Mitsubishi ofrece el Eclipse Cross con motor de gasolina desde 19.700 euros, incluyendo un descuento de 5.750 euros. ¿Es una buena compra? Vamos a verlo.

El Mitsubishi Eclipse Cross, que se sumó en 2018 a los Mitsubishi ASX y Mitsubishi Outlander en la gama SUV del fabricante japonés, está ahora de oferta. Con 5.750 euros de descuento, tienes un Eclipse Cross con acabado Challenge por menos de 20.000 euros. Y es una buena compra.

En el lanzamiento, el Mitsubishi Eclipse Cross únicamente estaba disponible con motor 1.5 Turbo de gasolina de 163 CV. En 2019 Mitsubishi introdujo algunas novedades en la gama, incluyendo el Eclipse Cross con motor turbodiésel de 148 CV. Pero como vamos a ver, la configuración de la gama, los precios y el buen rendimiento del motor de gasolina hacen que todas las miradas se dirijan a este último.

Un SUV compacto con una interesante oferta

La primera consideración que hay que tener en cuenta es que, actualmente, el Mitsubishi Eclipse Cross con el motor de gasolina puede elegirse en cuatro acabados: Challenge, Spirit, Motion y Kaiteki. Además, también está disponible en versiones de tracción 4×2 o 4×4, y con cambio manual o automático.

Esto es importante porque si estás pensando en la versión diésel, únicamente se combina con el acabado superior Kaiteki y está ligada a la tracción 4×4 y al cambio automático. El precio de esta versión, incluyendo descuentos, es de 34.300 euros. La misma combinación con el motor de gasolina tiene un precio de 30.550 euros, casi 4.000 euros menos.

Muchos kilómetros hay que hacer al año para amortizar la inversión. Suponiendo, claro está, que no quieras renunciar a todo lo que ofrece la versión tope de gama, y no te conformes con un nivel de equipamiento inferior.

Así las cosas, y centrándonos en el Eclipse Cross de gasolina, que es el que interesa, tienes la versión de acceso con acabado Challenge, cambio manual y tracción 4×2 por 19.700 euros, incluyendo el descuento. Con acabado Spirit el precio sube a 21.000 euros, y a 22.800 en el caso de la versión Motion. Ojo, que estos descuentos son siempre financiando la compra.

El acabado Motion es el único en el que puedes optar por la transmisión automática de 8 velocidades, con un sobreprecio de 2.100 euros. Si quieres tracción total, como en el diésel, tiene que ser automático y en la versión más lujosa, el Kaiteki.

Vaya por delante que en la versión de acceso ya te llevas el equipamiento imprescindible. Pero merece la pena hacer el esfuerzo por el acabado Spirit. Son unos 1.300 euros más y te llevas las llantas de 18 pulgadas con neumáticos 225/55, elementos de diseño que realzan la imagen exterior e interior, retrovisor antideslumbramiento, retrovisores exteriores plegables eléctricamente, arranque por botón y pantalla táctil multimedia con conexión para teléfonos móviles. Y 21.000 euros sigue siendo un buen precio.

Al volante del Mitsubishi Eclipse Cross 150T

Con una longitud de 4,41 metros, el Eclipse Cross es una alternativa a SUV compactos como el Nissan Qashqai o el Skoda Karoq. Destaca por el diseño de la zaga estilo coupé, que le confiere un aspecto deportivo. También por una buena relación entre valor, equipamiento y precio (con oferta), así como por una buena presentación interior.

Al volante, sus principales cualidades son el confort de marcha que ofrece la suspensión a la hora de pasar por los baches y la facilidad de conducción, que se asemeja mucho a la que ofrece un turismo.

Nos ha gustado mucho la posición de conducción, la cantidad de huecos para dejar objetos y la disposición y el buen tacto de todos los mandos. En la versión Kaiteki que hemos conducido, la más alta de la gama, se incluye un HUD que proyecta información sobre una lámina de plástico detrás del volante, en vez de directamente en el parabrisas, como en otros sistemas más sofisticados.

Entre lo que menos nos gusta del interior, la visibilidad hacia atrás debido al diseño de la zaga, con la luneta dividida por el alerón. Y el manejo del panel táctil para moverse por los menús del sistema multimedia –compatible con Apple CarPlay y Android Auto– situado en la consola central, menos intuitivo que los habituales mandos giratorios.

En cuanto a versatilidad de utilización, la posibilidad de desplazar la banqueta trasera en caso 20 centímetros da mucho juego a la hora de modular el espacio para los pasajeros o para el equipaje. La capacidad del maletero en las versiones 4×2 puede variar entre 380 y 485 litros (los 4×4 pierden unos 20 litros), una cifra inferior a la de otros rivales de planteamiento más familiar que superan con facilidad los 500 litros. Pero es una cifra notable en cualquier caso.

Aunque su imagen es la de un SUV deportivo, el Eclipse Cross invita a circular tranquilo por varios motivos. En primer lugar, porque el ruido del motor se deja sentir en el interior más de lo deseado si conduces de forma agresiva, especialmente en la versión con cambio automático, de variador continuo. En segundo lugar, porque el consumo de este motor, como casi todos los de gasolina de baja cilindrada sobrealimentados, es muy sensible al ritmo de marcha.

Las prestaciones son buenas, al mismo nivel o incluso mejor que otros SUV de su tamaño con motores de gasolina de potencia similar, con un motor que ofrece una capacidad de empuje destacable en un amplio margen. Y el modo “Eco” ayuda a ahorrar combustible modificando la respuesta al acelerador, lo que permite conseguir medias reales en torno a los 7,5 l/100 km si no exiges todo lo que el motor puede dar de sí. Pero si “apuras”, esta cifra puede subir muy fácilmente por encima de los 10 litros.

Galería de imágenes Mitsubishi Eclipse Cross

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5359 - 378
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
6,6 - 7,7148 - 163151 - 183

Ver todas las versiones del Mitsubishi Eclipse Cross (26.650€ - 41.650€)