Mercedes-Benz pone a la venta el C300 de híbrido enchufable, y el C 300 EQ Boost Mild Hybrid. ¿Merece la pena pagar la diferencia de precio por el enchufable? Ya te adelantamos que sí.

Cuando Mercedes-Benz presentó la versión híbrida enchufable con motor diésel del Clase C, el nuevo Mercedes C 300 de, nos pareció una magnífica opción por su relación entre prestaciones y consumos. Aquí tienes los detalles del nuevo Mercedes C 300 de, disponible tanto con carrocería berlina como familiar. Sin embargo, nos faltaba un detalle: el precio.

Ahora, Mercedes ha hecho oficial los precios tanto del C 300 de híbrido enchufable como del C 300 con tecnología EQ Boost de 48 V, esto es, la versión Mild Hybrid, en este caso con motor de gasolina.

Aunque no son directamente comparables por potencia, la duda que se puede plantear el comprador de una berlina de este tipo es clara: ¿mejor el híbrido enchufable o la versión Mild Hybrid?

Cuestión de precio… y de enchufe, más que de prestaciones

La respuesta es más fácil de lo que parece, en función de las necesidades de cada conductor. Porque en los dos casos las prestaciones están garantizadas.

El C 300 de lo hace mediante un 4 cilindros diésel de 194 CV acoplado a un motor eléctrico de 90 kW, para una potencia conjunta de 225 kW, equivalente a 306 CV. El par máximo de sistema se va hasta los 700 Nm. Con este propulsor, el híbrido enchufable acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, y alcanza los 250 km/h, si nos centramos en la berlina.

Ahora vamos al C 300 EQ Boost de gasolina. Tiene 258 CV y 370 Nm de par máximo. Sus cifras de prestaciones son 5,9 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, con la punta también limitada a los 250 km.

Si introducimos el factor consumo, los 6,0 l/100 km de media que homologa el C 300 pueden parecer mucho frente a los apenas 1,4 l/100 km del C 300 de, que se beneficia en el proceso de homologación de su condición de híbrido enchufable. En utilización real andarán muy parejos, en torno a 7,5 l/100 km de media… si no tienes donde enchufar el C 300 de.

Pero si tienes un enchufe en el trabajo o en el domicilio, el híbrido enchufable es definitivo. Su precio es de 55.375 euros, frente a los 50.125 euros del Mild Hybrid. Son 5.250 euros más en el caso del híbrido enchufable. Una diferencia que recomendamos pagar, si tienes en cuenta todo lo siguiente:

  • Que el C 300 de anda más, aunque no lo necesites
  • Que también ofrece mayor agrado de conducción en el uso diario, pues gracias al motor eléctrico tiene mucho más par, y desde más bajo régimen
  • Que si tienes un enchufe en casa o en el trabajo, puedes recorrer alrededor de 55 km utilizando solo energía eléctrica, con el ahorro que eso supone en consumo, aunque no llegases a amortizar la diferencia en precio únicamente con este apartado
  • Por último, y esto puede ser determinante, con el C 300 de te llevas un coche con etiqueta CERO, frente a la etiqueta ECO del Mild Hybrid. Y aquí hablamos de ventajas mayores…

Y si hoy por hoy no tienes dónde enchufarlo… también te recomendamos el híbrido enchufable. Seguirás beneficiándote de la etiqueta CERO (es una incongruencia, pero así está la ley), aunque funcionará como un híbrido convencional.

Y al ritmo que avanza esto, puede que antes de lo que esperas tengas disponible un poste de recarga más cerca de lo que ahora imaginas.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Sedan, Cabrio, Coupé, Familiar4, 2, 5285 - 460
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
4,2 - 10,4156 - 510112 - 236

Ver todas las versiones del Mercedes-Benz Clase C (41.105€ - 121.550€)