Tras la presentación del prototipo, la versión de producción del Mercedes Benz GLB no tardaría en llegar, como así ha ocurrido

Desde el Salón de Shanghai, Mercedes-Benz presentó el prototipo de un nuevo SUV de la marca. Un concept car que mostraba un aire muy sobrio, lejos de los habituales ejercicios de ingenio de diseño y avances futuristas. Esto nos hizo pensar que, al llamado Mercedes-Benz Concept GLB, solo le sobraba la etiqueta de «concept» para ser el todocamino definitivo que saliera de las líneas de fabricación. Y es lo que ha sucedido.

Mercedes Benz GLB, de prototipo a coche de producción en menos de tres meses

Con unas dimensiones de 4.634 milímetros de largo, 1.834 de ancho y 1.658 de alto y una distancia entre ejes de 2.829 mm, se sitúa entre los populares todocamino de la familia SUV de la marca, el Mercedes-Benz GLA y el recién presentado nuevo Mercedes-Benz GLC.

Sea como fuere, la arquitectura de este nuevo Mercedes Benz GLB permite una configuración de coche de cinco o hasta siete plazas, por lo que hablamos de un SUV capaz de transportar a un máximo de siete personas y su equipaje. Por ello, el maletero, para la versión de cinco, cubica 560 litros, para la de siete no se han facilitado aún esos datos pero será sensiblemente menor, como ocurre para este tipo de vehículos.

Regreso al futuro

Sorprende el aspecto de este coche, menos estilizado y más off-road, que la gama actual. De hecho, para quien firma este texto, recuerda a los extintos Mercedes-Benz ML, todocaminos de cortes más rectilíneos que heredaban aún la esencia y la actitud de los verdaderos todoterreno.

Su imagen portentosa ofrece un aspecto más aventurero que deportivo, en cuanto a la fortaleza de su musculatura, cuyos paneles lisos y sobrios, contrastan con uno pasos de rueda cuya distancia entre el neumático y la carrocería presupone una capacidad para contraer y extender la suspensión en caso de circular por una superficie irregular.

También es cierto que, para este nuevo Mercedes-Benz GLB, la marca germana ofrece tracción total 4Matic para los bloques tanto diésel y, en cualquier caso, una caja de cambios automática, también asociada a los motores de gasolina de siete velocidades para la opción más modesta y de 8 para el resto, para quienes busquen afrontar cualquier desafío fuera de los márgenes del asfalto. Los modos de conducción realizan un reparto 80:20 en modo Eco-Comfort, 70:30 en Sport y 50:50 en modo off-road.

Todo ello sin renunciar a la comodidad que un SUV de su talla debería ofrecer. Por eso cuenta con asistentes y ayudas a la conducción que potencien la experiencia tanto al volante como de acompañante y una suspensión diseñada para ofrecer el máximo confort y efectividad, sea la situación de conducción que sea.

Especificaciones del Mercedes-Benz GLB

GLB 200 GLB 250 GLB 200 d GLB 200 d
4MATIC
GLB 220 d
4MATIC
Cilindrada (cc) 1.332 1.991 1.951 1.951 1.951
Potencia (CV) 163 224 150 150 190
Par (Nm) 250 350 320 320 400
Caja de cambios 7G-DCT 8G-DCT 8G-DCT 8G-DCT 8G-DCT

 

El habitáculo SUV del Mercedes Benz Concept GLB

Como no podría ser de otra forma, el Mercedes-Benz GLB de 2019 muestra en su salpicadero la doble pantalla de información, tanto de los indicadores como velocímetro o marcador de revoluciones, como del sistema MBUX en la parte central. Un despliegue digital, en cuanto a la extensión displays y su longitud, que no podía faltar en este SUV de nuevo cuño.

Respecto del resto, el lujo y los materiales de alta calidad hacen su aparición en detalles como el tapizado en piel, las costuras o las incrustaciones de elementos nobles que contrastan con la colocación de iluminación por LED que ambientan el habitáculo del nuevo Mercedes Benz GLB que estará a la venta a finales de este mismo año, aunque aún no se ha comunicado su precio pero sí que será fabricado en México y China.