MINI ha presentado una novedosa transmisión automática Steptronic de 7 velocidades con doble embrague que permite acelerar sin interrupciones de par.

El fabricante británico de automóviles MINI ha presentado un nuevo tipo de transmisión que mejorará la experiencia de conducción en algunos de sus modelos. Hablamos de una caja de cambios de doble embrague Steptronic de siete velocidades que permite transiciones de marcha extremadamente rápidas, un alto grado de comodidad y una eficiencia optimizada. Esta transmisión está disponible para varias motorizaciones en el MINI 3 puertas, el MINI 5 puertas y el MINI Cabrio. Se ofrece como alternativa a la transmisión manual de 6 velocidades de serie.

MINI transmisión doble embrague

La nueva transmisión de doble embrague proporciona un dinamismo de cambio impresionante y ofrece un mayor placer de conducción al mismo tiempo que incluye todas las comodidades de una transmisión automática.

La transmisión de doble embrague funciona con una palanca selectora electrónica de nuevo diseño que siempre vuelve a su posición original después de cambiar entre el modo de conducción D, la posición neutra N y el modo de marcha atrás.

MINI transmisión doble embrague

El principio de diseño de la transmisión de doble embrague se ha adaptado directamente de la experiencia deportiva. Igual que en el circuito, permite a los conductores de MINI realizar maniobras de aceleración muy dinámicas al permitir subir de marcha sin interrumpir el par. El conductor puede seguir pisando el acelerador mientras el control de la transmisión establece los puntos de cambio con tal precisión en tan solo una fracción de segundo que la velocidad ideal del motor siempre está disponible después del cambio de marcha para garantizar un aumento continuo de la velocidad.

MINI transmisión doble embrague

Esto es posible debido a la estructura específica de la transmisión de doble embrague. Combina dos transmisiones parciales en una sola carcasa. El elemento central del sistema consiste en dos embragues refrigerados por aceite: uno de ellos es responsable de las relaciones de cambio pares (2, 4, 6), mientras que el otro es responsable de las relaciones de cambio impares (1, 3, 5, 7) y la marcha atrás. Durante la marcha, uno de los dos embragues está abierto y el otro, cerrado. Interactúan cuando el conductor sube o baja de marcha: la apertura de un embrague activa el cierre del otro al mismo tiempo.