Mercedes Clase E y CLS-AMG ya admiten pedidos. Altas prestaciones y tecnología EQ BOOST, que tienen su precio.

Mercedes AMG admite pedidos de sus nuevos deportivos de alto rendimiento a nuevos clientes con sus nuevos modelos Mercedes-AMG 53, disponibles en el Clase E (Berlina, Cabrio y Coupé) y el CLS. Estos nuevos modelos fusionan altas prestaciones, potencia y alta eficiencia con la elegancia característica de la marca. Ya se admiten pedidos para el mercado español de estos modelos que cuentan con una red de a bordo de 48 V que sirve de base para una propulsión Mild Hybrid.

Nuevo Mercedes AMG 53 y Clase E

Presentan un motor electrificado de 3 litros de cilindrada y sobrealimentación doble mediante un turbocompresor y gases de escape, así como un compresor adicional eléctrico. El motor V6 genera 435 CV con un par máximo de 520 Nm. Dispone también, de un arrancador EQ Boost que puede llegar a entregar hasta 22 CV de potencia y 250 Nm de par adicionales, el cual se encarga, además, de alimentar la red de a bordo de 48 voltios. Otros aspectos a destacar son  el nuevo cambio de nuevo marchar AMG SPEEDSHIFT TCT y la tracción integral, la cual, es completamente variable, AMG Performance 4MATIC+.

A continuación, te presentamos los precios que llegan al mercado español para los distintos modelos en esta tabla:

 

La tecnología EQ Boost

Durante la puesta en marcha, el compresor adicional eléctrico recibe asistencia del alternador arrancador EQ boost, y alcanza una presión de sobrealimentación elevada que hace aumentar con rapidez el par motor al acelerador antes de que entre en acción el turbocompresor de gran volumen activado por los gases de escape. Gracias a esto, el motor reacciona con espontaneidad extrema y genera una respuesta de gran dinamismo sin caída de la sobrealimentación.

Nuevo Mercedes AMG 53 y Clase E

La red de a bordo de 48 V sienta la base de la propulsión híbrida. Se alimenta por medio del alternador arrancador EQ Boost. Esto hace posible poner a disposición más energía eléctrica. De ahí que pueda decirse que la red de a bordo de 48 V sienta las bases para una hibridación más amplia de la propulsión. Con este método se consigue reducir el consumo en una medida que, hasta ahora, estaba reservada a la tecnología híbrida de alto voltaje. Gestiona también por primera vez el régimen ralentí.

Nuevo Mercedes AMG 53 y Clase E

Entre las funciones de propulsión híbrida se cuentan la asistencia al motor de combustión (boost) con 16 kW (22 CV) de potencia y 250 Nm de par, la recuperación de energía cinética, el desplazamiento del punto de operación del motor, el planeo y un arranque casi imperceptible del motor en la función de parada y arranque.

Cambio de 9 marchas AMG SPEEDSHIT TCT

Este nuevo cambio de marchas convence con transiciones extremadamente breves, reacciones rápidas a las órdenes del conductor mediante la leva de cambio, función de doble embrague y la reducción directa múltiple. Los cambios a una marcha más larga o más corta se ejecutan siempre sin retardos apreciables. Sin duda, un gran acierto de parte de Mercedes-AMG.

Nuevo Mercedes AMG 53 y Clase E

Tracción integral completamente variable gracias a AMG Performance 4MATIC

Este sistema inteligente conjuga las ventajas de distintos conceptos de propulsión. La distribución totalmente variable del par entre el eje delantero y el eje trasero garantiza una tracción ideal sobre cualquier terreno, lo que se traduce en una elevada seguridad de marcha, tanto sobre calzadas secas como húmedas, o al conducir con nieve. La transición entre la tracción trasera y la tracción integral y viceversa se realiza de forma progresiva, pues el control inteligente está integrado en la arquitectura completa de sistemas del vehículo.

Nuevo Mercedes AMG 53 y Clase E

Un acoplamiento con regulación electromecánica conecta de forma variable el eje trasero, propulsado en todo momento, con el eje delantero. La distribución ideal del par motor en función de la situación de conducción y de las preferencias del conductor se calcula de forma permanente. De ese modo es posible conducir en un rango variable y progresivo, desde la tracción integral para asegurar máximo agarre al firme hasta una tracción exclusivamente trasera.