desde 12.800 euros con descuentos.

Al nuevo Mitsubishi Eclipse Cross podríamos calificarlo como la versión “coupé” del Mitsubishi ASX. Más que nada por aquello de que visto de perfil o desde la zaga presenta una línea de techo descendente cuyo diseño puede recordar a un deportivo. Ya se sabe, en esto de los SUV hay hueco para todo. Y Mitsubishi se une a la tendencia de los “coupés de 4 puertas” que en su día inauguró el Mercedes CLS entre las berlinas, y que BMW trasladó al mundo de los SUV con el primer BMW X6. Vendrán muchos más.

Carrocería y diseño del Mitsubishi Eclipse Cross

El caso es que con su silueta de crossover deportivo, el Mitsubishi Eclipse Cross ocupa un hueco en la gama SUV de Mitsubishi entre el más familiar ASX y el Outlander, cuya versión híbrida enchufable PHEV sigue sumando éxitos de ventas. Una curiosidad, antes de seguir: Mitsubishi ya utilizó la denominación Eclipse para un coupé deportivo que se comercializó en los años 90. Al final han añadido la palabra “Cross” para distinguirlo de aquel… y para dejar claro que estamos ante un SUV. Vamos a verlo en un video.

La longitud total del Eclipse Cross es de 4.405 mm, con una anchura de 1.805 mm, y una altura de 1.685 mm. La distancia entre ejes de 2.670 mm, exactamente la misma que la del Mitsubishi ASX, con el que comparte plataforma. Aunque no lo parezca, este último es ligeramente más corto (4.335 mm). La altura libre al suelo no es muy alta comparado con otros SUV que podrían parecer menos preparados que el Eclipse Cross para salir del asfalto: 189 mm.

mitsubishi eclipse cross

Por tamaño y precio sus rivales serían los mismos que los del ASX. Por estilo y aspecto deportivo, quizás el que más se acerca podría ser un Peugeot 3008. En cualquier caso, las alternativas a tener más en cuenta dominan –y no por casualidad– el Top10 de los SUV más vendidos en España en 2017. Entre ellos, el Nissan Qashqai, el Hyundai Tuscon, el Seat Ateca o el Kia Sportage. Pero ojo que este año puede haber entradas nuevas, como el Opel Crossland X o el Skoda Karoq.

Interior: apuesta por el confort

El diseño del puesto de conducción, los materiales empleados y el equipamiento disponible dejan claro que el Eclipse Cross apuesta por el confort. Transmite una sensación de calidad ligeramente superior a la del ASX y tiene muchos huecos prácticos para dejar objetos. Como en otros modelos de la gama, existe algún que otro mando que no resultan de fácil acceso, pero no activan funciones de uso habitual, como es el caso del ordenador de viaje.

mitsubishi eclipse cross

En las versiones más equipadas no faltan elementos como la información proyectada Head-up-display, sistema de cámaras con visión cenital, los asistentes a la conducción más habituales y el sistema multimedia con conectividad para Android Auto y Apple CarPlay.

No falla en habitabilidad. Sin destacar frente a los rivales más espaciosos en altura o anchura –el techo descendente sólo puede ser un hándicap a la hora de entrar o salir del coche, pero no condiciona la altura disponible para la cabeza–, un detalle siempre interesante es la posibilidad de regular la distancia para las piernas desplazando la banqueta de los asientos traseros, así como la inclinación del respaldo.

mitsubishi eclipse cross

Permite a los pasajeros del Mitsubishi Eclipse Cross viajar más cómodos, o configurar el habitáculo para dar más capacidad al maletero, que puede llegar hasta los 485 litros de capacidad (20 menos en las versiones 4×4) con la banqueta en la posición más favorable, quedando en unos 380 litros cuando se prima el espacio para las piernas de los pasajeros. No es de los mejores maleteros entre los SUV de su tamaño, pero no está nada mal, y ese plus de versatilidad de la banqueta deslizante a veces vale más que un maletero más grande pero con la banqueta trasera fija.

Motores: ¿por qué esperar al diésel?

Mas adelante llegará un 2.2 diésel –de momento no hay ni se anuncia versión híbrida–. Pero hasta que se lance al mercado en septiembre, Mitsubishi pone a la venta el Eclipse Cross con un único motor de gasolina con virtudes suficientes como para que no tengas que esperar al actualizado motor 2.2 DI-D… salvo que te preocupe mucho el consumo.

mitsubishi eclipse cross

El motor de gasolina es un nuevo 1.5 de cuatro cilindros con inyección directa y turbocompresor, que anuncia una potencia máxima de 163 CV a 5.500 rpm, y un par máximo de 250 Nm disponible entre 1.800 y 4.500 rpm. Existe una variante con cambio automático de variador continuo 8CVT con 8 marchas fijas como alternativa al cambio manual de seis velocidades. También se puede elegir entre tracción 4×2 o 4×4, en este último caso sólo con cambio automático.

mitsubishi eclipse cross

Si nos atenemos a las cifras oficiales, entre las dos versiones 4×2 con cambio manual y automático hay muy poca diferencia en consumo combinado: 6,6 l/100 km frente a 6,7 del 8CVT, que pierde 5 km/h en velocidad máxima (200 km/h frente a 205 km/h del manual) y sin embargo gana segundo en la aceleración de 0 a 100 km/h, quedándose en 9,3 segundos. No me pronuncio sobre si merece o no la pena el cambio automático hasta no haberlo probado, porque no soy muy “amigo” de los cambios de variador (donde esté un doble embrague…) Pero con un precio de 1.500 euros, incluyendo las levas en el volante y el freno de estacionamiento automático con función Auto Hold, el cambio 8CVT puede ser una opción muy a tener en cuenta.

Gama y precios del Mitsubishi Eclipse Cross

Para el Eclipse Cross, Mitsubishi combina de momento el motor 150T de gasolina con tres versiones de acabado, Challenge, Motion y Kaiteki. La tracción total Super All Wheel Control es de serie en este último, y no puede equiparse como opción en los anteriores, que son siempre 4×2. Es un sistema de tracción total permanente que puede variar el reparto de la tracción entre ambos ejes en base a tres programas, Auto, Nieve y Grava.

El precio del Eclipse Cross con acabado Challenge y tracción 4×2 parte desde los 26.300 euros, que se quedan en 21.800 euros con el descuento actual, que alcanza los 4.500 euros. Tiene de serie todo lo imprescindible, incluyendo bluetooth, barras en el techo, volante multifunción, llantas de aleación de 16 pulgadas, sensor de luces y climatizador.

mitsubishi eclipse cross

A partir de aquí, pasar al acabado Motion supone unos 3.000 euros de incremento, en los que se incluyen entre otras cosas el sistema de infoentretenimiento más avanzado con touch-pad, instrumentación HUD, llantas de 18 pulgadas con neumáticos 225/55-18, climatizador bizona, sensores de parking, apertura y arranque sin llave y retrovisores abatibles eléctricamente.

mitsubishi eclipse cross

Por encima queda el Eclipse Cross con acabado Kaiteki, siempre asociado a la tracción total y al cambio automático. Son 6.500 euros más que el Eclipse Cross Motion automático, pero además del sistema 4×4 añade un equipamiento que roza el lujo y la exclusividad. Como elementos destacados suma la cámara 360 grados, faros bi-LED, control de crucero adaptativo, techo panorámico, tapicería de cuero, asientos calefactables, alerta de tráfico trasero o equipo de sonido Premium con 9 altavoces y 710 vatios.

GAMA                                               PVP               Precio con descuento

Eclipse Cross Challenge 2WD:        26.300 euros          21.800 euros
Eclipse Cross Motion 2WD:            28.500 euros          24.795 euros
Eclipse Cross 8CVT Motion 2WD:   30.000 euros          26.295 euros
Eclipse Cross 8CVT Kaiteki 4WD:   36.000 euros          32.790 euros