Por sus características, facilidad de instalación y precio, el nuevo dispositivo Michelin TPMS es el mejor sistema de control de presión de los neumáticos que puedes instalar en tu coche o moto.

Michelin pone en el mercado un nuevo dispositivo de control de presión de neumáticos que puedes instalar de forma muy sencilla en cualquier coche, moto o remolque. Se llama Michelin TPMS, y todo lo que ofrece son ventajas.

Sobre todo, si tu vehículo no cuenta con un sistema de control de neumáticos, obligatorio en la UE para los coches nuevos vendidos desde 2014. Pero incluso aunque así sea, Michelin TPMS puede ser una gran ayuda.

Un neumático que circula con un 20% menos de la presión recomendada reduce su vida útil en un 20%, lo que supone cambiar los neumáticos 8.000 km antes de lo previsto, para una duración estimada de 40.000 km

Y es que la falta de presión en los neumáticos, además de ser peligroso al aumentar las distancias de frenado y el riesgo de sufrir aquaplaning, también pasan factura al bolsillo. En efecto, un neumático con poca presión hace que el vehículo consuma más combustible (un 6% más con una falta de presión de 1 bar), además de que el desgaste de los neumáticos se acentúa.

Las ventajas del control de presión de neumáticos Michelin TPMS

Todo esto conviene tenerlo en cuenta a la hora de considerar la adquisición e instalación de un sistema como Michelin TPMS. Lo primero, porque los sistemas TPMS más básicos que incluyen muchos coches de serie no te informan de la presión en cada rueda, sino que alertan al conductor si un neumático pierde al menos un 25% de su presión.

En el caso de Michelin TPMS, el sistema alerta mucho antes: emite un destello cada 20 segundos si se detecta una pérdida de presión de un 15% respecto a la de referencia. Y añade una alerta acústica cuando la disminución de presión alcanza el 25%, o si la presión por exceso supera el 35%. Si se produce una pérdida de aire rápida, de alrededor de 0,15 bar por minuto o más, el sistema también emite una alerta visual y acústica que avisa al conductor de que debe parar.

Además, Michelin TPMS permite comprobar en cualquier momento la presión de cada una de las ruedas sin tener que bajarse del vehículo ni utilizar un manómetro. También ofrece un “modo nocturno”, que avisa al conductor antes de iniciar un viaje si al poner el vehículo en marcha se detecta que falta presión en alguno de los neumáticos.

Otra ventaja adicional con la que no cuentan los dispositivos convencionales de control de presión de los neumáticos es la información sobre el calentamiento de los mismos. Michelin TPMS emite una alerta si se superan los 90 grados centígrados en el interior del neumático, síntoma que puede ser indicativo de un posible reventón inminente.

Fácil instalación “plug and play”

Instalar Michelin TPMS en tu coche o moto es tan sencillo como sustituir los tapones de las válvulas de las ruedas por los correspondientes sensores (uno por rueda) y colocar la unidad receptora, que incluye a su vez la pantalla LCD, en el parabrisas del vehículo.

No hay que realizar ningún tipo de calibración, más allá de asegurarnos de que los neumáticos tienen la presión correcta antes de la instalación. El sistema se autocalibra con esa presión de referencia, y los sensores se vinculan automáticamente con el receptor, que funciona sin necesidad de cable gracias a un panel solar de alta eficiencia. De ahí que sea recomendable instalarlo en el parabrisas, en el caso de un vehículo de cuatro ruedas. También puede hacerse en cualquier otra parte de la consola, utilizando el cable de alimentación suministrado.

En cuanto a los sensores en las ruedas, ofrecen protección IP67, lo que los hace resistentes al agua y aptos para profundidades de hasta un metro. Esto quiere decir que no tendrás que preocuparte en un lavado o si conduces un 4×4 fuera del asfalto. Tu único “enemigo” serán los amigos de lo ajeno, aunque de nada sirven los sensores sueltos sin el receptor, que también es fácilmente desmontable, ya sea para llevártelo a casa o para guardarlo en la guantera del coche, por ejemplo.

Michelin TPMS puede adquirirse en la página web de fit2go, además de en las tiendas online de Amazon y de Ebay. Su precio es de 99 euros, y ofrece una garantía de dos años.

Información relacionada sobre la presión de los neumáticos

Aprende a medir las presiones de tus neumáticos como es debido 
¿Merece la pena inflar los neumáticos con hidrógeno?
Consejos para mantener en buen estado los neumáticos