Mercedes-Benz presenta en el Salón de Frankfurt dos nuevos modelos híbridos enchufables (PHEV): GLE 350 de 4MATIC y GLC 300e 4MATIC.

Mercedes-Benz aprovecha el Salón del Automóvil de Frankfurt –del  12 al 22 de septiembre- para presentar sus nuevos Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC y el Mercedes-Benz GLC 300 e 4MATIC, además de hacer lo propio con el nuevo Mercedes-Benz GLE Coupé.

Ambos modelos tienen algo en común además de pertenecer a la familia SUV de la marca de la estrella, y es que estrenan la tecnología híbrida enchufable de nueva generación del fabricante. El gigante de Stuttgart presenta como principal baza una autonomía eléctrica superior a la de la competencia sin tener que perder habitabilidad por la posición de sus baterías.

Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC

El nuevo Mercedes-Benz GLE350 de 4MATIC es la punta de lanza de la ofensiva eléctrica de la marca, situándose como el miembro más grande de la familia EQ Power. El SUV de la marca pretende ser todo un referente en cuanto a confort de marcha otorgando un comportamiento silencioso y suave.

Uno de los puntos clave del nuevo modelo presentado en el Salón de Frankfurt 2019 es su amplia batalla -2.995 mm-. Esto permite que los pasajeros puedan disfrutar de espacio de sobra para ir cómodos en la segunda fila de asientos completamente ajustable.

El Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC es completamente capaz en superficies complicadas gracias a su tracción total variable. Además, la variante plug-in del SUV de la marca estrena nuevos sistemas de asistencia a la conducción como el “Active Stop & Go Assist”.

Además, los ingenieros de la marca han trabajado duro en el túnel de viento para conseguir un índice de resistencia aerodinámica de 0,29 cx, un valor muy bueno para un coche de su tamaño que mejora considerablemente la eficiencia. Gracias a esto, la marca promete que su nuevo Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC tiene una autonomía eléctrica de 100 kilómetros, teniendo un consumo cuando su motor diésel entra en funcionamiento de 2,5 l/100 kms.

La potencia combinada del tren motriz híbrido enchufable es de 320 caballos y un par de 700 Nm. Por ello, el nuevo Mercedes-Benz GLE3 50 de 4MATIC alcanza los 100 km/h en 6,8 segundos y tiene una velocidad máxima de 210 km/h -160 km/h en modo eléctrico-.

Por otro lado, el Mercedes-Benz es capaz de recargar su batería en un punto de carga del 10 al 80% en 20 minutos y requiere 10 minutos más para cargarla completamente.

Mercedes-Benz GLC 300 e 4MATIC

El hermano pequeño del modelo que os acabamos de presentar busca el lujo y el confort de marcha combinado con una mayor funcionalidad. Su diseño se caracteriza por unas formas dinámicas que ya conocemos del modelo Mercedes-Benz GLC convencional presentado este mismo año -el mismo que ha conseguido convertirse en el SUV más rápido del mundo en Nürburgring-.

Sin embargo, hay algunos cambios, como por ejemplo el dibujo lumínico que presentan sus faros Led, siendo también nuevo el diseño de sus ópticas Led traseras. Además, Mercedes-Benz ofrece como opción los faros Led Multibeam.

La inclusión de la batería necesaria para alimentar el motor eléctrico del Mercedes-Benz GLC 300 e 4MATIC no ha supuesto una pérdida de espacio en el habitáculo o en el maletero. El motivo es que, desde el primer momento en el que su desarrollo comenzó, se pensó en este hándicap propio de cualquier híbrido enchufable. Por lo tanto, el espacio para los pasajeros es generoso y su maletero cuenta con una capacidad de 395 litros -1.445 en caso de plegar los asientos traseros-.

El nuevo Mercedes-Benz GLC 300 e 4MATIC comparte tren motriz con el E300 e. Esto quiere decir que está formado por un motor de combustión alimentado por gasolina de 4 cilindros y 2.0 litros capaz de generar 208 caballos y 350 Nm de par que se complementa con un motor eléctrico que produce 121 caballos y 440 Nm de par. Cuando ambos trabajan en conjunto, la potencia es 316 caballos y 700 Nm con una autonomía eléctrica de 43 kilómetros.

Esta potencia se transfiere a las cuatro ruedas mediante una transmisión automática de nueve relaciones. Gracias a este conjunto, el Mercedes-Benz GLC 300 e 4MATIC alcanza los 100 km/h en 5,7 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h. Además, el propulsor eléctrico es capaz de mover el coche por sí mismo a una velocidad de 130 km/h.

Los dos SUV son un paso más en el objetivo de la marca

Tanto el Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC como el Mercedes-Benz GLE 300 e 4MATIC cuentan con el nuevo cargador de a bordo que duplica la capacidad de carga de 3,6 kW a 7,4 kW. Gracias a este, una batería completamente descargada puede alcanzar su máxima capacidad de carga en 1,5 horas. En caso de que el coche se conecte a un punto de carga doméstico, tardará aproximadamente 5 horas.

Además, el avanzado sistema de infoentretenimiento MBUX ha sido optimizado para que indique los puntos de carga que nos podamos encontrar durante el trayecto. El conductor podrá activar esta función con sólo pedírselo al asistente por voz.

Pese a que los dos SUV estrenan la última tecnología de la marca, Mercedes-Benz ya es un fabricante experto en tecnologías de hibridación. El primer modelo en electrificarse fue el Mercedes-Benz S400 Hybrid lanzado en 2009. Por lo tanto, después de 10 años desde que la marca lanzara su primer modelo electrificado, la estrategia ha aumentado a pasos agigantados, puesto que el objetivo es tener 20 modelos electrificados en 2020.