Aunque funcione con electricidad, el MINI Cooper SE es tan ágil y divertido como un Cooper S… o incluso más. Y te sorprenderá su precio.

Unos 200 km de pura diversión entre carga y carga de la batería. Eso es lo que ofrece MINI con su primer coche eléctrico, el MINI Cooper SE. En realidad, anuncia una autonomía entre 235 y 270 km en el ciclo WLTP, según la utilización. Y si haces mucha ciudad, puedes llegar fácilmente a los 250 km reales.

Pero con una carretera de curvas por delante, o si te dejas llevar por las sensaciones que transmite el MINI al conducirlo… ya sabes lo que pasa con la autonomía de los coches eléctricos. Sobre todo en un coche como MINI Cooper SE, que “invita” a sacar siempre la mejor sonrisa.

Lo que quiero decir con esto es que puedes tener clara una cosa: estamos ante un auténtico MINI. Un coche con el dinamismo y las sensaciones del Cooper S de gasolina con 192 CV, pero que se desplaza sin ruido y sin consumir combustible. Y con unas sensaciones al pisar el acelerador que no tienen equivalencia en ningún otro modelo de la gama, no en deportivos mucho más potentes .

Sin duda, este MINI una de las mejores opciones si buscas un coche eléctrico divertido y diferente, entre los que añadiríamos al nuevo Honda e y al BMW i3 S. Los Opel Corsa-e y Peugeot e-208 son más baratos, pero también menos potentes y tienen un planteamiento más práctico. Te dejamos con un vídeo.

Detalles exclusivos del MINI Cooper SE

Exteriormente el MINI Cooper SE se distingue por algunos elementos decorativos específicos de esta versión. Además del logo “MINI Electric” en relieve, la rejilla del frontal está carenada, y se incluye una línea decorativa amarilla que también está presente en las carcasas de los retrovisores. Sobre la rueda trasera derecha se sitúa la toma de carga, donde en el resto de los MINI va la trampilla que da acceso a la boca de llenado del combustible.

El diseño del alerón trasero y los bajos carenados están modificados para mejorar la aerodinámica. Un detalle diferenciador muy llamativo son las llantas, también optimizadas de cara a reducir la resistencia aerodinámica, pero con un diseño asimétrico, algo que no es nada frecuente.

En el interior el Cooper SE incluye de serie la instrumentación digital con una pantalla de 5,5 pulgadas tras el volante y solidaria con él. Ofrece múltiples informaciones, desde el modo de conducción seleccionado, al estado de carga o el funcionamiento de las ayudas a la conducción.

Se complementa con la pantalla del sistema multimedia, que es de 6,5 pulgadas de serie o de casi 9 pulgadas en caso de instalar el navegador Plus. Gracias a una conexión de datos con una tarjeta integrada en el coche, ofrece funciones como la indicación del radio de acción sobre el mapa en función de la autonomía restante, así como puntos de recarga.

Motor, batería y recarga del MINI Cooper SE

Según la marca, la plataforma del MINI ya nació preparada su completa electrificación. En la zona del motor no hay problema, el motor eléctrico del Cooper SE, junto a la unidad de gestión y la transmisión, ocupan menos que el motor de combustión.

Rinde 184 CV y que permite al Cooper SE acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos. Como referencia, el Cooper S de gasolina lo hace en 6,7, aunque créeme si te digo que, al volante, da la sensación de que el SE acelera más… y mejor. Sin duda, en la cifra de aceleración tiene influencia el peso: la versión eléctrica pesa 145 kg más que el Cooper S con cambio automático. Pero la clave es que el par máximo, de 270 Nm, está disponible desde el mismo momento en que se inicia la marcha.

Y eso hace que la sensación de empuje sea caso instantánea y muy gratificante en el Cooper SE, sobre todo en el modo de conducción más dinámico. Puedes elegir entre cuatro, Sport, MID, Green y Green+, desde un botón situado en la consola. El primero está enfocado a una respuesta más deportiva, el segundo hacia el confort y los dos últimos a la eficiencia, llegando en el modo Green+ a desconectar las funciones de confort como la climatización, para conseguir la máxima autonomía.

En cuanto a la batería, tiene forma de T y se adapta en el piso del vehículo aprovechando el túnel central, por lo que no afecta a la habitabilidad ni a la capacidad de maletero, que es la misma que en el resto de la gama. La capacidad bruta es de 32.6 kWh, lo que da para homologar una autonomía de 235 km.

Admite recarga en un enchufe doméstico con el cable incluido de serie, y opcionalmente se ofrece un cable para tomas trifásicas en puntos de carga públicos. Mini también ofrece un Wallbox en opción, que permite recargar hasta el 80% de capacidad en unas dos horas y media, y hasta el 100% en tres horas y media, con potencia de 11 kW.

En marcha con el MINI Cooper SE

Si ya de por sí el MINI Cooper es un coche que transmite sensación de agilidad, en el Cooper SE esta virtud se multiplica.

La altura libre al suelo es casi 2 cm superior a la del Cooper S para dejar espacio para las baterías, pero el centro de gravedad está más bajo debido al peso y a la posición de las mismas. La suspensión es firme pero no incómoda, y la dirección rapidísima. El resultado es un coche que transmite sensaciones que recuerdan a un kart. Lo rápida y directa que resulta la dirección, junto a la inmediatez de respuesta del motor, convierte al MINI Cooper SE en el rey de la ciudad.

También pude conducir el Cooper SE por un tramo de autopista y algún kilómetro por carretera. Y me atrevo a asegurar que no tiene nada que envidiar al Cooper S. Si acaso, el ruido del motor cuando conduces de forma deportiva. Pero valorarás más la ausencia de él en el resto de situaciones de conducción, que su falta el día que puntualmente decidas hacer curvas.

El control de estabilidad tiene un ajuste especial para que la inmediata entrega de par no sea un problema a la hora de transmitir la potencia al suelo. Y se nota. Otros coches eléctricos con tracción delantera que hemos probado recientemente, como el Hyundai Kona EV, presentan problemas de motricidad al acelerar con decisión en arrancadas o mientras se toman curvas cerradas. Pero en el Mini, un sistema de control de deslizamiento integrado gestiona bien este apartado, con beneficios para la estabilidad y, seguramente, también para la duración de los neumáticos.

Una particularidad del Cooper SE es el sistema de recuperación de energía, con dos modos de funcionamiento: intenso o bajo nivel. Al arrancar siempre se activa por defecto la estrategia de recuperación más alta. En este modo, la función “one pedal” permite fuertes deceleraciones sin tener que tocar el freno, simplemente levantando el pie del acelerador.

Una vez superada la fase inicial de adaptación es fácil aprovechar sus ventajas, aunque creo que sería todavía más aprovechable si la conmutación entre el modo de máxima retención y el nivel normal pudiera realizarse directamente desde un mando o unas levas en el volante, en vez de en un interruptor en la consola.

Versiones, equipamiento y precio del MINI Cooper SE

El precio de partida del MINI Cooper SE para el mercado español es de 33.950 euros, correspondiente a la versión de acceso denominada S. El equipamiento incluye el adaptador de carga rápida (AC/DC), llantas de 16 pulgadas, climatizador, sensor de lluvia, faros LED, navegador, alarma y volante multifunción en cuero, como elementos más destacados.

¿Dirías que es caro? Pues apunta: son unos 2.000 euros más que el Cooper S con cambio automático. Y recuerda, te llevas la misma diversión al volante con todas las ventajas de la etiqueta CERO de la DGT… y el único «pero» de tener que depender de un enchufe y gestionar l

La variante con acabado M tiene un precio de 36.500 euros, y suma al equipamiento de las versiones S el acceso de confort, retrovisores exteriores plegables, retrovisor interior antideslumbramiento, sensor de parking trasero, cámara de marcha atrás, asistente a la conducción, llantas de 17 pulgadas y acabado interior en estilo negro.

Con un pecio de 39.000 euros, el acabado M añade llantas bitono, tapicería de cuero, faros LED adaptativos, sensor de parking delantero y la decoración interior en estilo “Electric”. El acabado XL suma al anterior el techo panorámico, y tiene un sobreprecio de 2.000 euros.

Galería de imágenes MINI Cooper SE

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5450
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
2,1 - 7,4102 - 23143 - 169

Ver todas las versiones del MINI countryman (26.750€ - 40.750€)